Skip to main content

Éste es el código secreto del iPhone para mandar rayos láser por iMessage

El efecto láser en iMessage
(Image credit: ShutterStock)

Si alguno tenía dudas sobre la Humanidad y su capacidad de descubrimiento y exploración en la adversidad absoluta, aquí tenéis la respuesta a vuestra angustia existencial. En la desesperación y aburrimiento de su encierro, la mayor parte de la población del Planeta Tierra ha puesto todo su poder mental combinado al servicio de una sola cosa: la tontuna.

Entre millones de memes sobre el COVID-19, cientos de miles de horas de series de Netflix, HBO, Amazon y Disney Plus, y el cabreo generalizado ante la incompetencia de casi todos los gobiernos del orbe, alguien ha descubierto cómo mandar rayos láser por iMessage, el servicio de mensajería de iOS.

El efecto láser cambia de color y se mueve como en una discoteca ochentera.

El efecto láser cambia de color y se mueve como en una discoteca ochentera. (Image credit: Future)

Sí, queridos amiguitos y amiguitas en el confinamiento. Lásers. Pero no como los rayos de Star Wars. Ni siquiera de Star Trek. No, lásers como de un club de baile en los años 80, que se mueven y cambian de color hacía arriba y hacía abajo, cortando el humo de los cigarrillos que hace décadas estaban permitidos en todas las discotecas del globo.

¿Que qué tienes que hacer para darle la brasa a tus familiares y colegas con este efecto láser, dices? Muy sencillo. Escribe esto en el campo de texto:

pew pew

Y envíalo. Lo verás en vivo y en directo, como el destinatario de tu tontuna lo habrá visto ya media docena de veces a estas alturas. 

Para rizar el rizo, el efecto visual irá acompañado de un efecto de sonido estéreo tipo espada láser de Luke Skywalker. Lo acabo de experimentar con los cascos puestos y me he dado la vuelta a ver si tenía a Darth Vader detrás.

El resto de efectos de iMessage

De hecho, pew pew no es el único Easter Egg que puedes encontrar en iMessage. 

Si pones feliz cumpleaños (happy birthday) salen globos desde la parte inferior de la pantalla con un efecto de sonido que no puedo distinguir.

Si escribes enhorabuena (congratulations) la pantalla explota con confeti, con un ruido de explosión sutil.

Si mandas feliz año nuevo (happy new year), iMessage lanzará fuegos artificiales con efectos sonoros cada vez que explota uno.

Esos fueron fáciles de encontrar porque las gente suele escribir esas palabras. Lo que pasa es que nadie hasta ahora había intentado escribir “pew pew”, que es la onomatopeya que usa el mundo anglosajón para representar el ruido del láser.

La tradición de los Easter Eggs de Apple

Los Easter Eggs (o huevos de Pascua) es algo que muchos programadores incluían en juegos y programas sobre todo en los años 80 y 90. En ocasiones, eran tan elaborados y estaban tan ocultos que tardaban años en descubrirse, requiriendo combinaciones de teclado o secuencias de acciones que eran imposibles de reproducir de forma aleatorias. 

Los efectos de mensajes de iMessage no llegan a ese punto. Podrían considerarse más bien Easter Eggs light — más funcionalidad no documentada que huevos de Pascua enterrados en el código de los programas a la antigua usanza.

En Apple siempre tuvieron una gran importancia. Sus sistemas operativos — desde el Macintosh System original hasta el Apple Newton — y programas contaban con elaboradas pantallas ocultas, animaciones, y todo tipo de gamberradas que iban desde convertir tu pantalla en un puzzle a mostrar títulos de crédito animados o una tira cómica de Donesbury que se burlaba del reconocimiento de escritura del Newton MessagePad. En la siguiente generación del Newton, los ingenieros ocultaron un Easter Egg — el último panel de esta tira cómica — cuando el usuario escribía “egg freckles” en una nota. 

La tira cómica de Donesbury por Gary Truedau, burlándose del reconocimiento de escritura del Apple Newton.

