Skip to main content

Los precios de la RTX 3090 fabricadas por otras marcas son desorbitados

Asus ROG Strix RTX 3090
(Image credit: Asus)

La Nvidia GeForce RTX 3090 es la tarjeta gráfica más potente de la historia. Como el resto de sus tarjetas, Nvidia la venderá a usuarios finales como la RTX 3090 Founders Edition por $1499. Pero los gamers podrán también comprar la RTX 3090 fabricadas por terceros, como Asus o EVGA, por bastante más dinero del que cuesta la original.

Por lo menos según los precios que se han filtrado días antes de que estas tarjetas salgan a la venta el 24 de septiembre. Al parecer, algunas de las tarjetas RTX 3090 de otras compañías serán bastante más caras debido al tuning que estos fabricantes hacen en sus GPUs.

Según Newegg en los Estados Unidos — localizados por Reddit vía Tom’s Hardware — sólo hay una RTX 3090 que cuesta lo mismo que la Founders Edition: la Asus TUF Gaming GeForce RTX 3090. A partir de ahí, todos los precios suben.

Por ejemplo, la EVGA XC3 serán un poco más caras. La Black costará $1530. El modelo inmediatamente superior cuesta $1550.

Los precios siguen subiendo hasta llegar al máximo de $1800, que es lo que cuestan la EVGA RTX 3090 FTW3 Ultra Gaming y la Asus ROG Strix RTX 3090 OC Edition. 

El dato sorprende porque la Nvidia GeForce RTX 3090 Founders Edition ya está muy tuneada, con un diseño de refrigeración que la mantiene a una temperatura impresionantemente baja comparadas con la anterior generación.

Nvidia quiere evitar que se disparen los precios

Que un fabricante cobre más dinero porque han incrementado la frecuencia de reloj del procesador de sus tarjetas o añadido funcionalidades de su propia cosecha es lo habitual.

A Nvidia no le preocupa este aumento de precios pero sí los caraduras que compran tarjetas para revenderlas en eBay a un coste desorbitado, como ha pasado con la Nvidia GeForce RTX 3080.

La compañía californiana ha prometido que va a tomar las contramedidas necesarias para evitar la compra por robots dirigida a la reventa. El problema es tan grave que Nvidia va a revisar manualmente todos los pedidos de la RTX 3080, algo que es muy probable que apliquen a la RTX 3090 el día 24. A ver si es verdad y nos quitamos de en medio a los revendedores sin escrúpulos.