Skip to main content

Microsoft reconoce un error muy grave de Windows 10 que puede inutilizar tu PC

man annoyed at laptop
(Image credit: fizkes / Shutterstock)

Microsoft ha reconocido un error "grave" de Windows 10 que puede bloquear tu PC e inutilizarlo al ejecutar la herramienta de comprobación del disco duro chkdsk. El error afecta a PCs con Windows 10 y la última actualización de diciembre de 2020, que fue lanzada por Microsoft para solucionar otros (muchos) problemas. 

Como siempre, los de Redmond han dado una de call y otra de arena, introduciendo un nuevo problema con todos esos arreglos. Después de instalar la actualización,  ejecutar Check Disk (chkdsk) puede bloquear tu PCs con la temida pantalla azul de la muerte. El problema puede ser incluso más grave, provocando que tu PC se quede bloqueado permanentemente y sin posibilidad de arrancar.

La herramienta Comprobar Disco es una parte clave de Windows 10, ya que permite que el sistema operativo vigile la salud de los discos duros en busca de problemas y solucionarlos antes de que deriven en una catástrofe con perdida de datos.

Arreglo urgente

Conscientes de la gravedad del bug, la compañía dice que está en modo de emergencia y va a lanzar un parche automático que lo soluciona "en las próximas 24 horas". 

En las notas de los parches que tienen ese problema — KB4592438 y KB4586853 — Microsoft también explica cómo los usuarios pueden reparar su PC si no arranca después de bloquearse. 

Éstas son las instrucciones para arreglar tu PC:

  • Tu PC debería arrancar en modo de recuperación (Recovery Console) después de fallar el arranque normal varias veces.
  • Selecciona Advanced options.
  • Selecciona Command Prompt para ver la lista de opciones disponibles.
  • Cuando aparezca la línea de comandos, teclea: chkdsk /f
  • Permite que chkdsk complete su tarea. Esto puede tomar su tiempo.
  • Una vez termine, teclea exit y pulsa la tecla enter. 
  • Tu PC arrancará ahora normalmente. Si arranca otra vez en Recovery Console, seleciona Exit and continue to Windows 10 para arrancar al escritorio.

Estos pasos deberían permitir que tu PC arranque normalmente mientras la compañía lanza la actualización que arreglará el problema. Este parche se instalará automáticamente y no necesitarás hacer nada más.

La solución es, por ahora, para los PCs con Windows 10 utilizados por usuarios finales. Aún no sabemos cuándo llegará una solución para empresas y usuarios corporativos de Windows 10.