Skip to main content

La última actualización de Windows 10 fuerza la instalación de su app más polémicas

Microsoft Edge Chromium
(Image credit: Microsoft)

Microsoft ha decidido forzar la instalación de Microsoft Edge en todos los PCs que actualicen a la última versión de Windows 10, aunque no lo vayas a usar en tu puñetera vida.

Microsoft ha lanzado dos actualizciones de Windows 10 en los últimos días. Parches que, según la compañía de Redmond, deben ser instalados por todos los usuarios. El único problema es que vienen con polizón: el navegador Microsoft Edge.

Una de las descargas tiene el identificador "2020-08 Microsoft Edge Update for Windows 10 version 2004 (KB4576754)" y afecta a Windows 10 1809, 1903, 1909 y 2004. Una segunda actualización tiene el código KB4576753 y es exclusiva para Windows 10 1803. Aparte del lío que tiene con sus versiones, este parche también instala Microsoft Edge por sus santos condensadores.

Actualizar el antiguo Edge

Según cuentan Bleeping Computer y TechDows, el upgrade forzoso es parte de la estrategia del gigante del software para eliminar su antiguo Microsoft Edge, el último intento de Redmond de crear su propio motor web antes de adoptar Chromium, el motor de Google Chrome.

Según Microsoft, la versión que usa Chromium se instalará automáticamente la próxima vez que arranques Edge, mudando todos los datos del usuario del antiguo sistema al nuevo navegador.

Eso incluye los iconos en el menú de inicio, los atajos y las baldosas del menú, así como los iconos y atajos en la barra de tareas. El nuevo Microsoft tendrá un icono en la barra de tareas y un atajo en el escritorio. Los usuarios podrán desinstalar Microsoft Edge pero sólo desde el terminal, por lo que la mayoría probablemente sólo eliminarán los iconos y atajos que añada el instalador.

Por lo menos, Microsoft no fuerza a nadie a usar Edge aunque lo tenga en su disco, no como reciéntemente hizo con el uso obligatorio de su antivirus Microsoft Defender.

El movimiento de Microsoft puede ser interpretado como desesperación para que los usuarios de Windows adopten Edge en masa en detrimento de Chrome y Firefox. Sin embargo, es lógico que Microsoft incluya su navegador en el sistema Windows como Apple incluye Safari en macOS o iOS. Según Netmarketshare, Edge está en la tercera posición del ranking de usuarios web por detrás de Chrome y Firefox, con sólo 7,23% de los usuarios. En su día, el antiguo Microsoft Explorer llegó más del 95% de cuota de mercado (en un guiño a Explorer, la última versión de Edge tiene un modo de emulación Internet Explorer para navegar antiguos websites que no funciona con navegadores modernos).

La verdad es que Edge está muy bien y ofrece ventajas substaciosas sobre Chrome, desde integraciones especiales con Windows 10 a optimización del uso de memoria, aparte de un respeto absoluto a la privacidad del usuario que Chrome no ofrece. Microsoft piensa seguir incrementando el número de funciones exclusivas de Edge. Lo siguiente será una herramienta de comparación de precios online y una función para rellenar cupones de descuento que, según Redmond, hará las delicias de los compradores online.