Skip to main content

Llegan los televisores 4K de 100 pulgadas pero no estamos preparados para ellos

The LG G2 Gallery Series TV hanging on the wall.
(Image credit: LG)

Desde que empecé a analizar televisores, los fabricantes siempre han insistido que a la gente le gustan cuanto más grandes mejor. Es una suposición bastante acertada, la verdad, y el mercado ha incrementado el tamaño de pantalla para satisfacer esa demanda.

Hace unos años, hubo un salto hacia los televisores de 75 pulgadas. Luego pasamos a las 85 pulgadas. Este año nos encontramos con una abundancia de pantallas de 97 pulgadas de LG, TCL y Samsung, entre otros. 

¿Pero realmente estamos preparados para televisores tan grandes? ¿Tenemos el espacio y el presupuesto para ello, o estos televisores son simplemente para el 1%? 

Estos son los problemas ocultos de comprar una pantalla del tamaño de tu pared. 

2022: el año de la producción industrial de televisores de 100 pulgadas

El incremento del tamaño ha sido una verdadera bendición para los cinéfilos. Hoy en día podemos conseguir televisores de 65 y 75 pulgadas por menos de dos mil dólares. Los televisores de 85 pulgadas también se acercan a ese precio, lo que a su vez ha reducido el precio de los modelos de 55 y 40 pulgadas.

Es muy razonable esperar lo mismo cuando los monstruosos televisores de 100 pulgadas lleguen al mercado con fuerza: harán bajar el coste de los demás televisores, algo inequívocamente bueno para todos los consumidores.

Pudimos ver por primera vez algunas de estas nuevas hiperbestias en el CES 2022. TCL presentó un televisor QLED de 98 pulgadas, mientras que LG presentó un OLED G2 de 97 pulgadas. Samsung dice que su televisor MicroLED estará ahora disponible en tres nuevos tamaños "aptos para el consumidor" de 110, 101 y 89 pulgadas.

Obviamente, yo estoy entusiasmado por la evolución de los precios y porque sirven como incubadoras que ayudarán a desarrollar varias tecnologías nuevas como MicroLED, pero no creo que la mayor parte del mundo esté preparada para comprar uno, yo incluido.

Is the TCL 98R754 too big for your living room?

(Image credit: TCL)

El coste real de tener un televisor de 100 pulgadas

Si lo puedes instalar en la sala de proyección de tu mansión no hay mucho problema con estas máquinas. Pero la mayoría de nosotros probablemente no tenemos ninguna mansión. 

En Estados Unidos, por ejemplo, hay unos 43 millones de hogares que pagan un alquiler en lugar de tener vivienda propia. Y la inmensa mayoría de la gente que vive en apartamentos no disponiéndoselos del espacio para una pantalla de 97 pulgadas. Menos aún una que tenga que desmontarse y moverse cada vez que se acabe el contrato de alquiler. Una verdadera pesadilla logística cada pocos años, con suerte.

Y eso sin entrar en el precio, que llegan a sumas desorbitadas de cinco cifras. No tenemos detalles del precio del LG G2 OLED de 97 pulgadas, pero lo más probable es que no sea ni de lejos asequible para casi todo el mundo. El G1 OLED de 77 pulgadas del año pasado se vende hoy por 3.999 dólares, así que el de 97 pulgadas costará probablemente el doble o el triple, teniendo en cuenta lo difícil que es producir OLED con el nuevo tamaño de pantalla más grande.

Incluso la serie XXL de TCL, la más asequible para el consumidor, es cara. Su televisor QLED R754 de 98 pulgadas cuesta 7.999 dólares sin garantía ni instalación.

Se mire como se mire, estos televisores van a ser caros en el futuro inmediato.

Samsung's The Premiere projector showing sports

(Image credit: Samsung)

Los proyectores de tiro corto pueden ser la mejor solución

Está claro que los televisores de 100 pulgadas probablemente no sean la solución ideal ni logística ni económicamente para la mayoría de la gente. La alternativa para los que quieran una pantalla de este tamaño sin sus problemas son los proyectores de tiro ultra corto.

Los proyectores de tiro ultra corto ofrecen el mismo rendimiento de imagen que los proyectores tradicionales y pueden colocarse justo contra la pared en lugar de requerir un engorroso sistema de montaje en el techo. 

Modelos como The Premiere de Samsung ofrecen todas las especificaciones y comodidades modernas de un televisor inteligente 4K. Así, por 3.500 dólares, tendrás un tamaño de pantalla máximo de 120 pulgadas y un sistema incluido de altavoces de 2,2 canales. Es cierto que durante el día no tendrás el contraste y color de un televisor QLED u OLED, pero por la noche o en una habitación cerrada es como el cine.

Al final siempre hay que hacer una valoración de pros y contras al comprar un nuevo aparato. En este caso, los contras son enormes porque no puedes cambiar fácilmente el lugar donde vives para acomodar un televisor de 100 pulgadas ni tampoco aumentar tu presupuesto de 2.000 a casi 10.000 dólares. 

Si tienes tu vivienda en propiedad, el espacio y el presupuesto para estas nuevas pantallas de gran tamaño, perfecto. Adelante. Para el resto de los mortales, estos televisores de 100 pulgadas son demasiado — por ahora.

Nick Pino is the Senior Editor of Home Entertainment at TechRadar and covers TVs, headphones, speakers, video games, VR and streaming devices. He's written for TechRadar, GamesRadar, Official Xbox Magazine, PC Gamer and other outlets over the last decade, and he has a degree in computer science he's not using if anyone wants it.