Skip to main content

Más de la mitad de usuarios de Windows quiere actualizar a Windows 11

Windows 11 Start menu
(Image credit: TechRadar)

Una encuesta realizada por Windows Report a 11.097 personas muestra la visión del público general sobre Windows 11, el próximo sistema operativo de Microsoft.

Según la encuesta, más de la mitad de los participantes planean actualizar al nuevo sistema operativo en el momento de su lanzamiento. 

Casi una cuarta parte de los encuestados, sin embargo, no tiene un portátil o PC que cumpla los requisitos mínimos de hardware para poder actualizar. 

Y parece que la gente está dividida en cuanto al diseño de interfaz: un 53% vota a favor de la nueva estética, mientras que un 21% piensa que se parece demasiado a Windows 10 y a un 13% no le gusta.

Results of a Windows Report Poll

(Image credit: Windows Report)

La encuesta también pregunta sobre las nuevas características favoritas y los componentes internos del PC necesarios para el uso de Windows 11.

Entre las características más esperadas, el nuevo menú de Inicio centrado quedó inesperadamente en primer lugar, con un 35%, seguido del soporte nativo para apps Android (26%). Xbox Game Pass y Auto HDR recogen un 13% del favor de la audiencia.


Opinión: no hay que darle mucha importancia

Las encuestas siempre son interesantes, sobre todo cuando el número de encuestados añade peso a los resultados. Pero no hay que darle mayor importancia porque porque las cosas pueden cambiar mucho de aquí al día de lanzamiento oficial de Windows 11.

Además, parece que la encuesta se envió principalmente a fans del sistema operativo: el 51% son miembros del Programa Windows Insider y otro 17% planean unirse al programa para probar Windows 11 antes de su lanzamiento público.

Esto no quiere decir que el público general no vaya a subirse al carro de Windows 11, pero ahora mismo anticipar porcentajes de actualización parece un poco inútil. Sobre todo si a más de la mitad de los encuestados ya les gusta Windows lo suficiente como para ser "insiders".

Por otra parte, es poco probable que muchas grandes organizaciones se lancen a actualizar sus sistemas inmediatamente. Son mucho más conservadoras por cuestiones de inversión y productividad. El año pasado informamos de que uno de cada tres ordenadores del servicio de salud pública británica seguía usando Windows 7 incluso después de que el sistema operativo estuviera ya cancelado. Y Forbes ya apuntó en 2019 que una de cada tres empresas seguía usando Windows XP.

El uso de un sistema operativo obsoleto puede causar peligrosos agujeros de seguridad, por lo que Microsoft tiene argumentos para que usuarios y organizaciones de todo tipo den el salto a Windows 11. Aún así, es poco probable que veamos una migración masiva desde Windows 10, un sistema operativo que tendrá soporte hasta 2025. Añade a eso las preocupaciones sobre errores y la compatibilidad con hardware antiguo, y la migración no va a ser fácil.

Jess Weatherbed

Jess is TechRadar's Computing writer, covering hardware, PC gaming and peripherals. She also likes to dabble in digital art and can often be found playing games of both the PC and Tabletop variety, occasionally streaming to the disappointment of everyone.