Skip to main content

El tamaño de la PS5 es gigantesco comparado con todos los modelos de PlayStation y Xbox

(Image credit: Kayane)

El diseño de la Sony PS5 es terrible por razones técnicas objetivas, sin entrar que estéticamente parezca un router Wi-Fi de AliExpress. Pero lo que no sabíamos es que la consola es también gigantesca, como se puede ver en esta imagen.

La imagen — publicada en Twitter por la gamer profesional Kayane — no deja lugar a dudas a pesar de que no es una comparativa de tamaños exacta. Está realizada utilizando el tamaño de la ranura del disco óptico para establecer la escala entre todas las máquinas.

Al no contar con elementos para la escala, cuando vi el vídeo de presentación asumí que el tamaño iba a ser similar al de la PS4.

Pero, claramente, la PS5 es mucho más grande que cualquier consola pasada y futura, incluyendo la nueva Xbox Series X — que aunque también es más grande es notablemente más compacta porque es un cubo alargado.

Qué nos dice su tamaño sobre el hardware de la PS5

De hecho, la PS5 parece un gaming PC más que una consola. 

Este tamaño desmesurado podría ser la consecuencia lógica de la arquitectura de hardware de la máquina. Mientras que la Xbox Series X ha mantenido una tamaño relativamente compacto gracias a un ingenioso sistema de refrigeración, el equipo de diseño de la PlayStation 5 parece que no ha pensado demasiado en ese aspecto, optando por la fuerza bruta y la implementación de un diseño vertical enorme como el de un PC con el objetivo de evitar el recalentamiento que traería un tamaño más compacto y facilitar el flujo de aire a lo bestia.

Por supuesto, esto sólo es una deducción sobre una imagen a escala. Todavía no sabemos cómo es la PS5 por dentro, ni cuántos ventiladores tendrá pero, a juzgar por el tamaño desmesurado, podrían ser bastantes. Es una sospecha que parece estar confirmada por el entusiasmo de Microsoft a la hora de promocionar la arquitectura de hardware y refrigeración de la Xbox Series X. Los de Redmond saben algo más de lo que parece y están intentando darle a Sony donde más duele.

Pero aparte de las implicaciones a nivel técnico, el hecho es que la PS5 es un auténtico brontosaurio comparado con las generaciones anteriores — una bestia que no te va a caber en el mueble de tu sala de juegos. Un diseño malo y además gigantesco.