Skip to main content

¿Es Windows por fin un sistema operativo realmente excelente?

Windows 11
(Image credit: Shutterstock)

Al fin, Windows parece un sistema operativo moderno y ágil gracias a Windows 11, que es el resultado de un largo viaje que, durante décadas, ha tenido numerosos giros en la dirección incorrecta. 

Eso es todo lo que quería decir. Bueno. Tal vez haya que decir algo más que eso.

Hace poco, uno de mis hijos me preguntó si debía actualizar su portátil a Windows 11. Sin dudarlo, le contesté: "Sí, para eso está hecho". Lo que quise decir es que su portátil ASUS está diseñado para aprovechar lo mejor que ofrece Microsoft. Sin embargo, al reflexionar, me di cuenta de que pocas veces había respondido a esa pregunta con tanta seguridad.

Un largo camino

A lo largo de las últimas décadas Microsoft ha construido, derribado y reconstruido Windows varias veces. A veces, los cambios han sido tan extremos que no me atreví a recomendar una actualización. Windows 8, por ejemplo, fue una paso equivocado hacia los PCs basados en gestos. Los mosaicos se expandieron gracias a la influencia de las pantallas táctiles y el querido botón de inicio desapareció. ¿Por qué?

Windows 10 fue un bienvenido retorno a los principios clásicos de diseño y estabilidad de Windows. Y Windows 11 es otro gran giro para Microsoft, con un diseño de interfaz centrado y la remodelación de algunos de los elementos más icónicos de Windows, como el Administrador de archivos y las aplicaciones de Fotos y Bloc de notas. Es justo el tipo de actualización que normalmente me llevaría a agitar las manos frenéticamente mientras advierto a mi familia y amigos sobre la inconveniencia de la actualización.

Pero, incluso antes de que mi hijo preguntara por Windows 11, me encontré mirando el nuevo PC con Windows 10 que mi mujer tiene en nuestra oficina doméstica compartida. Me pregunté si debería actualizarlo a Windows 11 y, cuando mi esposa me preguntó sobre el tema, le dije que sí, que probablemente debería hacerlo pronto.

Después pensé: "¿He perdido la cabeza? ¿Y si ella odia la nueva interfaz?".

Sinceramente, no creo que lo haga. A pesar de que es una importante revisión de la experiencia y del comienzo ligeramente accidentado (incompatibilidades sorprendentes con el hardware antiguo, ralentizaciones del sistema, pérdida de los controles de volumen o conexiones Bluetooth y Wi-Fi irregulares), ésta ha sido una de las actualizaciones de Windows más suaves de los últimos tiempos.

Esto puede deberse, en parte, a que Microsoft ha actuado con relativa rapidez esos fallos, su trabajo para mejorar la forma en que actualizamos Windows y a su claridad al explicar los motivos de esos problemas.

Los números

Según Microsoft, actualmente hay más de mil millones de personas que usan Windows 10. No está claro todavía lo rápido que estos mil millones están actualizando gratuitamente a Windows 11, que se lanzó oficialmente a finales del año pasado.

Una encuesta rápida y no científica en Twitter, realizada en mi cuenta de Twitter y en la de TechRadar, deja claro que la adopción de Windows 11 es fuerte. Más de la mitad de todos los encuestados todavía usan Windows 10 y un impactante 4,4% dijo que todavía usaba Windows XP (aunque espero estén bromeando). Hay un 35% que ya está usando Windows 11 en su PC y esto es revelador.

El hecho de que tanta gente elija confiar en Windows 11 e instalar — o comprar nuevos sistemas PC con el este sistema operativo — es un testimonio de la relación que Windows 10 ayudó a construir entre Microsoft y sus clientes.

Windows 10 ha sido una plataforma sólida. Poco notable pero que, en mi experiencia, ha funcionado de manera fiable durante años. A nivel de sistema, ha sido más sólido y seguro que la mayoría de las iteraciones de Windows anteriores. Es una plataforma que puede funcionar, sin reiniciar, durante días y días. Incluso sin software de seguridad de terceros, Windows 10 y 11 son mejores para contrarrestar las amenazas externas que las versiones anteriores (aunque podrían hacer aún más para proteger a sus usuarios de los intentos de phishing de ingeniería social y los ataques de ransomware).

Limpio y sencillo

Windows 11 deja la mayor parte del sistema operativo subyacente intacto para centrarse en limpiar el interfaz para modernizarla, con un aspecto más propio del siglo XXI en casi todos sus elementos. Algunos de esos elementos no se han tocado en años.

A pesar de todo, queda trabajo por hacer. Es frustrante te metas en el Administrador de Dispositivos, el Editor del Registro o la Consola de Administración de Microsoft y parezca que has viajado a 2001 en una máquina del tiempo, especialmente para los que sabemos dónde buscar estas cosas.

Para la mayoría de los usuarios de Windows, sin embargo, Microsoft ha creado un nuevo modelo de interfaz que pone sus controles en el centro (soy menos fan de los widgets — pero estos están ocultos fuera de la pantalla, así que no importan). Lo que es más impresionante es que Microsoft lo haya hecho sin perder el clásico menú de inicio.

Entre los cambios del sistema y el navegador Edge (que recomiendo a toda mi familia y amigos), este parece ser el mejor momento de Windows, un momento en el que está listo para ser su mejor versión y disfrutar de una gran expansión entre la base de usuarios de PC.

Parece que todo irá bien, por lo menos hasta Windows 12.

Lance Ulanoff
US Editor in Chief

A 35-year industry veteran and award-winning journalist, Lance has covered technology since PCs were the size of suitcases and “on line” meant “waiting.” He’s a former Lifewire Editor-in-Chief, Mashable Editor-in-Chief, and, before that, Editor in Chief of PCMag.com and Senior Vice President of Content for Ziff Davis, Inc. He also wrote a popular, weekly tech column for Medium called The Upgrade.


Lance Ulanoff (opens in new tab) makes frequent appearances on national, international, and local news programs including Live with Kelly and Ryan, Fox News, Fox Business, the Today Show (opens in new tab), Good Morning America, CNBC, CNN, and the BBC.