Skip to main content

Xiaomi Mix Alpha, Huawei Mate 30 Pro y Vivo Nex 3: Los teléfonos sin botones han llegado

(Image credit: Xiaomi)

El Xiaomi Mix Alpha no sólo tiene una pantalla que se curva totalmente hasta su parte trasera sino que además es la confirmación de una nueva tendencia: los teléfono sin botones.

Lo que habéis oído, chavalada. Primero os quitaron los teclados, luego el minijack estéreo, después el botón de navegación en iOS y Android, y ahora hasta los botones del volumen.

(Image credit: XIaomi)

La nueva pantalla va más allá de la pantalla en cascada del Vivo Nex 3 a una pantalla que se curva totalmente hasta la parte trasera del teléfono en una curva de 180 grados. Es como si Vivo hubiera dicho “aquí tenéis la supernovedad, nuestra pantalla en cascada que se curva 90 grados” y Xiaomi hubiera respondido “agárrame el licor de lagarto”. Y claro, sin lugar donde poner los botones, pues no hay botones.

La verdad es que la culpa de todo esto la tiene Google, que abrió la caja de Pandora con el marco táctil del Pixel 2, que puede ser considerado el embrión de lo que se nos viene encima. El Pixel 2 usa sensores colocados en el borde del teléfono para activar las funciones que el usuario desee. Pero el teléfono de 2017 mantuvo los botones porque alguien en los cuarteles generales de Mountain View le diría a los chavales que inventaron el “squeezable frame” después de tomarse varias pastillas de colores: “virgen santa, creo que nos hemos pasado”.

Los diseños con botones 100% virtuales llegaron a principios del 2019, cuando dos teléfonos experimentales eliminaron los viejos interruptores físicos para poner zonas sensibles al tacto. Uno fue el Meizu Zero — una edición limitada que iba a costar 1.300 dólares pero que al final no salió. El Zero eliminaba todos los elementos de un teléfono tradicional menos la pantalla. Su diseño no tenía ni puertos y se cargaba directamente por inducción, sin cables.

(Image credit: Meizu)

El otro teléfono experimental sin botones fue el Vivo Apex 2019, otra edición limitada que eliminaba todos los botones para parecerse a un lingote de platino sólido.

Ninguno de los dos llegaron al mercado de consumo en masa, pero Vivo utilizó la experiencia del diseño en su nuevo móvil bandera, el Vivo Nex 3, un bicharraco con un procesador Snapdragon 855+, cámara de 64MP y carga rápida de una batería de 4.000mHa y una pantalla curvada que elimina los botones como el Apex 2019. 

El Nex 3 utiliza tecnología capacitativa estándar sensible al tacto de la piel humana para hacer que estos botones virtuales funcionen. El teléfono intenta evitar la activación accidental de esos botones haciendo que los usuario hagan doble click con el dedo y arrastrándolo arriba o abajo. Es un método bastante pedestre y no muy intuitivo pero debe funcionar más o menos bien (todavía no lo he probado).

(Image credit: Vivo)

Pero la tecnología sin botones está avanzando a buen ritmo. Según Ice Universe, el Huawei Mate 30 Pro que salió ayer no requiere de triquiñuelas. El fabricante chino afirma que su pantalla ha sido diseñada para evitar cualquier toque accidental usando siete sensores que cubren los bordes de su pantalla curvada. En teoría, porque tampoco lo hemos probado todavía, evitaría cualquier toque accidental, siempre según Huawei.

Todavía no está claro cómo va a funcionar todo esto en el Xiaomi Mix Alpha pero, sabiendo que la compañía china se adueña de cualquier avance externo para empaquetarlo con los suyos, no me sorprendería que utilizara la misma tecnología que los Huawei. De hecho, esta tecnología está probablemente fabricada por NDT, una compañía que se dedica a hacer este tipo de sensores. NDT es la firma que suministra estos componentes a HTC y Google, que los usan en el teléfono U11 y la línea Pixel respectivamente.

Con Vivo, Huawei y Xiaomi lanzándose a la piscina de los teléfonos sin botones es sólo cuestión de tiempo antes de que otros fabricantes asiáticos también adopten el mismo diseño. Incluso Samsung está trabajando ya en un teléfono sin bordes, según multiples patentes. De hecho, no me sorprendería que Apple sacara un iPhone sin botones, ni puertos, ni leches como el concepto de este vídeo en un futuro no muy lejano:

Pero especulación aparte, está claro que hay una tendencia hacia los teléfonos sin bordes y, lógicamente, sin botones. Porque si no hay espacio para poner botones, te los cargas y a tomar viento. Mientras los fabricantes ofrezcan una buena solución para evitar la activación accidental pero que sean fáciles de utilizar.

Al final nos vamos a tener que acostumbrar a la idea de que nos van a quitar los botones, igual que lo hicieron con el teclado y el iPhone original. Y, un día de estos, también nos quitarán la pantalla. Al tiempo.