Skip to main content

El interfaz de Windows 10 podría sufrir grandes cambios próximamente

El menú de inicio rediseñado de Windows 10
(Image credit: Microsoft)

Según código encontrado en versiones tempranas de un nuevo Windows 10, Microsoft podría estar preparándose para realizar grandes cambios en su interfaz de usuario de su sistema operativo.

Según Windows Latest, el gigante del software acaba de lanzar Windows 10 Build 20197 a los miembros de Windows Insiders en su programa Dev Channel. De llevarse a cabo, los cambios afectarían al menú de inicio (Start Menu) y el panel de notificaciones (Action Center), que contienen referencias a “Win UI” en el código — el nuevo interfaz de usuario para la próxima generación de sistemas operativos de Microsoft.

No sabemos cuáles serán los cambios pero al parecer serán extensivos.

El nuevo Win UI

Un búsqueda en los ficheros del Microsoft Program Database (PDB) de Windows Build 20197 muestra que los de Redmond están probando varias nuevas funciones del interfaz de usuario de Windows 10 incluyendo menciones a WinUIOnDesktop, WinUIDesktopActionCenter y WinUIDesktopStartMenu.

Para aquellos que no estén familiarizados,  Win UI es la próxima generación de la plataforma de interfaz de usaurio para Windows 10 y Windows 10X. La compañía de software ha publicado un documento de soporte sobre WinUI para que los desarrolladores estén preparados para los grandes cambios que se avencinan.

“La Windows UI Library (WinUI) es la experiencia de usuario (UX) nativa tanto para Windows Desktop como aplicaciones UWP (Universal Windows Platform). Al incorporar el sistema de diseño Fluent Design System en todas las experiencias, controles y estilos, WinUI ofrece una experiencia consistente, intuitiva y accesible con los últimos patrones de interfaz de usuario (UI). Con el soporte para apps Desktop (en tu PC) y UWP (apps que funcionan en cualquier dispositivo con Windows 10X), puedes construir apps con WinUI desde cero o migrar gradualmente tus apps MFC, WinForms o WPF utilizando lenguajes como C++, C#, Visual Basic y Javascript (vía React Native for Windows)”.

En otras palabras, y para usuarios finales como tú y como yo, esto significa que:

Interfaz rediseñado y moderno: Windows 10 va a seguir modernizándose para adaptarse a diferentes formatos.

Migración progresiva: Todas las aplicaciones irán cambiando a los nuevos esquemas de interfaz de usuario de Microsoft con el tiempo (aunque Microsoft espera que la adopción sea rápida).

Consistencia entre máquinas: Todo lo que hagas resultará similar independientemente del dispositivo que utilices.

(Image credit: Apple)

Siguiendo la estela de Apple

Al final, el objetivo de Microsoft es que la experiencia de usar el sistema operativo en un PC de sobremesa, un laptop, un híbrido 2-en-1o una máquina de dos pantallas como Surface Neo será similar en todas las plataformas. 

La promesa de WinUI y las nuevas apps universales de Windows es similar a lo que Apple está haciendo con macOS e iOS. Aunque son sistemas operativos independientes con necesidades diferentes, Apple ha habilitado maneras para que los desarrolladores puedan crear aplicaciones que sean muy similares entre ellas de forma muy fácil. Los mismos desarrolladores de Cupertino han aplicado este concepto en muchas de las apps que vienen con macOS Big Sur, reutilizando apps de iOS para sus Macs y MacBooks.  

Microsoft va por este mismo camino porque sabe que, en la era post-PC, ni la compañía de Redmond ni sus desarrolladores, se pueden permitir mantener varias versiones de apps con diferentes interfaces de usuario. Hace falta un lenguaje de experiencia de usuario único pero no monolítico, un UX que se adapte a cada dispositivo de forma sutil y efectiva.

Y, en este camino, hasta macOS y Windows 10 parece que están convergiendo estéticamente, aunque la similitud sea sólo superficial.