Skip to main content

El PC más bonito de 2020 no es de Apple

Bleu Jour KUBB mini PC - $800 (al cambio en compra directa) (opens in new tab)
Este increíble PC hubiera sido digno de Steve Jobs y Jony Ive en los mejores tiempos de Apple, sobre todo el modelo cromado. Está disponible en varios colores, incluyendo champagne y rojo, e incluso tienen un modelo con un procesador AMD Ryzen.

Si Steve Jobs estuviera vivo hubiera sido fan de este PC de la compañía francesa Bleu Jeur: un cubo cromado perfecto que, al contrario que su famoso Apple PowerMac G4 Cube, es tan potente como barato.

Su nombre es KUBB (opens in new tab) y es sin duda el PC más bonito de 2020 y quizás el más espectacular jamás fabricado.

Anunciado en la feria de la electrónica berlinesa IFA 2020 (opens in new tab) , el nuevo KUBB podría haber sido diseñado por Jonny Ive or Philippe Stark: un cubo minúsculo de 12 centímetros de lado que parece sacado de una película de la Marvel.

Viene en dos versiones: una con el Ryzen R1606G y otra con el V1605B. Los dos comparten las mismas prestaciones: 8GB de RAM LPDDR4 ampliables a 32GB, Wi-Fi 6, Bluetooth 5.1 y Gigabit Ethernet con un chip de Realtek.

A pesar de su tamaño ridículo, el KUBB tiene cinco puertos USB y dos HDMI 2.0a que pueden conectarse a dos monitores 4K a 60Hz. Su único fallo es que la unidad no incluye almacenamiento. Necesitarás instalar un disco SATA de 2,5 pulgadas o un M.2 PCIe NVMe SSD.

La compañía ofrece una garantía de tres años y un sistema operativo a tu elección: Windows 10 Pro o Linux Mint.

El KUBB con el procesador V1605B de cuatro núcleos cuesta 800 al cambio con Linux Mint y sin carcasas intercambiables hechas a mano. El modelo con carcasa de madera cuesta 155 dólares más. Y la versión con Windows 10 Pro aumenta el precio en 200 dólares.

Los materiales de construcción del KUBB son aluminio y acero inoxidable. Las carcasas tiene acabados en grafito, cromado, cuarzo, rojo intenso, fucsia, marrón chocolate y color champagne. Una preciosidad.

Désiré has been musing and writing about technology during a career spanning four decades. He dabbled in website builders and web hosting when DHTML and frames were in vogue and started narrating about the impact of technology on society just before the start of the Y2K hysteria at the turn of the last millennium.