Skip to main content

El último documental de Netflix cambiará tu opinión sobre las criptomonedas

A man with his head bandaged in Trust No One: The Hunt for the Crypto King
(Image credit: Netflix)

Netflix está en "modo fraude". En las últimas semanas, documentales como Inventing Anna, The Tinder Swindler y Bad Vegan han analizado la historia de varios estafadores. El último documental, sin embargo, cuenta la historia de un supuesto engaño. 

Decimos "supuesto engaño" porque, a día de hoy, todavía no se ha probado la supuesta culpabilidad de la persona objeto de la cinta: Gerald Cotten. Trust No One: The Hunt for the Crypto King ("No confíes en nadie: la caza del rey de las criptomonedas") traza el ascenso y caída de QuadrigaCX — la bolsa de criptomonedas de Cotten — que se derrumbó junto con 190 millones de dólares de participaciones de clientes tras la inexplicable muerte de su fundador en 2018. 

La cinta de 90 minutos es, cuanto menos, absorbente. ¿Fue Cotten asesinado? ¿Fingió su propia muerte y robó el dinero? ¿Tiene su mujer algo que ver con el caso? Éstas son las preguntas que el último largometraje de crimen real de Netflix intenta responder aunque, en última instancia, no lo logre.

Éste es el tráiler de Trust No One: The Hunt for the Crypto King.

La duración del largometraje lo pone en el ranking de Netflix de los films más mportantes del streamer. En su primera semana de lanzamiento, Trust No One obtuvo más de 12 millones de horas de visualización, lo que la convierte en la tercera cinta más popular del servicio de streaming en los últimos siete días.

Aunque esos números no pueden competir con otros documentales similares — como The Tinder Swindler con 45,8 millones de vistas en su primera semana de lanzamiento o Bad Vegan: Fame. Fraud. Fugitives con 26,96 millones — son una señal de que el público todavía está interesado en historias de la vida real que resultan más extrañas que la ficción.

El peligro de las claves

Todo el mundo dice lo mismo sobre Trust No One: The Hunt for the Crypto King. La criptomoneda como medio de intercambio sigue siendo turbia. Su gran punto de venta y al mismo tiempo su gran trampa es su independencia de cualquier autoridad central. 

En la película, el magnate de las criptomoneda  Gerald Cotten se lleva a la tumba las contraseñas de su imperio, dejando 190 millones de dólares encerrados en el éter digital. En un intento desesperado por recuperar sus pérdidas, un inversor pierde los ahorros de toda su vida.

El público ha respondido a la historia con un mayor escepticismo hacia las criptodivisas como método de inversión: "ni tus claves, ni tus monedas" es el viejo adagio que circula por las redes sociales tras el estreno del documental. 

See more

"Vi Trust No One: The Hunt for the Crypto King en Netflix y me llamó la atención que [estas empresas] pueden desaparecer con nuestro dinero y no pasa nada", afirma un usuario de Twitter (opens in new tab). "Trust No One en Netflix es la razón por la que no invierto en criptomonedas ni en el mercado de valores en general", dijo otro (opens in new tab)

Está claro que la última historia criminalreal del streamer es otra advertencia. Esta vez el objetivo no son las apps de citas o los restauradores sin escrúpulos, sino el mercado financiero especulativo digital.

Axel Metz
Staff Writer

Axel is a London-based staff writer at TechRadar, reporting on everything from the latest Tesla models to newest movies as part of the site's daily news output. Having previously written for publications including Esquire and FourFourTwo, Axel is well-versed in the applications of technology beyond the desktop, and a degree in English Literature means he can occasionally be spotted slipping Hemingway quotes into stories about electric sports cars.