Skip to main content

Microsoft es lo mejor que le ha pasado a Google Chrome en años

Microsoft logo
(Image credit: Shutterstock)

En qué tiempos más extraños vivimos. Quién hubiera podido imaginar que algún día escribiría un artículo sobre cómo Microsoft es lo mejor que le ha pasado a Google Chrome cuando, hace apenas unos años, la idea de que Microsoft participara en un proyecto open source hubiera causado una mezcla de risa y pavor.

Microsoft, cuyo antiguo CEO se declaró enemigo del software abierto hace apenas unos años, diciendo que Linux “era un cáncer que se pegaba a todo lo que tocaba“. La misma compañía que, hasta hace muy poco, se ha demostrado incapaz de crear un navegador web decente aunque le fuera la vida en ello.

Pero, lo creas o no, creo que la participación de Microsoft en el proyecto de open source Chromium ha hecho de Chrome un navegador mucho mejor.

Linux

(Image credit: Pixabay)

Aprendiendo a amar el software libre

Ante todo, hay que aclara que Microsoft se deshizo de su antipatía hacia el software abierto hace bastante tiempo. De hecho, ahora es un sponsor platinum de la Linux Foundation, la fundación que mantiene el sistema operativo libre. Y, sorprendentemente, algunas estadísticas apuntan a que es la compañía que más contribuye a proyectos de código abierto en todo el mundo.

Básicamente, desde que abandonó sus antiguas posiciones contrarias al código abierto y empezó a invertir dinero en colaborar en el desarrollo de software público, la idea de Microsoft trabajando en un proyecto abierto ya no es una fuente de pesadillas para los defensores del open source. La compañía de Redmond ha probado de sobra que es un valioso contribuyente al mundo a la comunidad open source.

¿Pero cómo ha afectado todo esto a Chrome? Microsoft dejó de utilizar su propio motor web — llamado EdgeHTML — en su navegador Edge para lanzar una versión totalmente nueva basada en Chromium. Desde que comenzó ese nuevo desarrollo, Microsoft ha estado enviando un flujo continuo de nuevas funciones y arreglos a la base de código de Chromium — y estas modificaciones no sólo han beneficiado a Edge, sino también a Chrome.

El último ejemplo de esta colaboración con Chromium ha sido el arreglo de uno de los fallos más irritantes de Chrome en Windows 10, en el que las notificaciones se multiplicaban por dos y, si pulsabas en la notificación incorrecta, Chrome abría la página web equivocada.

Echando una mano

Pero ha habido mucho más que eso. Hace tiempo me quejaba de que Chrome era un glotón de memoria RAM — y ahora, con otro arreglo, Microsoft ha resuelto ese problema a la vez que han aumentado la vida de batería de los laptops al prevenir el caché innecesario en disco cuando los usuarios de Chrome quieren ver un vídeo en internet.

Microsoft también ha arreglado uno de los errores más molestos de Google Chrome, que podría resultar en la pérdida de tu pestaña activa. Y hay muchos otros ejemplos. 

Y sí, todos estos arreglos son producto del deseo de Microsoft de hacer de Edge un navegador más útil y libre de problemas pero, al contribuir su código a la base de Chromium, también afecta al navegador que la mayoría de personas usan en su PC, celular o tableta.

Cualquiera que se haya frustrado por el ritmo y el nivel de las actualizaciones de Google en Chrome, el hecho de que Microsoft está contribuyendo mejoras notables puede resultar extraño — pero son buenas noticias para todos.

O por lo menos para mí. Nunca pensé que fuera a celebrar la participación de Microsoft en un proyecto open source pero, en este caso, me alegra mucho hacerlo.