Skip to main content

Google suprime el ahorro de memoria inventado por Microsoft para Chrome

Google Chrome dark mode
(Image credit: Google; Shutterstock)

Hace unos días Microsoft anunció una muy buena noticia: habían encontrado la manera de que Chrome no consuma tanta memoria RAM en Windows 10. Desgraciadamente, si esperabas que tu navegador se pusiera a dieta, tenemos una muy mala noticia: Google ha desactivado el arreglo.

Por algún motivo que no alcanzamos a comprender, Chrome es el navegador más popular del planeta. La gente lo sigue usando aunque sea una reconocida fuente de problemas, como su voraz hambre de memoria RAM. Si tienes muchas pestañas abiertas al mismo tiempo, tu máquina comenzará a ralentizarse de forma absurda. El problema es tan malo que Microsoft se propuso arreglarlo con su actualización Windows 10 May 2020 Update y una tecnología llamada Segment Heap.

Según Microsoft, el arreglo resultaría en una reducción de consumo de memoria del 27% para su navegador Edge — que está basado Chromium, el mismo motor web que Chrome El ahorro es lo suficientemente significativo como para que Google se interesase por el parche y decidiera aplicarlo en Chrome. Los cambios de Microsoft a Chromium pasaron a ser fijos en la base de código principal lo que significa que todos los navegadores que usaran esta última versión de Chromium no estarían tan hambrientos de recursos como el actual Chrome.

Hasta aquí todo bien — pero hoy hemos conocido por TechDows que el arreglo de Microsoft será desactivado por Google y no aparecerá en la nueva versión de su navegador.

Google tiene un buen argumento

Si te preguntas por qué Google ha eliminado una característica técnica manifiestamente beneficiosa y ansiada por los usuarios de Chrome, la respuesta la tiene este ingeniero de Intel. Según él, el último parche de Microsoft hace que baje el consumo de memoria pero también causa une “regresión en el rendimiento” en otras áreas — particularmente el procesador.

Un desarrollador de Chrome ha hecho pruebas y se ha encontrado con que  “el coste para la CPU es una ralentización del 10% en speedometer 2.0”. En la opinión del equipo de Google Chrome, este dato combinado con un “incremento del 13% en el ratio de procesador y consumo eléctrico”, hace que las desventajas sean mayores que el beneficio del ahorro de RAM. La funcionalidad, dice Google, no estará en Chrome 85, que saldrá en agosto.

¿Significa esto que habrá problemas? Esperemos que no. Google ha dejado de usar esta función de forma temporal, hasta que hagan más tests, y lo reconsiderarán todo en un futuro. Google también dice que está trabajando en otros arreglos para Chrome 85 que, teoría, ayudarán con ese hambre de RAM.

Esperemos que sí, porque es quizás el problema más grave de este navegador y la gente se está empezando a cansar — y mucho.