Skip to main content

Mi Samsung Galaxy S22 Ultra con funda se ha roto en una caída de sólo un metro

Samsung Galaxy S22 Ultra broken screen
(Image credit: Future / Lance Ulanoff)

Comenzó cuando sentí una pequeña raya, una imperfección, en la perfecta superficie de vidrio Gorilla de mi Samsung Galaxy S22 Ultra.

Mi dedo atrapado en algo que no podía ver. Distraídamente pasé el dedo hacia adelante y hacia atrás sobre la pantalla. ¿Sentí algo? No... no, espera... sí, ahí está.

Dejé de leer tuits enfadados y empecé a examinar la pantalla mientras mi mente retrocedía a dos días antes.

De pie en mi cocina, el teléfono se me escapó de las manos y calló al suelo de baldosas sólo un metro más abajo.

"¿Qué ha sido eso? ¿Tu teléfono?", me preguntó mi esposa desde la otra habitación.

Rápidamente recogí el dispositivo del suelo. Estaba enfundando en una carcasa de goma de Samsung así que no estaba demasiado preocupado. Lo miré, no vi ninguna rotura y grité: "Sí. No pasa nada".

"¿Por qué solo se me rompen los teléfonos a mí?" se preguntó ella.

Samsung Galaxy S22 Ultra broken screen

(Image credit: Future / Lance Ulanoff)

En primer lugar, a mí no se me caen los teléfonos. En casi 20 años, nunca he roto una unidad de prueba. Una vez se me cayó un iPad Pro de 12,9 pulgadas sobre una mesa de cristal y se rompió la pantalla, pero se trataba de una tableta poco manejable. No se me caen los teléfonos... hasta ahora.

Ahora, en el tren, pasando el dedo por lo que la grieta, entendí lo que había hecho.

Mirando más de cerca, pude ver una fina fisura que serpenteaba desde la parte superior del teléfono, justo por encima y a la derecha de la cámara selfie, casi dos tercios de la cara de la pantalla hasta el borde derecho.

Cuando el teléfono está encendido, apenas se nota. a menos que una letra caiga justo debajo de la rotura, momento en el que se divide en dos mitades ligeramente desplazadas.

Esto no debería haber ocurrido.

El Samsung Galaxy S22 Ultra es un ladrillo de teléfono diseñado sobre la base original del Galaxy Note. Es un dispositivo grande, sólido, rígido, pero no desagradable de sostener, de 229 gramos que, por su aspecto, debería aguantar por lo menos una o dos caídas.

El teléfono está envuelto en Gorilla Glass Victus+ (clasificado por Corning para soportar caídas de hasta 2 metros). Cubre la parte trasera y mi ahora dañada pantalla AMOLED de 6,8 pulgadas. Además, lo tenía metido en una funda.

Una fina fisura serpenteaba desde la parte superior del teléfono, justo por encima y a la derecha de la cámara selfie, casi dos tercios de la cara de la pantalla hasta el borde derecho.

Si te preguntas por qué no llegué a esta conclusión cuando revisé el Samsung Galaxy S22 Ultra pero no hago pruebas de caída con las unidades de prueba, dispositivos que me entregan temporalmente los fabricantes con la expectativa de que se devuelvan en condiciones razonablemente buenas.

No me importa sumergirlos en el agua, pero no dejarlos caer sobre el hormigón sabiendo que, aunque no se rompieran, sufrirían algunos arañazos. No es una buena idea hacer eso con equipos que no son de tu propiedad.

Además, mi proceso de prueba refleja cómo utilizo estos productos como si fuera su dueño y, por lo general, no dejo que se caigan.

Sin embargo, aquí estoy, enfrentado al resultado de una prueba de caída no planificada y los resultados no son buenos.

Una caída de un metro con el teléfono en una carcasa no debería haber provocado esta grieta. Pero entiendo que, como con cualquier dispositivo con pantalla de cristal, sólo hace falta dar con el punto de tensión óptimo para que la física sea la adecuada y fracture incluso la pantalla más resistente.

Samsung Galaxy S22 Ultra broken screen

(Image credit: Future / Lance Ulanoff)

Al menos se trata de una rotura limpia y no de un destrozo total. Ya sabes, de esos que dejan la pantalla inservible hasta el punto de que es peligroso tocarla por los pequeños fragmentos que pueden cortar la piel. Es una rotura sustancial pero que hay que mirar de cerca para verla o apagar la pantalla, lo que parece resaltarla más.

La rotura de la pantalla no afecta en absoluto al rendimiento del Samsung Galaxy S22 Ultra. Es tan rápido y divertido de usar como siempre, hasta que mi dedo salta sobre ese fino y afilado borde. La rotura también significa que el dispositivo ya no está sellado contra los elementos. No me atrevería a dejarlo caer en un cubo de agua ni a utilizarlo bajo la lluvia durante mucho tiempo.

Estoy decepcionado conmigo mismo por mi torpeza y, un poco, con el Galaxy S22 Ultra por no estar a la altura de una caída tan pequeña.

No es una buena señal para el Samsung Galaxy S22 Ultra pero no creo que haya que asumir que todos los S22 Ultra son igual de propensos. Mi opinión es que la caída dio en el borde superior del teléfono. Una caída con la pantalla por delante podría haber tenido un resultado diferente.

Por si acaso, si tienes un Samsung Galaxy S22 Ultra, agárralo bien.

Lance Ulanoff
US Editor in Chief

A 35-year industry veteran and award-winning journalist, Lance has covered technology since PCs were the size of suitcases and “on line” meant “waiting.” He’s a former Lifewire Editor-in-Chief, Mashable Editor-in-Chief, and, before that, Editor in Chief of PCMag.com and Senior Vice President of Content for Ziff Davis, Inc. He also wrote a popular, weekly tech column for Medium called The Upgrade.


Lance Ulanoff (opens in new tab) makes frequent appearances on national, international, and local news programs including Live with Kelly and Ryan, Fox News, Fox Business, the Today Show (opens in new tab), Good Morning America, CNBC, CNN, and the BBC.