Skip to main content

Intel adelanta a AMD por primera vez en tres años

Intel Core i5-10600K
(Image credit: Future)

Intel se ha puesto a la cabeza en las ventas de procesadores, sobrepasando a AMD en el último trimestre de 2020 no sólo en las CPU para laptops sino también en los PCs de sobremesa. Y lo hace rompiendo una racha de tres años, según un nuevo informe Mercury Research.

Los analistas han compartido sus estadísticas sobre el mercado de procesadores de PC para el cuarto trimestre de 2020. En este periodo, AMD ha perdido cuota de mercado global frente a Intel pero, aún así, ha conseguido fuertes ganancias gracias al importante crecimiento debido al aumento total de la compra de PCs para trabajar en casa durante la pandemia.

Según Mercury Research, el mercado de CPUs de la categoría x86 creció un sorprendente 20,1% en el cuarto trimestre. 

AMD, sin embargo, cayó a una cuota de mercado del 19,3% en el PC de sobremesa — por debajo del trimestre anterior (donde se situó en el 20,1%. Aun así, AMD siguió subiendo en términos interanuales, en comparación con el 18,3% del último trimestre de 2019.

Dada la enorme tracción en el mercado global, AMD sigue ganando mucho más dinero que antes. La compañía se hizo de oro en el cuarto trimestre — con un aumento de los ingresos de más del 50% en comparación con el mismo trimestre de 2019, lo que hace que el cuarto trimestre de 2020 sea el mejor trimestre que AMD ha tenido en la historia.

En definitiva, el rendimiento de AMD es muy positivo pero, aún así, Intel ha ganado  sorprendentemente esta batalla. 

El por qué de este cambio

La teoría es que los procesadores Ryzen 5000 de AMD han sufrido problemas de producción y disponibilidad contra una demanda muy fuerte. Es decir: la compañía no ha vendido tantos como podría haber vendido si pudiera fabricar más. 

Algunos de los procesadores de la gama Ryzen 3000 también han tenido problemas de suministro, especialmente los modelos económicos más populares, como el 3300X o el 3100, que ahora se venden a precios estratosféricos en eBay.

Al parecer, Intel ha sacado partido de estos problemas. Primero por su capacidad de producción y luego porque ha reforzado su oferta aplicando suculentos descuentos a sus CPUs en el cuarto trimestre.

Como observa Tom’s Hardware (que ha descubierto estas cifras), Intel afirma que su oferta de procesadores baratos — como los modelos de gama baja que encuentran su hogar en los Chromebooks asequibles — mejoró hacia finales de 2020. 

Sus envíos de unidades de procesadores para PC aumentaron nada menos que un 33% durante el cuarto trimestre. Obviamente, este factor y el hecho de que AMD tuviera problemas de suministro, ha jugado a favor de Intel.

También existe la posibilidad de que esta tendencia continúe, dado que AMD ya ha dicho que su capacidad de producción está limitada en estos momentos, incluyendo las CPU y tarjetas gráficas. AMD dice que la gama baja del mercado de PC es uno de sus puntos débiles. Éste segmento está especialmente afectado por sus problemas de fabricación, por lo que podría seguir siendo un coladero de goles para los de Intel, por lo menos en el futuro inmediato.

Intel

(Image credit: Shutterstock / monticello)

Intel tiene oportunidad de seguir ganando

Tampoco hay que olvidar que Intel también tiene nuevos procesadores para PC de sobremesa en el horizonte: los Rocket Lake de 11ª generación, que lleguará en marzo con unos niveles de rendimiento prometedores a tenor de algunas pruebas de rendimiento filtradas. Algunos dicen que existe la posibilidad de que Intel pueda incluso ofrecer un precio más competitivo para esta nueva generación, aunque esta última especulación parece exagerada, conociendo al gigante azul.

Intel también ha ganado cuota de mercado en los laptops, aunque esto es menos sorprendente ya que éste es el ámbito en el que Intel es tradicionalmente dominante. Aun así, AMD había estado escalando puestos en los últimos tiempos pero en este trimestre ha vuelto a tropezar. Según Mercury Research, cayó al 19% frente al 20,2% del trimestre anterior — aunque en términos interanuales sigue ganando gracias a la pandemia, subiendo del 16,2% del cuarto trimestre de 2019.

AMD reveló algunas nuevas y potentes CPUs móviles de la clase Ryzen 5000 en el CES 2021 de enero, pero probablemente pasará un tiempo antes de que estos chips aparezcan en cantidades significativas en el mercado de los laptops, especialmente teniendo en cuenta los problemas de suministro antes mencionados. 

Intel, por su parte, domina el suministro de gama baja y ofrece nuevos y competitivos procesadores móviles Tiger Lake.

En definitiva, AMD tiene que espabilar y solucionar sus problemas de producción de chips, algo que también se aplica a sus tarjetas gráficas.