Skip to main content

La internet se va a acelerar radicalmente en breve

Smart contract
(Image credit: Shutterstock / Visual Generation)

Hace un década Google propuso actualizar el núcleo de internet para conseguir importantes mejoras de velocidad y seguridad. Hoy, por fin, esta nueva tecnología ha recibido luz verde para su implantación.

La Internet Engineering Task Force (IETF) — la organización independiente responsable de establecer los estándares de Internet — acaba de anunciar que el protocolo de transmisión de datos QUIC tiene un nivel de madurez suficiente para sustituir al venerado Protocolo de Control de Transmisión (TCP), que debutó en 1974.

Aprobado ahora como estándar de internet, QUIC podrá ser utilizado por cualquiera que tenga un servicio online. Será especialmente importante para aplicaciones en los que la velocidad es primordial.

Aceleración a Warp 9

Como apunta CNET, QUIC se lanzó por primera vez en 2013 como una extensión de Google Chrome para mejorar la velocidad de la transmisión de datos entre el navegador y los servidores. Después de esa prueba piloto, el protocolo se probó en otros contextos y aplicaciones antes de ser presentado al IETF para su consideración en 2016.

Al igual que TCP, el papel de QUIC dividir la información en paquetes, mandar los paquetes a través de Internet y luego ensamblarlos en su destino. Pero QUIC utiliza el Protocolo de Datagramas de Usuario (UDP), que según los expertos es mucho más rápido y cuenta con mejores mecanismos recuperar los datos en el caso de que se pierdan por el camino.

En un documento publicado en 2017, Google aseguró que su protocolo QUIC es capaz de mejorar la velocidad de carga de los resultados de búsqueda en un 8% en PC y laptops, así como reducir los tiempos de búfer de YouTube hasta en un 18%. Unas cifras que, posiblemente, sean aún más impresionantes hoy en día. 

Los sitios web y los servicios que utilizan conexiones cifradas también disfrutarán de un aumento de velocidad especialmente considerable. 

Son buenas noticias para el futuro de la banda ancha.

Desgraciadamente, la migración de TCP a QUIC no será fácil. Existe un gran número de servicios existentes que se basan en el antiguo protocolo desarrollado por los militares norteamericanos. Es poco probable que se produzca un cambio de alcance que sea inmediato. En su lugar, el plan es adoptar el nuevo estándar lentamente, comenzando por las empresas cuyos servicios puedan conseguir las mayores ventajas en velocidad y seguridad.

Joel Khalili

Joel Khalili is a Staff Writer working across both TechRadar Pro and ITProPortal. He's interested in receiving pitches around cybersecurity, data privacy, cloud, storage, internet infrastructure, mobile, 5G and blockchain.