Skip to main content

El nuevo iMac está mal diseñado

Apple spring event 2021
(Image credit: Apple)

Apple ha anunciado un nuevo iMac y los fans de Apple están encantados. Utiliza el excelente chip M1, es ultra-fino y además, ¡COLORES! Es como en los viejos tiempos, cuando Apple era joven y divertida y vendía ordenadores que parecían increíbles en el mar de aburridos PCs grises y beige.

La realidad es que los nuevos iMac tienen un diseño pésimo. No he visto el evento ni he escuchado ninguno de los comentarios celebratorios por los que se caracterizan este tipo de eventos. Pero la primera vez que vi este iMac no me impresionó. Me decepcionó. 

Y sí, el nuevo iMac confirma que sigue habiendo un claro líder en diseño en lo que respecta al ordenador todo en uno. Es Microsoft, no Apple.

Apple spring event 2021

(Image credit: Apple)

La obsesión de Apple con lo fino

La pregunta es qué aporta este nuevo iMac y si tiene alguna importancia que el iMac sea ultra-fino. Hay razones para desear un ordenador fino. Y Apple ha pasado a utilizar su procesador ARM en lugar de la alternativa de Intel, que es más caliente y  consume más energía. Los chips ARM son más fríos y eficientes, no es necesario colocarles grandes ventiladores y radiadores de cobre. Por eso sabíamos que el próximo iMac iba a ser más fino que el anterior.

Lo que no tiene sentido es que el iMac tenga una enorme barbilla en lugar de más espacio en la pantalla (como tampoco tiene sentido que tenga biseles blancos). 

Las fotos del interior muestran la poca circuitería del nuevo iMac, algo realmente notable y una verdadera muestra de lo mucho que ha avanzado la tecnología. Pero esto no importa si tenemos una barbilla absurda debajo. Es mal diseño. Será todo lo fino que quieras, pero la parte que verás la mayor parte del día sigue siendo terrible. 

No es el único PC todo-en-uno con una gran barbilla, pero normalmente esos PCs llevan hardware de PC de sobremesa tradicional y algunos tarjetas GPUs dedicadas. 

Pero Apple, con la reducción del hardware producto del M1, ha tenido la oportunidad de realmente hacer algo fantástico y realmente innovador. Como sí lo hizo en su día Microsoft.

Surface Studio 2

(Image credit: Microsoft)

El Surface Studio es un icono del diseño

El Surface Studio es el epítome del diseño del todo-en-uno. 

Sí, es grande y es caro, pero es realmente fantástico, con su bisagra que dobla la pantalla hacia abajo como la más grande y hermosa mesa de dibujo que jamás hayas tocado. Como pieza de diseño, es todo lo que el nuevo iMac debería ser: biseles delgados, una pantalla enorme y la mayoría de los elementos importantes escondidos en la base. 

Además, el hecho de tener el hardware en la base es algo práctico. Facilita el uso del PC, los cables están ordenados y no hay que rebuscar en la parte trasera de la pantalla para conectar una memoria USB. La base es más grande y gruesa, pero eso no le importa a nadie. Es la base y punto, no se utiliza para nada más que para sostener la pantalla. Precisamente por eso es el sitio perfecto para la pantalla.

La base también permite hacer que todo sea pantalla. Eso también significa una pantalla más grande y una relación de aspecto 3:2 más alta. Simplemente tienes más espacio para trabajar y la zona de trabajo ocupa todo tu campo de visión.

El Surface Studio tiene otros inconvenientes a nivel de hardware, pero desde el punto de vista del diseño, Microsoft gana con diferencia.

Apple spring event 2021

(Image credit: Apple)

Apple necesita volver a liderar el diseño

Hace más de una década el Mac me atrajo por su diseño. La combinación del aspecto exterior y el sistema operativo supuso un cambio refrescante con respecto a los toscos PC con Windows que había utilizado durante años. Apple era absolutamente vanguardista y estaba a la cabeza en todos los frentes. 

Ahora, Apple se ha vuelto perezosa y conservadora. Trata de disimularlo con cosas superfluas sin importante, como un ordenador superfino pintado de amarillo. El paso a ARM era una clara oportunidad para reinventar por completo el iMac y volver a estar al frente, aunque para ello tuviera que inspirarse en Microsoft. 

Por supuesto, todo esto no impedirá que los fans de Apple se lancen en masa a por el nuevo iMac. Espero que lo disfruten mucho. Pero no pueden pretender que Apple sea un líder en diseño porque ya no lo es.