Skip to main content

La nueva TV Sony OLED 4K es excelente y además barata*

(Image credit: Sony)

El año pasado le dimos la máxima puntuación a la Sony A9G OLED de 55 pulgadas, un  televisor de resolución UltraHD sencillamente excelente que ha ocupado posiciones en nuestra guía de las mejores TV desde que salió. Ahora Sony ha sacado un modelo de 48 pulgadas que resuelve nuestro único “pero” con la A9G: el precio.

Aunque todavía no está listada en el sitio web de Sony, la Sony A9G OLED TV costará seguramente 1799 dólares (en Reino Unido cuesta 1799 libras, y Sony suele mantener los números). El modelo de 55 pulgadas — el más pequeño hasta ahora — cuesta 2299 dólares. La reducción de precio es más que considerable, sobre todo en comparación con la reducción de tamaño, que no es tanta.

Este televisor, con un diseño minimalista excelente, parece perfecto no sólo para ver películas en una habitación sino también para jugar a las nuevas consolas de 4K Xbox Series X o PS5 e incluso conectarlo a un PC o laptop. La TV lo suficientemente grande si tu tarjeta gráfica soporta la resolución UltraHD necesaria.

Como pudimos ver en nuestras pruebas, la Sony A9G no soporta el estándar HDR10+. Pero ni falta que le hace: es un televisor 4K con un rango dinámico extendido HDR que ofrece un color y contraste excelentes.

La TV también tiene el motor de claridad en el movimiento de la compañía, el Sony X-Motion Clarity, que suaviza los movimientos bruscos a resolución 4K, así como la tecnología de sonido Acoustic Surface Audio, que hace que el mismo panel OLED genere sonido con microvibraciones.

El Sony A9G de 48 pulgadas viene con Android TV integrado — lo que significa que trae Google Assistant — y también Alexa, por si eres masoquista y prefieres el asistente de Amazon.

Comparativa con la competencia

Hay televisores de Sony comparables pero un poquito más caros que el A9G de 48 pulgadas pero que ofrecen tamaños más grandes. Por ejemplo, el nuevo Sony A8H OLED de 55 pulgadas tiene un precio de $1899, sólo 100 dólares más que el A9G. Sin embargo, las prestaciones de calidad de imagen son inferiores.

Sony también tiene competencia de LG, que es quien provee los paneles OLED a Sony. El LG CX OLED de 55 pulgadas sólo cuesta $1499 y es comparable a la Sony A8H — un televisor de gama media. La A9G es, en teoría, una gama más alta. Aún así, la serie LG CX OLED también tiene cinco estrellas en nuestro análisis, como la A8H y la A9G. Cualquier elección te dejará satisfecho aunque, personalmente, el diseño de las Sony parece marginalmente superior al de las LG.