Skip to main content

El iPhone 12 tendrá USB-C — si la Comisión Europea pasa la legislación a tiempo

iPhone 12
(Image credit: Ben Geskin/Smazizq)

Si la Comisión Europea hace su trabajo a tiempo, Apple se verá forzada a usar USB-C en su nueva línea iPhone 12 — por lo menos en la Unión Europea y probablemente en el resto del mundo, como te explicaré más abajo.

Según Reuters, el Parlamento Europeo ha aprobado de forma abrumadora que la Unión apruebe una regulación que fuerce a todos los fabricantes de productos electrónicos a que utilicen un sólo puerto estándar. La resolución — aprobada con 582 votos a favor y 40 en contra — pide a la CE que apruebe la nueva norma antes del mes de Julio. Y esos son malas noticias para Apple — y excelentes para todos nosotros, los consumidores de todo el mundo — porque eso significa que el nuevo iPhone 12 tendrá que usar USB-C.

Más cómodo para todos, menos residuos para el planeta

Apple lanzará el iPhone 12 en el mes de Septiembre así que lo más seguro que se vean afectados por la normativa europea y tenga que abandonar su viejo puerto de una vez por todas (de nuevo, siempre y cuando la Comisión Europea apruebe la regulación en los tiempos establecidos por el parlamento y si Apple no intenta algún truco legal para impedirlo).

Y aunque el Parlamento Europeo no ha especificado que USB-C deba ser el estándar — de hecho, pone sobre la mesa que se elija entre USB-C, Micro USB y Lightning — la probabilidad de que la comisión fuerce a casi toda la industria para que abandone USB-C y adopte el puerto propietario de Apple es nula. Al fin y al cabo, no sólo nadie usa el maldito puerto de la compañía de Cupertino sino que además es un puerto cerrado y disponible sólo bajo licencia, gracias al chip DRM de Apple que evita que cualquiera pueda fabricar cables Lightning que funcionen con iPhone sin pagar el impuesto revolucionario de Steve Jobs.

El parlamento se ha visto o a aprobar esta resolución después de haber solicitado a todos los fabricantes de productos electrónicos que adoptasen USB-C de forma voluntaria como el puerto estándar. Una resolución que todo el mundo y su perro ha adoptado — excepto Apple, claro.

Cansada de ser ignorada por Tim Cook y sus mariachis, la UE ha dicho que hasta aquí hemos llegado y ahora forzará a todos las compañías a usar un puerto único con dos objetivos.

El primero es que sencillamente será más cómodo para todos los usuarios, claro. La gente atrapada en el coto privado de Apple tienen que llevar un mínimo de dos cables si usan un iPhone y un portátil o tableta — incluso si el portátil y la tableta están hechos por Apple, que utiliza USB-C para cargar los MacBooks y el iPad Pro.

El segundo objetivo es incrementar la “re-usabilidad“ y no malgastar plástico y contribuir a generar más emisiones de carbono de forma innecesaria. Lógicamente, esto significa que habrá también menos residuos. Según la resolución del parlamento, el ciudadano medio de la Unión Europea generó 36.6 libras de residuos electrónicos en 2017, lo que suma 12.3 millones de toneladas en toda la Unión.

Cómo afecta a Apple — y a ti

Por supuesto, Apple no está de acuerdo a pesar de su promesas de trabajar por el medioambiente y la industria sostenible. De hecho, ha intentado convencer a la Unión que no legisle sobre este asunto, afirmando que, de alguna manera, un estándar único incrementará los residuos. ¿Cómo demonios se sostiene esa chorrada, me preguntáis? Poesía eres tú, Tim Cook. Según el salgo ilógico de Apple, los consumidores actuales tendrán que tirar a la basura sus cables Lightning, algo que es una soberana estupidez en el mejor de los casos y una falacia maligna en el peor. 

Obviamente, ningún usuario actual de iPhone o iPad tiene que tirar sus cables a la basura porque el iPhone 12 tenga un puerto USB. Eso es una chorrada galáctica. Y los iPhone e iPad antiguos no van a dejar de cargar porque la EU apruebe esta nueva norma.

Para Apple, esto sólo significa que:

1. Tendrán que incluir un cable USB-C en la caja del iPhone 12 si la EU aprueba la norma en julio.

2. Tendrá que eliminar su lucrativo negocio del “Made for iPhone”, un programa que cobra un impuesto arbitrario a terceras marcas por fabricar dispositivos compatibles con el iPhone amparándose en un supuesto “control de calidad” (cuando sus propios cables son una verdadera mierda, hablando en latín clásico). Si no pagas a Apple no puedes poner un chip DRM que le dice a tu iPhone que ese cable se puede usar sin problemas.

3. Tendrá que dejar de vender cables basura a precio de oro. Los cables y cargadores de Apple son infames por su baja calidad y la alta frecuencia de sus fallos. Es uno de los negocios más lucrativos para la compañía de Cupertino porque sus cables se rompen constantemente o se pierden y la gente los tiene que comprar a precio estratosférico. Recuerda que el cable Lightning es el accesorio de Apple más vendido y con un margen de beneficio más alto.

4. Finalmente, posiblemente tendrá que adoptar USB-C en todo el mundo. Apple siempre aprovecha las economías de escala para mantener los márgenes de beneficio altos en todos sus productos, así que no tiene mucho sentido que tengan un iPhone 12 con USB-C para Europa y otro con Lightning para el resto del mundo.

Y todas esas cosas son buenas para ti — y para todo el planeta.

El puerto Lightning está a punto de morir. Hasta nunca, digo yo.