Skip to main content

Facebook prohibe las noticias en un chantaje sin precedentes

Facebook
(Image credit: Shutterstock)

Facebook ha anunciado que "restringirá a los editores y a los habitantes de Australia la posibilidad de compartir o ver contenidos informativos australianos e internacionales" como consecuencia de una nueva propuesta de ley del gobierno de ese país.

El nuevo Código de Negociación de los Medios de Comunicación aún debe ser votado en el parlamento, pero la prohibición de noticias en Facebook ya está en marcha y los australianos se han despertado hoy con mensajes del gigante de las redes sociales explicando los cambios.

Facebook news ban in Australia

(Image credit: Future)

La polémica que podría llegar a otros páises

El Código de Negociación de los Medios de Comunicación de Australia propuso que los gigantes tecnológicos, como Facebook y Google, paguen a los medios de comunicación locales cuando enlacen a sus contenidos, con la esperanza de que los ingresos se repartan de forma justa entre los que generan las noticias. 

Tanto Facebook como Google están en desacuerdo con esta propuesta, alegando que no tiene sentido. El portavoz de Facebook, William Easton, afirma que la ley "malinterpreta fundamentalmente la relación entre nuestra plataforma y los editores que la utilizan para compartir contenidos informativos". Ahora mismo, Google y sobre todo Facebook utilizan el contenido de otros para hacer negocio. Y, como siempre, se quieren quedar con todo el dinero sin pegar golpe abusando de su poder monopolista.

Facebook lleva amenazando con bloquear los contenidos informativos en Australia desde septiembre, y ahora cumple con su changaje. Google declaró que dejaría de operar su motor de búsqueda en el país si se aprobaba la ley.

Microsoft, aprovechando esta oportunidad, se puso del lado del Gobierno australiano y presentó su motor de búsqueda Bing como alternativa, ofreciendo aumentar su inversión en él si Google retiraba su motor del país. De hecho, Microsoft llegó a sugerir que Estados Unidos adoptara las mismas leyes que propone Australia, alegando que "fortalece la democracia al exigir a las empresas tecnológicas que apoyen la libertad de prensa". 

En esto estamos totalmente de acuerdo: estas compañías no pueden pretender quedarse con todo el dinero que genera el contenido de otros. Bastante hacen explotando nuestros datos privados en su propio beneficio. Algo tiene que cambiar.

Ordeñando las vacas de otros

El chantaje de Facebook afectará a todas las personas y organizaciones de noticias en Australia. Ninguna de las partes podrá ver, enlazar o compartir ninguna noticia, ni local ni globalmente.

Esto significa que las publicaciones australianas que anteriormente han obtenido lectores globales a través de compartir en Facebook perderán toda la visibilidad y la capacidad de hacerlo. También significa que cualquier australiano que use Facebook para mantenerse al día de los acontecimientos mundiales o locales ya no verá aparecer ninguna noticia.

Según estudios realizados por los analistas de Roy Morgan, en marzo de 2020, el 37,7% de los australianos confiaba en las redes sociales como su principal fuente de noticias, y otro 16,5% lo hacía en sitios de noticias como Google News.

El chantaje de Facebook y sus consecuencias

El chantaje de Facebook ha empezado a tener consecuencias muy preocupantes. No sólo han bloqueado medios sino también páginas cruciales.

Por ejemplo, los departamentos de salud estatales como SA Health y Queensland Health han sido bloqueados, como informa The Guardian. Muchas de estas páginas proporcionan información vital sobre la pandemia de Covid-19 y el despliegue de las vacunas, por lo que bloquearlas en este momento es extremadamente preocupante. Aunque el acceso a algunas de esas páginas ha sido restaurado, es posible que ya se hayan producido daños irreversibles.

Facebook también bloqueó numerosas organizaciones benéficas, como Bowel Cancer Australia y Kids Cancer Project. El principal servicio telefónico contra la violencia doméstica de Australia, 1800 Respect, también fue bloqueado.

See more

Aunque mucha gente está enfadada con Facebook por esta medida. El ministro de Sanidad en la sombra de Australia, Mark Butler, que tuiteó que "los australianos necesitan oír voces creíbles en la implantación de la vacuna. Esto es completamente irresponsable por parte de Facebook. El gobierno de Morrison tiene que arreglar esto hoy". [Quizás lo que el Gobierno de Australia debería hacer es abrir una investigación criminal y anti-monopolio por esta medida claramente chantajista y de abuso de poder de Facebook.—JD]

See more

Facebook se defiende. Ha emitido un comunicado en el que afirma que "como la ley no ofrece una orientación clara sobre la definición de contenido noticioso, hemos adoptado una definición amplia para respetar la ley tal como está redactada [aunque no ha sido aprobada todavía]. Sin embargo, revertiremos cualquier página que se vea afectada inadvertidamente".

Es notable que en esta declaración Facebook no se responsabiliza del problema.

The Guardian también informa de que el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, ha hablado con el tesorero federal y líder adjunto del Partido Liberal, Josh Frydenberg, quien tuiteó que habían mantenido una "discusión constructiva" para "encontrar un camino a seguir".

See more

Hemos contactado con Facebook para ver qué comentan.

Los trucos y tratos de Google

Mientras Facebook cumplía sus amenazas, Google ha sido más lista y ha comenzado a firmar acuerdos con publicaciones de medios de comunicación australianos, cerrando un acuerdo de cinco años y 30 millones de dólares australianos con el medio Nine y en conversaciones con otros como la ABC y Guardian Australia.

News Corp, de Rupert Murdoch, también ha llegado a un acuerdo global con el gigante de la tecnología. Las noticias del Wall Street Journal aparecerán en Google News y el motor de búsqueda de Google y, además, también inagurarán una plataforma de suscripción compartida entre las dos empresas como la que tiene Apple con News.

[Al final, si Google y Microsoft pueden gastar dinero en pagar a los generadores del contenido que explotan, Facebook también lo puede hacer. Su claro chantaje es una prueba más de que es hora de despedazar este monopolio avaro que abusa de su poder. — JD]