Skip to main content

¿Ha muerto el PC de sobremesa?

Top of PC case showing power button and ports
(Image credit: Shutterstock)

El PC de sobremesa ha muerto. O al menos se están muriendo. Excepto que no es verdad. Esa es la afirmación de algunos analistas y opinares que, irónicamente, no se muere nunca y hemos estado escuchando regularmente a lo largo de la última década. Cada cierto tiempo aparece algún artículo que da la voz de alarma sobre la inminente extinción del humilde computador de sobremesa.

Así que hemos pensado en reexaminar el panorama a partir de 2021 y ver cuál es realmente el estado de salud en el que se encuentra el mercado de los PC de sobremesa en estos momentos. ¿Hay algún indicio de que estas máquinas se estén en peligro de muerte?

La respuesta corta sigue siendo un NO rotundo, pero a continuación tienes la larga con argumentos.

AMD Ryzen 5 3600X CPU shown in motherboard

(Image credit: Future)

En crecimiento

Para evaluar el estado del sector de los PC de sobremesa hay que tener en cuenta las últimas cifras de ventas. 

El mercado está en pleno auge. De hecho, está en plena ebullición. Este año y el anterior se ha producido un gran aumento de las ventas de PC en general y, aunque muchos han adquirido nuevos laptops, los PC de sobremesa se venden como rosquillas.

Las cifras más recientes de IDC dicen que, en el segundo trimestre de 2021, "la elevada demanda de PC combinada con la escasez que afectó en gran medida a la oferta de portátiles hizo que el crecimiento de los PC de sobremesa superara al de los laptops durante el trimestre".

Los analistas de Gartner también observaron que, en el segundo trimestre de 2021, los PC de sobremesa experimentaron un crecimiento más fuerte que los laptops. Empresas como Dell vieron cómo los PC de sobremesa tuvieron un "crecimiento particularmente fuerte", que en realidad superaba en un 40% al del segundo trimestre del año pasado. En cambio, el crecimiento de los laptops fue de un  dígito.

Por supuesto, este aumento de las venta de PC de sobremesa se debe en parte a la mencionada escasez de componentes que afecta al suministro de los laptops, pero el hecho es que las ventas son fuertes. 

El otro factor evidente es la pandemia,  que ha supuesto un aumento de las ventas de hardware en general porque cada vez hay más gente que trabaja desde casa y necesita nuevos dispositivos para hacerlo.

Así que, si bien el crecimiento actual es impresionante, hay razones sin precedentes para ello. Pero, aun así, el pico de ventas es muy grande en estos momentos. Dado que es probable que una buena parte de la gente siga trabajando desde casa en el futuro — o que cambie a un modelo de trabajo híbrido para trabajar a distancia parcialmente — no es probable que esta demanda desaparezca de la noche a la mañana. IDC dice que el aumento del crecimiento se está frenando un poco y hay  indicios de que "la demanda de los consumidores se está desacelerando a medida que la gente cambia sus prioridades de gasto después de casi un año de compra agresiva de PC".

En cualquier caso, dejando a un lado las ventas impulsadas por la pandemia y mirando al periodo previo, IDC dice que las ventas de PCs crecieron un 2,7%, en el durante 2019, poniendo fin a una racha de siete años de contracción del mercado. La firma dijo en un comunicado de prensa que 2019 "fue una clara señal de que la demanda de PC sigue ahí a pesar de la demanda por la informática móvil."

Teniendo en cuenta estas cifras, el PC de sobremesa no está ni muerto ni moribundo, incluso si se retrocede en los gráficos de ventas a los tiempos pre-pandémicos.

Un usuario de PC de sobremesa

(Image credit: Shutterstock)

Un sube y baja

Pero, aunque la industria del PC goza de buena salud en los últimos tiempos, no siempre ha sido así. Las voces que anuncian la muerte del PC no aparecen de la nada, naturalmente.

Si se echa la vista atrás durante la última década, ha habido épocas de ventas de PC con muchos altibajos. Por otra parte, hay una buena razón para estos cambios: los PC han progresado considerablemente en su esperanza de vida.

A medida que los componentes de hardware — principalmente las CPU — se han hecho más potentes y puede hacer funcionar la mayoría de aplicaciones y juegos sin problemas durante un tiempo cada vez más largo. Esto, a su vez, significa que no hace falta actualizar el PC tan a menudo, lo que obviamente tiene un efecto de disminución de las ventas.

Sin embargo, también hay un flujo de demanda y actividad de actualización constante. Y siempre llega un día en que la situación se invierte.

También hay buenas razones por las que los PC de sobremesa han sido y siguen siendo un producto demandado por el público, que exploraremos a continuación.

