Skip to main content

El Nothing Phone (1) es el arte del bombo publicitario

Carl Pei
(Image credit: Carl Pei)

No me creo el bombo de los teléfonos de Nothing y tú tampoco deberías. Ya he estado en este circo, he visto a los leones y a los malabaristas y, después de 20 años informando sobre teléfonos, sé cómo funciona esto. El lanzamiento de Nothing [nada en inglés, claro, no podría ser de otra manera — Ed.] es puro bombo y platillo diseñado para agarrarle los dólares a los inversores. Tiene tantas posibilidades de derrocar a Samsung y Apple como yo de correr una milla en 4 minutos.

El fundador de Nothing, Carl Pei, sabe cómo crear expectación. En sus tuits y en la presentación del miércoles, — en la que no hubo detalles — volvió a prometer un dispositivo diferente a todo lo que se ha visto hasta ahora: el Nothing Phone (1).

Pei podría cumplir esta promesa lanzando un teléfono hecho de plastilina o escayola. Sería ridículo pero cumpliría su promesa.

Romper el molde es difícil. Los teléfonos inteligentes de iOS y Android han deslizando hacia el centro, un vasto y reluciente océano uniforme. Esto puede sonar mal pero al final los smartphones son supercomputadores de bolsillo usadas hasta por el consumidor más simple y reacio a usar la tecnología.

El mercado ha intentado innovar en estética y función, pero todas las ideas extrañas que se salen de la norma no sobreviven.

Las grandes ideas que nadie quiere

Fíjate, por ejemplo, en la breve oleada de cámaras "pop-up" que en su día aparecieron en teléfonos Android. OnePlus usaba una que era tan inteligente que se metía dentro del cuerpo del teléfono automáticamente en caso de caía. Los dispositivos actuales de OnePlus ya no la incorporan. O los teléfonos con pantallas que se deslizaban, como el Xiaomi Mi Mix 3. Tampoco existen.

Luego está el teléfono Essential de Andy Rubin, otro dispositivo construido a base de bombo y platillo que nadó contracorriente casi desde su primer día. Su característica más destacada era su sistema de accesorios. El teléfono tenía contactos expuestos a los que se podía acoplar, por ejemplo, una cámara 360. Se suponía que iba a ser un teléfono Android disruptivo pero Essential no pasó del Essential Phone 2 y murió.

Google intentó construir un sistema de teléfono modular: Project Ara. Un concepto al estilo de los ladrillos de LEGO que prometía mucho pero que no era práctico. Al final, Google cerró el proyecto.

Bombo publicitario y especulación

¿Cuál será la supuesta salsa secreta de Nothing? Muchos creen que será un teléfono transparente, aunque Pei parece centrarse en sus widgets y la interoperabilidad con su propio ecosistema de dispositivos y una lista aún no identificada de dispositivos de terceros.

En los últimos años, he visto muchos smartphones y tabletas transparentes, todos ellos en programas de televisión y películas sobre el futuro. Me encantan y, sí, los quiero. 

Hoy, LG puede mostrarte una amplia gama de pantallas OLED transparentes y flexibles, pero siempre están conectadas a un ladrillo muy opaco de componentes. Sea lo que sea lo que produzca Pei este verano, tendrá que usar una CPU opaca (probablemente un chip Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1), RAM opaca y una gran batería de iones de litio opaca. 

Quizás Pei intente ocultar los componentes o reducirlos demasiado pero así lo que más sufrirá probablemente será la capacidad de la batería. La mayoría de los smartphones reducen sus componentes y aumentan las baterías porque nadie puede aceptar algo que dure menos de todo el día. El Nothing Phone (1) no puede ofrecer menos.

Dejando a un lado todos los obstáculos técnicos que Pei debe superar, no sé por qué todo el mundo está tan entusiasmado después de que Pei haya mostrado, literalmente, nada.

Quizás están desesperados por algo nuevo que creen que Apple ya no proporciona y que Google mata silenciosamente en su cuna. Al menos Samsung nos da teléfonos flexibles. La gente parece querer un teléfono inteligente del futuro que nadie está proporcionando y creen que tal vez Carl Pei y Nothing puedan hacerlo.

Tal vez. Lo que me preocupa es que esta máquina de bombo y platillo queme más millones antes de que veamos el primer dispositivo — probablemente un prototipo — y luego millones más antes de que el primer Nothing Phone (1) se envíe a los consumidores (o patrocinadores de su crowfunding).

Ya he visto esta historia antes. Todos los fans se pondrán en contra de Pei y analizarán en detalle cada uno de sus problemas técnicos, de diseño y de construcción. Puede que lo ignoren al darse cuenta de que el teléfono no está realmente preparado para competir con Apple o Samsung, o incluso con la antigua casa de Pei, OnePlus.

Puede que me equivoque. De hecho, me encantaría equivocarme, pero la historia de los teléfonos inteligentes está plagada de cadáveres de aspirantes a disruptores que no pudieron cumplir con su propia propaganda. 

A 35-year industry veteran and award-winning journalist, Lance has covered technology since PCs were the size of suitcases and “on line” meant “waiting.” He’s a former Lifewire Editor-in-Chief, Mashable Editor-in-Chief, and, before that, Editor in Chief of PCMag.com and Senior Vice President of Content for Ziff Davis, Inc. He also wrote a popular, weekly tech column for Medium called The Upgrade.


Lance Ulanoff makes frequent appearances on national, international, and local news programs including Live with Kelly and Ryan, Fox News, Fox Business, the Today Show, Good Morning America, CNBC, CNN, and the BBC.