Skip to main content

El nuevo diseño del iMac parece salido de Star Trek

(Image credit: Apple)

Apple podría estar rediseñando el iMac por primera vez en 16 años. Y parece que podría ser un cambio radical sobre la última versión: una sola hoja de vidrio curvado que se asienta sobre tu mesa como una especie de pantalla en el puente de mando del Enterprise.

Por lo menos, los diseñadores de Apple Keith Hendren, Paul Wang, Adam Garelli, Brett Degner, Christiaan Ligtenberg, y Dinesh Mathew han estado trabajando en este diseño, según esta nueva patente publicada en el registro de patentes y marcas de los Estados Unidos y encontrada por Apple Insider. Esta es una de las ilustraciones en el documento:

(Image credit: Apple)

¿Cómo es el iMac rediseñado?

La patente — titulada “Dispositivo Electrónico con Cubierta de Vidrio” — describe una sola hoja de vidrio ultrafino que se curva desde el plano horizontal sobre tu mesa hacia el cielo. La base de la curva es plana y sirve como área de trabajo para que apoyes tu teclado y parece que cuenta con trackpads en cada uno de sus lados.

La parte superior de la curva no tendría ningún componente electrónico excepto los de la pantalla. En la parte de atrás, en la base, hay una cuña poligonal metálica que contiene las tripas del Mac. Esta cuña sirve para sostener la pantalla y contiene los puertos del computador (en la imagen de abajo, a la izquierda).

La parte de trabajo tendría un teclado digital capacitativo  — presumiblemente con simulación de tacto real, como los trackpads actuales de Apple. Después de todo, Hendren — un diseñador de producto para el grupo de arquitectura Macintosh en Apple — trabajó previamente en un este tipo de teclados para el MacBook, según AppleInsider. Sin embargo, también puedes elegir tu propio teclado, que puede ser colocado en esa zona de trabajo.

Es un diseño muy bonito, digno del Enterprise de Picard.

Pero atención, porque hay un diseño todavía más radical que no hemos visto en décadas: una variante que está diseñada como una estación de expansión del MacBook, que podría integrarse con la pantalla por un agujero, como se puede ver en la imagen bajo estas líneas a la derecha.

El iMac rediseñado (izquierda) y el MacBook dock (derecha)

El iMac rediseñado (izquierda) y el MacBook dock (derecha) (Image credit: Apple)

Y luego un diseño realmente de ciencia ficción, en el que la parte inferior se puede doblar hacia arriba para dejar tu mesa libre:

(Image credit: Apple)

La evolución del Macintosh

Si estos diseños se convierten en productos reales en la Apple Store, podría ser una revolución.

Apple adoptó el diseño actual del iMac — con las tripas en la pantalla y una base de aluminio para sostenerlo — en 2004. Esa forma ha permanecido prácticamente igual durante todos estos años. Lo único que ha cambiado es el grosor de la pantalla y las barbillas con el logo de Apple — cada vez más finas — así como el material, que cambió de plástico blanco a aluminio en 2007.

Antes de eso, el único cambio significativo en el Macintosh de 1984 fue en 1998, cuando Apple cambió el icónico diseño del Mac original al del huevo de color verde del iMac. Después, en 2002, vimos otro cambio radical — una base semi-esférica con una pantalla flotante que se sujetaba con un brazo de acero cromado balanceado. Dos años más tarde Apple lanzó el diseño actual.

Una estación base de carga y ampliación del MacBook sería un producto aún más radical. La última vez que vimos algo así fue con el añorado PowerBook Duo, una línea de subnotebooks que se estuvo fabricando de 1992 a 1997. El Duo tenía una estación base mecanizada que te permitía insertar el portátil para, instantáneamente, convertirlo en un PC de sobremesa completa con su pantalla independiente, puertos NuBus para tarjetas de ampliación y unidad de disco duro adicional.

La idea de que Apple se atreve a lanzar un producto así es irresistible para un viejo zorro como yo.

Pensar que Apple va a lanzar uno de estos productos — u otro diseño radicalmente diferente del iMac actual — no es de locos. Después de que Jony Ive abandonara Apple, no sería sorprendente que los diseñadores de Cupertino quisieran establecer un nuevo lenguaje de diseño diferente del que estableció su antiguo jefe. Y como ya pasó en 1984, 1998 y 2004, esta nueva revolución podría comenzar con el Macintosh.