Skip to main content

La demanda del MacBook Pro crece a un ritmo vertiginoso

MacBook Pro (13-inch, 2020)
(Image credit: Future)

Apple vende los MacBook Pro como si fueran rosquillas pero al parecer se está preparando para vender muchos más en el futuro cercano.

Por lo menos según el artículo al que apunta MacRumors en la publicación sobre la industria electrónica de Taiwan —  DigiTimes. Según este medio, que cita fuentes de la cadena de producción de Apple, la compañía de la manzana va a incrementar el número de MacBook Pros que va a pedir en lo que queda de año de forma “significativa”. Según el medio, el incremento llegará en el tercer trimestre de 2020, con un crecimiento global de 20% comparado al trimestre anterior. 

Los de Apple están en racha.

El informe de Digitimes afirma que Apple vendió de unos 3,2 a 3,5 millones de MacBooks en el segundo trimestre de 2020 y que espera subir hasta los 4 millones en el tercero.

Como siempre, los informes de DigiTimes deben ser tratados con una dosis razonable de escepticismo porque a veces meten la pata pero generalmente aciertan en estas cosas.

Trabajo remoto

Mucho de este incremento en las ventas de MacBook viene de la gente que han tenido que quedarse en casa a trabajar durante el confinamiento del Covid-19 — algo que se esperaba iba a hacer que las ventas creciesen durante un breve periodo de tiempo pero que al parecer va a ser la tónica dominante durante muchos más meses — sobre todo si los nuevos focos del virus siguen creciendo a este ritmo vertiginoso

En el caso de los MacBook Pro, las compras vienen sobre todo el mundo creativo, con más profesionales que nunca trabajando desde casa en vez de utilizar su oficina.

En definitiva, parece que Apple ha tenido un buen trimestre, con ventas impresionantes según los analistas del mercado de Gartner, que han observado un incremento de las ventas en el segundo trimestre de 2020 comparado al mismo trimestre del año pasado.

Lo interesante será ver qué pasa una vez comiencen a aparecer los nuevos MacBooks con procesadores ARM, que se esperan para finales de 2020. El lanzamiento de ese primer laptop con procesador Intel podría coincidir con una caída en las ventas a final de año pero, históricamente, los Macs con nuevos procesadores han disparado las ventas para Apple y, en el caso de los basados en Apple Silicon, parece que la historia podría repetirse.