Skip to main content

Google pone el último clavo en el ataúd de los mensajes SMS

Google Messages
(Image credit: Google)

Google sigue decidida a acabar con los SMS de una vez por todas — sobre todo para plantar batalla a Apple Messages, Facebook y WhatsApp. Y por fin ha conseguido que el nuevo estándar RCS esté disponible ya a nivel mundial. Y sigue mejorándolo, con un plan para añadir encriptación punto a punto próximamente.

El concepto de SMS fue desarrollado por primera vez por Friedhelm Hillebrand y Bernard Ghillebaert en 1984, pero no se usó hasta diciembre de 1992, cuando se envió el primer mensaje de texto a través de la red GSM de Vodafone en el Reino Unido. Ahora, 28 años después, Google está tratando de reemplazar los mensajes de texto con el estándar abierto Rich Communications Services (RCS).

El gigante de las búsquedas ha pasado los últimos años trabajando con los gigantes de las comunicaciones y los fabricantes de dispositivos en países de todo el mundo para añadir funciones de chat en su aplicación Mensajes basada en RCS. La transición de SMS a RCS permitirá a los usuarios enviar y recibir fotos y videos de mejor calidad, chatear a través de Wi-Fi o datos, saber cuándo se leen sus mensajes, compartir reacciones con GIFs y emojis, y participar en chats grupales más en línea con WhatsApp y Messages de Apple o Facebook.

En nuevo post oficial, el líder del producto Google Messages, Drew Rowny, anunció que el sistema RCS está disponible en casi todo el mundo, con la única excepción de China y Rusia. El resto del planeta puede comenzar a disfrutar del nuevo estándar de mensajes de texto sin miedo a que sus videos se pierdan en el ciberespacio y sus mensajes se corten. 

Siguiente paso: encriptación punto a punto

Pero a RCS le faltan varias cosas para poder competir de igual a igual con Apple Messages o WhatsApps. La primera es el cifrado de los mensajes para que no puedan espiar tus comunicaciones.

El gigante de las búsquedas ya está trabajando en el cifrado punto a punto para conversaciones RCS entre personas que utilicen Google Messages. La implementación del cifrado punto a punto garantiza que nadie, incluidos Google y agencias estatales, pueda leer el contenido de sus mensajes mientras se transmiten de un teléfono a otro.

El cifrado para RCS comenzará a implementarse para los usuarios de la beta a partir de este mes y continuará durante el próximo año para el resto de usuarios. Además, las conversaciones en marcha de los usuarios de Messages se actualizarán automáticamente para que estén encriptadas como parte del lanzamiento de esta función.

Google lleva mucho tiempo intentando competir con los chats de Apple, Facebook y WhatsApp, pero siempre han fallado. El sistema abierto RCS es su última oportunidad para competir con ellos, pero habrá que ver si los usuarios se deciden a abandonar esos tres monopolios cerrados para adoptar un estándar abierto que no depende de ninguna plataforma y que es, por lo menos en teoría, realmente independiente.

Sea como sea, y afortunadamente, es el último clavo en el ataúd de los SMS.