Skip to main content

Microsoft está matando poco a poco una de las funciones más útiles de Windows 10

(Image credit: Microsoft)

Microsoft parece decidida a eliminar el panel de control para siempre. La última víctima – otra más de muchas – es la sección para desinstalar programas, operación que ahora deberá hacerse desde los ajustes del sistema.

Como probablemente sabrás, Windows 10 sigue siendo un sistema operativo muy desorganizado en muchos aspectos gracias a muchos años de parches y arreglos. El resultado de todas esta improvisación son  funciones duplicadas en varias partes del sistema o escondidas en oscuros recovecos del interfaz de usuario.

El Control Panel, hasta ahora y desde sus inicios una parte fundamental del sistema operativo de Microsoft, está ahora en la periferia de la experiencia de Windows 10. Poco a poco, la compañía de Redmond ha estado migrando a la aplicación de ajustes del sistema Windows 10. La última víctima, como apuntamos antes, es el panel de "Programs and Features".

Según Windows Latest, Microsoft está probando la redirección de Programs and Features a la sección de Apps & Features de los ajustes de sistema en la última versión de prueba de Windows (build 20211).

Resolviendo duplicados

Apps & Features ya tiene todas las funciones de Programs and Features para desinstalar apps o modificarlas. No se trata de migrar una función sino de eliminar el duplicado ahora existente.

Aún así, mucha gente echará de menos este panel, ya sea por costumbre o porque prefieren el interfaz más compacto del Control Panel, que además tiene más funciones avanzadas que los ajustes del sistema.

Lo que está claro es que Microsoft está preparándose para eliminar por completo el panel de control. Este año hemos visto cómo eliminaron la sección del sistema y pistas que indican que los de Redmond quiere oculta el Control Panel y eliminarlo totalmente a largo plazo.

Eliminar duplicados y simplificar la experiencia de usuario es algo positivo. Apple es un buen ejemplo de cómo hacer un sistema operativo apto para todos los públicos pero con potencia para usuarios avanzados. El único problema es que muchas funciones del Control Panel de Windows 10 no están presentes en sus ajustes del sistema. Si Microsoft no quiere verse asediada por un aluvión de quejas debería asegurarse de que todas estas funciones — o por lo menos las más importantes — estén disponibles en Settings.

Si lo hacen así, tendrán éxito en esta migración. Si no, se van a encontrar con millones de nerds muy cabreados.