Skip to main content

El iPhone 11 se va a estrellar, dicen las encuestas

(Image credit: https://twitter.com/BenGeskin)

La cosa se está poniendo muy mala para el iPhone 11. Los analistas dice que es un bostezo hecho de metal y cristal. Sus “nuevas” funcionalidades ya las tienen muchos de sus competidores.  El diseño está anticuado y encima ahora le han añadido un parche lleno de cámaras. Los tests de velocidad son lamentables. Y encima ahora una encuesta en los estados unidos dice que hay 28% menos de ventas planeadas en comparación con el año pasado.

La encuesta sobre más de 1.600 personas — que ha sido realizada el sitio web sobre finanzas personales WalletHub del 19 al 23 de agosto — muestra que el número de personas que va a comprar un nuevo iPhone ha bajado un 28% comparado con el año pasado. Las noticias son aún peores cuando recordamos que las ventas del iPhone XS fueron un desastre y que no han levantado cabeza.

Las cifras igual de deprimentes que las pruebas de velocidad del nuevo teléfono: el sucesor del iPhone XR obtuvo 5,415 puntos en el rendimiento de un núcleo y 11,294 en el rendimiento multi-núcleo, que es la misma potencia que el teléfono del año pasado. Y el modelo base del iPhone 11 vendrá sólo con 4GB de RAM cuando cualquier teléfono Android de gama media lleva un mínimo de 6GB e incluso 8GB.

Pero el diseño — que no ha cambiado desde el iPhone 6 excepto por la pantalla más grande con el notch de marras —es probablemente el verdadero culpable de la caída de ventas junto al precio exagerado. No sólo está ya anticuado sino que además lo han hecho aún más feo con el parche en la parte trasera.

Francamente, no puedo entender cómo la compañía de Cupertino espera que la gente se interese por un teléfono que tiene el mismo diseño que los siete modelos anteriores, con características técnicas que ya tienen otros Androides más baratos y de igual o mayor calidad como las máquinas de Xiaomi, Oppo, o Huawei.

Lo peor es que Apple podría enfrentarse a la tormenta perfecta, la combinación de la falta de interés por un teléfono que te deja frío con la situación general del mercado. La encuesta de WalletHub también ha descubierto que 144 millones de americanos no se van a comprar un teléfono nuevo a no ser que se les rompa el que tienen ahora. A la gente le da ya igual los teléfonos que saque Apple porque realmente no aportan nada nuevo.

Son tan excitantes como las lavadoras, y mucho más caros. El 94% de los residentes en Estados Unidos piensan que los móviles se están poniendo demasiado caros, con sólo un 18% dispuestos a gastarse más de mil dólares en uno. Mucho me parece. Sólo el 48% están dispuestos a pagar $300 de entrada y un 32%, $500.

Quizás a Apple esto le de igual y estén preparándose ya para el 2020 dando este ciclo por perdido. No sería de extrañar. Los rumores dicen que en el 2020 habrá un rediseño completo y un iPhone de tamaño y precio más reducido. A ver si es verdad.