Skip to main content

Microsoft trae las defensas de red del antivirus de Windows a macOS

MacBook Pro
(Image credit: Apple)

Microsoft afirma que va a traer una de las funciones principales de ATP (protección contra amenazas avanzada) del antivirus de Windows 10 a macOS.

Según su hoja de ruta, la empresa de Redmond está ahora implementando funciones de protección de red en la versión macOS de Microsoft Defender for Endpoint. Microsoft dice que esta defensa minimiza la probabilidad de que un dispositivo protegido sea atacado a través de internet, "evitando que los empleados utilicen aplicaciones para acceder a dominios peligrosos que podrían contener phishing, exploits y otras amenazas en la red".

La función, que se espera llegue en diciembre, también introducirá medidas de seguridad para bloquear el tráfico saliente a dominios notoriamente peligrosos.

Antivirus Microsoft para máquina Apple

La primera versión del antivirus Microsoft Defender para macOS salió a la luz en verano de 2019, con la mayoría de las funciones presentes en la versión para Windows 10. Con este nuevo módulo de protección de red, las dos versiones son ahora prácticamente idénticas.

El antivirus de Microsoft se está encontrando con problemas en la última versión de macOS — conocida como Big Sur — que salió la semana pasada.

Según Microsoft, las nuevas extensiones de macOS 11 tienen problemas intermitentes que afectan a máquinas macOS equipadas con algunos modelos de tarjetas de video: "en raras ocasiones, los dispositivos macOS afectados han experimentado errores fatales (Kernel Panic) con algunas extensiones del sistema ”. El Kernel Panic es más o menos el equivalente a las pantallas azules de Windows, y ocurre cuando el sistema operativo detecta un error fatal y se apaga o reinicia automáticamente.

En muchos casos, el simple reinicio es suficiente para resolver la mayoría de los problemas de este tipo pero, si el kernel panic ocurre con frecuencia, el problema suele ser un conflicto a bajo nivel como el que describe Microsoft. La compañía está "trabajando activamente" con los ingenieros de Apple para dilucidar cuáles son los dispositivos afectados y solucionar el problema.