La tira cómica de Donesbury por Gary Truedau, burlándose del reconocimiento de escritura del Apple Newton. (Image credit: Garry Trudeau)

Esa fuerte tradición de los Easter Eggs en Apple data de los primeros tiempos de la compañía, cuando Steve Jobs animaba a sus ingenieros a firmar su trabajo como si fueran artistas. Cada programa incluido en el Macintosh original tenía una caja de diálogo con los créditos. Es así como los usuarios de Mac conocieron a gente que ahora son leyendas, como Andy Hertzfeld, Bruce Horn, Steve Capps, o Susan Kare — la mujer que diseñó los iconos del Mac. De hecho, hasta el propio Macintosh original tenía dentro las firmas de físicas, grabadas en el molde de plástico, de todos los ingenieros que participaron en la creación del icónico computador de Apple.

También sabemos que tanto Jobs como Steve Wozniak eran unos amantes de las bromas y el tema de los huevos de pascua enlazaba perfectamente con esa pasión. El resultado es que en Apple los Easter Eggs se convirtieron en una tradición inescapable.

Un ejemplo de muchos: cuando me compré mi primer PowerMacintosh con System 7.5, si escribías "secret about box" en SimpleText y arrastrabas el texto a tu escritorio, aparecería una ventana con una bandera animada en tres dimensiones en medio del campus de Apple en Cupertino. La bandera tenía una foto de una iguana con la leyenda "iguana iguana powersurgius" y, según movías el cursor por la pantalla, el viento cambiaba en la dirección del puntero. Y pare redondear el Easter Egg, si esperabas bastante tiempo la iguana cambiaba a una imagen del equipo de desarrollo con sus nombres apareciendo en la parte inferior de la ventana. La iguana, por cierto, pertenecía a uno de lo ingenieros del equipo PowerMacintosh: Dave Evans.

El Easter Egg del PowerMacintosh y System 7.5.

El Easter Egg del PowerMacintosh y System 7.5. (Image credit: Apple)

Pero todo cambió cuando Jobs volvió a Apple. Jobs decretó que, en el estado de emergencia en el que se encontraba la compañía, así que los eliminó. De hecho, también eliminó los títulos de crédito porque no quería dar importancia a personas individuales. Su argumento es que todos en Apple contribuían al éxito de cada aplicación o máquina, desde el que limpiaba al ingeniero más senior. Esto en realidad ocultaba otra preocupación del Líder: la fuga de ingenieros de Apple a otras compañías como Google, que era algo habitual en aquellos tiempos de incertidumbre.

Cuando apareció Mac OS 9 no había ni un Easter Egg en todo el sistema operativo y sus aplicaciones. De hecho, no volvieron a aparecer hasta muchos años más tarde cuando, ya muerto Steve Jobs.

Ocurrió en Mac OS X, con la introducción de la tienda de software de Apple para este sistema operativo en julio de 2012. Un Easter Egg no muy elaborado, pero brillante: cuando descargabas una aplicación desde la tienda de Apple, si mirabas el Finder en modo lista podrías ver la app aparecer mientras se descargaba. Pero la fecha de creación no era la real, sino una temporal:

La tímida vuelta de los Easter Eggs a Apple después de la muerte de Jobs.

La tímida vuelta de los Easter Eggs a Apple después de la muerte de Jobs. (Image credit: Gizmodo)

Si te fijas, la fecha de creación del fichero es el 24 de enero de 1984. Si no te suena, mira este anuncio clásico del lanzamiento del Macintosh dirigido para Apple por Ridley Scott, emitido en la Super Bowl de 1983.

El 24 de enero de 1984 fue el lanzamiento del Macintosh original y algún ingeniero de Apple pensó que sería un buen homenaje al líder caído en la batalla contra el cáncer.

Eso sí, cuando la aplicación se terminaba de descargar, esa fecha cambiaba automáticamente a la fecha de creación real del software, así que nadie se dio cuenta hasta que alguien aburrido de esperar una descarga lo descubrió por casualidad. Igual que los láser del iMessage.