Skip to main content

La Xbox Series X destroza a la PS5, dice un veterano desarrollador de PlayStation

(Image credit: Microsoft)

Según un ex-desarrollador de PlayStation, la Xbox Series X ha pillado desprevenida a Sony porque no se esperaban las impresionantes características técnicas en comparación con la PS5.

El desarrollador es Chris Grannell, un veterano de la industria que pasó 14 años en la difunta Studio Liverpool, la compañía que creó los legendarios juegos WipEout para la PlayStation y otras plataformas. Grannell también trabajó para Guerrilla Games, el desarrollador del exitazo de la PS4 Horizon: Zero Dawn.

Hablando en el podcast RDX, Grannell dice que la “PS5 no es una mala consola. Es una bestia en términos de hardware. Pero es un hardware que es más lento que [la Xbox Series X] en numerosos aspectos”.

Ya sabíamos que Microsoft había batido a Sony en lo que se refiere a comparaciones técnicas directas entre Xbox Series X y la PS5, y parece que Grannell comparte esa opinión. “La máquina que Microsoft ha diseñado es una absoluta bestia comparada con lo que Sony ha hecho”, dice Grannell. Según Grannell, otros desarrolladores con los que ha hablado comparten la misma opinión.

¿Ha ganado ya la Xbox?

Y lo que quizás sea más controvertido es que Grannell también piensa que Sony “se ha dormido en los laureles” después del éxito de la PS4. “Consiguieron un liderazgo en cuota de mercado y ahora escucho que han hecho lo que hicieron con la PS3. No está mal en términos de hardware y complicaciones y cosas así, pero parte de ellos no terminaron de apreciar lo que la Xbox estaba intentando hacer en términos de la narrativa de la potencia”.

Microsoft confía plenamente en las especificaciones de la Xbox Series S y han posicionado su nueva generación como “la consola más potente” jamás creada. El jefe de la Xbox Phil Spencer reveló recientemente que la compañía se sentía “mejor aún” sobre la Xbox Series X después de que Sony anunciara las especificaciones técnicas de la PS5.

Por otra parte, ser la consola más poderosa del mercado no te garantiza el éxito de ninguna manera. Al final es un tema de juegos y servicios lo que define a la consola y Sony tiene un amplio historial de exclusivas que Microsoft no ha sido capaz de igualar en los últimos años.

Grannell afirma que esto podría ser así, y cree que la PS5 se beneficiará enormemente de una potente lista de juegos originales de lanzamiento. “Van a ser los estudios [de Microsoft y Sony] los que lleven la voz cantante antes de que terceras compañías se hagan con cada consola”, dice Grannell, “vas a ver un trabajo absolutamente increíble de Guerrilla Games, vas a ver un trabajo increíble de Insomniac — los sospechosos habituales”.

La clave está en el raytracing

Grannell cree que la diferencia más notable entre la Xbox Series X y la PS5 en lo que a rendimiento se refiere estará en el raytracing en tiempo real — la técnica que simula el comportamiento de fotones como si fuera en el mundo real, obteniendo un realismo incomparable.

“Cuando empiezas a explorar el rendimiento y la capacidad de raytracing [de la Xbox Series X] entonces empiezas a... comprender por qué los desarrolladores dicen que es asombroso”, explica Grannell. “Si empiezas a hacer las cuentas verás la capacidad de raytracing en tiempo real... y ahí es donde a Sony le han pillado con la guardia baja”.

Sin embargo, la PS5 sólo parece ganar en la velocidad de su disco de almacenamiento sólido, que permitirá que los juegos carguen más rápido [no creo que a los usuarios de PS5 les importe mucho que sus juegos carguen algo más rápido que la Xbox Series X si al final los juegos de la última tienen una aspecto visual incomparable—JD].

(Image credit: Microsoft)

El controlador podría ser una clave

Sony también piensa que su controlador DualSense, con su soporte de haptic feedback y disparadores adaptables que ofrecen diferentes valores de resistencia hará que sus juegos sean más envolventes. Dudamos mucho que muchos desarrolladores vayan a utilizar esta capacidad [y de nuevo, no sé hasta que punto esto será valorado por los usuarios—JD]. Mientras tanto, el controlador de la Xbox es más conservador, un versión refinada del controlador de la Xbox One que es el favorita de muchos gamers.

Ambas consolas soportan compatibilida retroactiva, aunque la diferencia aquí está en que Microsoft soportará miles de títulos de la Xbox desde el principio de los tiempos mientras (añadiendo gráficos mejorados con color HDR). Por su parte, Sony está enfocada en el catálogo de la PS4. Otro punto a favor de la Xbox.

Pero por ahora todo esto son ventajas y desventajas sobre el papel. La guerra de las consolas está subiendo de temperatura pero, hasta que no salgan a finales de año, no sabremos exactamente cómo esta teoría va a influir en la práctica y las preferencias de los usuarios.