Skip to main content

La inteligencia artificial que convierte las fotos de tus antepasados en un mini biopic

Profile photos of a man and woman
(Image credit: MyHeritage / D-ID)

El año pasado las redes sociales ardieron con la tecnología "Deep Nostalgia" de MyHeritage, una inteligencia artificial que animaba sutilmente viejas fotos familiares con un realismo inquietante. Si eso te dio grima, espera a ver la nueva función que acaban de lanzar hoy: LiveStory (opens in new tab).

Esta vez, no se limitan a crear un animar levemente una foto antigua. LiveStory va más allá creando un vídeo animado más largo en el que tu antepasado cuenta toda la historia de su vida, con audio sintético sincronizado con su boca y expresión facial contando la historia contra el fondo de fotos antiguas.

Al igual que la anterior función de MyHeritage, LiveStory funciona utilizando inteligencia artificial para animar la cara de tu pariente en 3D. El audio, afirma la compañía, se puede crear automáticamente a partir de un árbol genealógico de MyHeritage. También puedes hacer que "lea" el texto que tú quieras. 

¿Cómo funciona?

A profile photo of a woman next to an older portrait of a woman

(Image credit: MyHeritage / D-ID)

Al igual que la tecnología "Deep Nostalgia" del año pasado, las animaciones de LiveStory utilizan movimiento sintético creado a partir de modelos de movimiento real. Los algoritmos del servicio analizan la foto que has subido, detectan sus elementos y "puntos de referencia" faciales y finalmente lo mapean a un modelo animado para crear el movimiento, completando los detalles que faltan. 

Un generador de voz sintética crea la narración basada en la información del perfil de esa persona o en un texto propio o tu propia grabación de audio.

Tanto MyHeritage como D-ID — la empresa israelí que crea y licencia la tecnología — afirman que el resultado final es totalmente personalizable. Aseguran que da la posibilidad de cambiar la narración, las fotos y la voz antes de enviarlo a tu familia o a las redes sociales.

LiveStory, dicen, es compatible con 31 idiomas, docenas de dialectos y cientos de perfiles de voz, con opciones de voz masculina y femenina.  

Pero lo cierto es que la tecnología es un poco espeluznante y nos arrastra a las profundidades del "valle inquietante", la zona en la que vemos cosas que nos resultan incómodas porque no encajan totalmente con nuestra percepción de la realidad. 

MyHeritage ha tenido también que añadir advertencias sobre el abuso de la tecnología, argumentando que LiveStory está "destinado a ser utilizado sólo en fotos de personas fallecidas, por lo general tus propios antepasados" y que "nunca debe ser utilizado en una foto de una persona viva sin su permiso".

Por otro lado, muchos usuarios de redes sociales consideraron que la tecnología "Deep Nostalgia" del año pasado era una forma reconfortante e incluso conmovedora de "conocer" virtualmente a familiares que nunca habían visto en la vida real. LiveStory es gratis para probar en tu navegador (PC o teléfono) y en la aplicación móvil de MyHeritage. Puedes crear varias LiveStories de forma gratuita, pero después tendrás que pagar por una suscripción que cuesta desde 119 dólares al año.


Análisis: en las profundidades del valle inquietante

A black and white photo of a woman carrying a small bag

One of MyHeritage's examples of a LiveStory is based on the life of US journalist and explorer Nelly Bly. (Image credit: MyHeritage / D-ID)

Al igual que con Deep Nostalgia el año pasado, LiveStory nos parece una tecnología  fascinante e inquietante. Crear automáticamente una biografía en vídeo de 90 segundos a partir de una foto, un árbol genealógico y algo de texto es tan impresionante como espeluznante. 

La diferencia con Deep Nostalgia — que tuvo tanto éxito que dio a lugar a 100 millones de animaciones — es la sutileza. Las caras animadas producidas por "Deep Nostalgia" parpadeaban ocasionalmente o inclinaban la cabeza, pero eso era todo. Esa moderación ayuda a crear una ilusión al tiempo que ocultaba las limitaciones de la tecnología.

Añadir audio y más movimiento es un paso lógico y no dudamos de que será una herramienta popular, por lo menos para aquellos que no sientan escalofríos al verlo. Lamentablemente, en los ejemplos que hemos visto hasta ahora la entonación es ocasionalmente robótica y demasiado artificial.

Parece que LiveStory es más adecuada para museos o educación, donde su capacidad para dar vida a figuras históricas — en lugar de a un familiar — podría ser una forma útil de hacer que la historia sea más atractiva para los visitantes y los niños.

También existe la posibilidad de que se haga un mal uso. D-ID "exige" que los usuarios deben aceptar las condiciones de uso, como no utilizarla con personas vivas. Hay también un algoritmo de censura para comprobar que no contenga información ofensiva, difamatoria o falsa, aunque no está claro cómo se verifica esto último.

Cuando hablamos con D-ID el año pasado en una entrevista exclusiva nos dijo que su compromiso era "garantizar" que su tecnología de IA no se utilice para un mal fin, algo que es difícil, como el resto de tecnologías estilo deepfake. También nos inquietó un poco su predicción de que la mayoría de los medios visuales en Internet serán sintéticos "en 5-10 años". LiveStory es claramente un paso más en ese camino.

Mark is the Cameras Editor at TechRadar. Having worked in tech journalism for a ludicrous 17 years, Mark is now attempting to break the world record for the number of camera bags hoarded by one person. He was previously Cameras Editor at Trusted Reviews, Acting editor on Stuff.tv, as well as Features editor and Reviews editor on Stuff magazine. As a freelancer, he's contributed to titles including The Sunday Times, FourFourTwo and Arena. And in a former life, he also won The Daily Telegraph's Young Sportswriter of the Year. But that was before he discovered the strange joys of getting up at 4am for a photo shoot in London's Square Mile.