El interior de un gaming PC

(Image credit: Shutterstock)

Por qué se mantiene vivo el desktop

Uno de los ejes centrales del argumento a favor de los PCs es la necesidad de este tipo de máquinas para realizar tareas pesadas.

Si te dedicas a la edición de vídeo o al 3D, el PC ofrece un rendimiento inigualable que no puedes obtener de un laptop. Esto es simplemente una cuestión de tamaño, temperatura y refrigeración. Una tarjeta gráfica gigante de primer nivel no cabe en un laptop. Ningún componente de gran potencia puede mantenerse refrigerado sin una gran carcasa y unos ventiladores de gran tamaño o incluso un sistema de refrigeración líquida.

Los usuarios avanzados que quieran realizar tareas pesadas y ejecutar varias aplicaciones exigentes siempre necesitarán el PC más potente, de sobremesa, posiblemente con una configuración multimonitor.

Lo mismo ocurre con los gamers. Es cierto que hoy en día se pueden conseguir algunos laptops para gaming impresionantemente potentes, pero si quieres el equipo más rápido, que ofrezca las velocidades más rápidas o una gran pantalla 4K, necesitas la refrigeración y espacio que ofrece una gran caja de PC. Igual para un overclocking.

Además, los PC de sobremesa ofrecen mucho más por el mismo dinero. Con un laptop pagas por el tamaño no sólo por la potencia. Los PC de sobremesa tienen componentes más barato. Los precios de las GPU de sobremesa de última generación están haciendo que esa diferencia sea más pequeño, pero la velocidad es infinitamente mayor. Para igualar la potencia de un laptop el coste siempre es menor.

Por supuesto, con un PC de sobremesa también obtienes la flexibilidad de poder elegir exactamente los componentes que quieres. Con un laptop, no puedes más allá de elegir la memoria y el disco. Además, si compras componentes independientes para construir tu propio PC, te saldrá aún más barato, algo que no puedes hacer con un portátil. Las opciones de personalización son infinitas con una máquina de sobremesa.

La versatilidad de los ordenadores de sobremesa es también una ventaja evidente a la hora de actualizarlos. Si tu tarjeta gráfica empieza a quedarse atrás con los últimos juegos, la cambias por un modelo más nuevo. Si necesitas más disco, añade. Y del mismo modo, si un componente se estropea en un ordenador de sobremesa, es (en general) relativamente fácil cambiarlo. 

Con un laptop es imposible o muy difícil. Muchos no ofrecen ninguna forma  de realizar lo anterior, al menos no por ti mismo: todos los componentes están soldados directamente a la placa base. Algunos laptops permiten actualizar la memoria RAM o el almacenamiento del sistema, pero eso es una excepción. En caso de avería, hay que recurrir a un centro de reparación o comprar un dispositivo completamente nuevo. De hecho, esto último puede tener a veces más sentido económico que lo primero.

Desktop PC

(Image credit: Shutterstock)

Are desktop PCs dead?

Por todas estas razones, la respuesta a la pregunta de si el PC se está muriendo es claramente no, los PC de sobremesa no están muertos, ni moribundos, ni siquiera enfermos.

Es probable que el PC de sobremesa vuelva a caer en términos de ventas. Sin embargo, aunque las ventas disminuyan, no morirán en los próximos años.

Al final, el PC de sobremesa es demasiado importante para aquellos que realmente necesitan una máquina muy potente para satisfacer sus necesidades:  creadores de contenidos, profesionales cuyo tiempo de computación se traduce directamente en dinero, o gamers que necesitan jugar en 4K con una alta frecuencia de refresco. Y también para las personas que quieren construir sus propios equipos, y tener un control total sobre las especificaciones de su PC, además de la posibilidad de actualizar (o reparar) en el futuro. En resumen, la posibilidad de rentabilizar al máximo su dinero.

A largo plazo, quizás la situación de los PC de sobremesa podría cambiar, probablemente debido a un cambio radical hacia un modelo de PC basado en la nube; el "PC como servicio", en el que los usuarios podrían usar toda la potencia que necesiten de forma remota, y "transmitir" su escritorio (como en el streaming de juegos). Sin embargo, esto podría traer problemas como falta de control, privacidad y seguridad, por no hablar de la necesidad de una gran conexión a la red, así como de la infraestructura de Internet necesaria para que todo funcione con la agilidad de un PC local.

Por ahora, sin embargo, y ciertamente en el futuro inmediato, el PC de sobremesa sigue gozando de buena salud, gracias.

Darren is a freelancer writing news and features for TechRadar (and occasionally T3) across a broad range of computing topics including CPUs, GPUs, various other hardware, VPNs, antivirus and more. He has written about tech for the best part of three decades, and writes books in his spare time (his debut novel - 'I Know What You Did Last Supper' - was published by Hachette UK in 2013).