Skip to main content

El nuevo Ryzen 7 4800H para portátiles destroza a las CPU de sobremesa Intel

(Image credit: AMD)

Los de Intel ya se pueden preparar para la tormenta de guantazos que AMD les va a meter con el AMD Ryzen 7 4800H, un procesador para portátiles que es capaz de batir a procesadores de gama alta para PCs de escritorio de Intel.

AMD ya apuntó en el CES 2020 que sus nuevos procesadores iban a ofrecer rendimiento de procesador de escritorio. Si estas pruebas filtradas por @TUM_APISAK son ciertas, no bromeaban. Como podéis ver, el Ryzen 7 4800H es capaz de batir a las CPU de sobremesa Intel.

Las pruebas muestran que el Ryzen 7 4700H para portátiles obtiene 8,350 puntos en la prueba 3DMark Time Spy physics score, que mide exclusivamente el rendimiento de la CPU. 

La puntuación le sitúa detrás de los procesadores de PC de sobremesa Ryzen 7 3700X — que consigue 10,180 puntos — pero por delante de CPUs de gama alta de Intel para PCs, como Intel Core i7-9700K, un chip que sólo consigue 8,200 puntos.

Y sí, la diferencia es sólo de 150 puntos, pero pensad que el Core i7-9700K es una CPU para máquinas de sobremesa sin límite en su consumo de electricidad. El procesador de Intel no tiene que mirar cuánto consume o cuanto calor genera porque cuenta con sistemas de refrigeración más grandes.

Pero el Ryzen 7 4800H es un chip para portátiles, donde el consumo de energía y la disipación son factores fundamentales que limitan el rendimiento del procesador. 

En otras palabras: es un resultado impresionante.

Todavía nos queda mucho por saber

No es la primera vez que vemos que los nuevos procesadores para portátiles de AMD tienen un rendimiento impresionante. Anteriormente vimos el rendimiento de la variante "U", otro nuevo modelo especial para máquinas de muy bajo consumo eléctrico.

Por supuesto, hay que tener algo de escepticismo. Las pruebas son “filtradas” y no sabemos realmente como el Ryzen 7 4800H se va a comportar en el mundo real una vez lo veamos en portátiles dentro de unos meses.

Si se confirma, tener portátiles con el mismo rendimiento que un PC de gama alta será una muy buena noticia. Sobre todo cuando, como todo apunta, tendrá también un precio muy competitivo. 

Intel no se va a quedar cruzada de brazos, claro, y está trabajando en nueva tecnología como la esperada Intel Tiger Lake, que se supone que va a incrementar el rendimiento en portátiles ligeror y finos. Y luego también veremos la CPU de décima generación Comet Lake H-Series, diseñada para portátiles de videojuegos.

El 2020 se anticipa caliente en la guerra de los procesadores — y eso sólo nos va a beneficiar a todos.