Skip to main content

Éste es el mejor James Bond de todos los tiempos

Daniel Craig in No Time to Die.
(Image credit: EON / MGM)

Tu versión del mejor actor de James Bond dependerá de varios factores, como tu fecha de nacimiento, lo que más te gusta en una película de Bond o la idea que tienes del humor y el carácter del personaje.

¿Es James Bond un personaje divertido, romántico o violento? ¿Hace puyas después de matar a un hombre o está en permanente angustia existencial y nunca hace bromas? También es probable que tu idea haya cambiado con el tiempo, a medida que el personaje experimentaba altibajos de tono y estilo durante las últimas cinco décadas.

Toda la redacción de Techradar tiene una opinión, igual que vosotros. Así que hemos votado para hacer un ranking de los siete actores que han interpretado a 007 en el celuloide para pasar el tiempo hasta que No Time To Die se estrene el 8 de octubre en Estados Unidos.

7. David Niven

Aunque está condenado a ocupar el último lugar de las listas hasta el fin de los tiempos, en su día David Niven fue considerado el James Bond ideal según las novelas de Ian Fleming. Así apareció en la película original, Casino Royale, de 1967. En ella varios actores interpretan el papel. Él, como una versión más antigua del personaje, tenía mucho potencial y encajaba bien con el 007 que Fleming describió novela tras novela, pero la película fue un desastre.

6. George Lazenby

Lazenby es la mejor parte de la única película de Bond que protagonizó: Al servicio secreto de su majestad, de 1969. El film cuenta con una de las mejores actuaciones de Telly Savalas en el papel de Blofeld. Diana Rigg aparece como la condenada compañera de Bond, Tracy di Vicenzo. 

Lazenby es encantador pero no es Connery, aunque el final de la película, que es notablemente sombrío, le haga brillar especialmente.

Aún así, el paso del tiempo le ha dado una patina especial gracias a los elogios de gente de prestigio como Steven Soderbergh, por lo que nadie hoy en día le pasa por alto. Al igual que pasó con Timothy Dalton, el papel de Lazenby te hace imaginar  posteriores películas de Bond que nunca existieron.

5. Timothy Dalton

Timothy Dalton fue una especie de Bond primigenio de Daniel Craig. Hizo un James Bond serio en sus dos películas, bastante sólidas: The Living Daylights y License to Kill. Dalton llegó para dar un golpe de timón después de las películas de Roger Moore, en las que el ambiente era casi de broma y extremadamente camp en ocasiones. Bond necesitaba volver a ser un personaje dramático y Dalton lo convirtió en un personaje intenso con un toque romántico que lo convierten en un Bond memorable. 

The Living Daylights es definitivamente una película de Bond. License to Kill no tanto, porque parece más una película de acción de los 80. Es una pena que no tuviera más secuelas para desarrollar su 007. 

4. Roger Moore

Las películas Roger Moore como 007 son principalmente comedietas camp con personajes secundarios absurdos — como Tiburón y el sheriff John W. Pepper — y gadgets y tramas imposibles. Pero aún así es  una época importante que ayudó a establecer a James Bond como figura de la cultura pop.

Aunque sea camp, las películas de Moore son muy entretenidas y están llenas de buena acción en su mejor momento. Sí, los cambios de tono son extremos en películas como Moonraker, pero For Your Eyes Only sigue siendo una de las mejores películas de Bond de todos los tiempos. Ahí Moore puso definitivamente su sello cómico en el agente secreto.  

Moore interpretó a Bond durante 12 años frente a los 15 de Daniel Craig, pero hizo más películas: siete en total. Su edad se hizo más evidente con el paso del tiempo: tenía 45 años cuando rodó Live and Let Die y casi 50 en A View to a Kill. Pero fue un gran guardián de la esencia de su propio sabor de 007. 

3. Daniel Craig

Daniel Craig resucitó la franquicia después de que casi cayera para siempre. Su versión de Bond comenzó con mucha fuerza en la gran Casino Royal, y se acercó a los Bonds de antaño cuando apareció Q, los gadgets y un toque de humor e ironía fina. 

Pero las películas de Craig son muy inconsistentes: Quantum of Solace y Spectre son malas. Y Casino Royale y Skyfall son dos auténticos clásicos. Habrá que esperar a qué pasa con No Time to Die para ver el desempate. 

Craig aporta a Bond una especie de masculinidad fría y un físico brutal, que consiguió tras protagonizar el excelente thriller criminal británico Layer Cake. Las películas de Craig no siempre han dado en el clavo, pero él ha aportado una profundidad creíble a 007, y lo más probable es que proyecte una larga sombra sobre la franquicia en los próximos años.

2. Sean Connery

Si preguntas a cualquier padre quién es el mejor te dirán Sean Connery. El hecho de que Connery ocupe el segundo lugar en nuestra lista demuestra que los gustos cambian según las generaciones.

Connery sigue siendo un excelente Bond, obviamente. El más icónico, sin duda. Todo lo que Bond es hoy en día vive a la sombra del Connery: su maneras suaves, su elegancia, la violencia extrema que late justo debajo de la superficie y el humor irónico. 

Bond es la suma de todos estos elementos y es lo que le convierte en un icono cinematográfico tan atractivo. Los papeles de Connery en Dr. No, Desde Rusia con amor y Goldfinger transformaron a Bond en un héroe inmortal de la gran pantalla aunque algunas partes de sus películas no superan la prueba del tiempo.

1. Pierce Brosnan

Pierce Brosnan fue un gran Bond con una sola película clásica en todas las que hizo. Pero demostró una pasión increíble por el papel y fue el Bond perfecto de los 90. Le devolvió el humor al personaje junto, el encanto y una estupenda cabellera. Brosnan esperó muchos años para conseguir el papel — que se perdió en 1987 por  la serie Remington Steele de la NBC,

Su actuación a lo largo de sus cuatro películas es consistente. Las películas, por desgracias, son bastante malas. Sólo se salva GoldenEye, un clásico de la posguerra fría y una de las cinco mejores películas de Bond. Tomorrow Never Dies y The World Is Not Enough son mediocres. Die Another Day fue un verdadero fracaso lastrado por los anuncios en escena y por ideas absurdas como un coche invisible. Brosnan podría haber brillado con cualquier clásico de Bond o con las películas más dramáticas y violentas de Dalton. 

Sea como sea, es nuestro favorito.

Nota al margen: es posible que la popularidad de Brosnan entre los redactores de TechRadar se deba en parte a haber jugado demasiado a GoldenEye 007 en la Nintendo 64. Nos encanta ese juego.

Samuel Roberts

Samuel is TechRadar's Senior Entertainment Editor, and an expert in Marvel, Star Wars, Netflix shows and general streaming stuff. He's previously spent six years at PC Gamer, too, so if you want to know which Command & Conquer is the best one, drop him a line.