Skip to main content

El Apple Studio Display tiene una 'trampa' que debes conocer

The back panel of the Apple Studio Display monitor
(Image credit: Apple)

El Apple Studio Display ofrece tres opciones para soportar su panel, pero tiene trampa: no puedes cambiar el soporte cuando tú quieras. El que decidas en la compra es el que se queda para siempre. No hay vuelta atrás si cambias el entorno de trabajo y quieres poner una opción diferente en el futuro.

Como apunta MacRumors, Apple afirma en su información al comprar que "cada soporte o adaptador de montaje está incorporado [en el chasis]. No son intercambiables, por lo que es importante tener en cuenta sus necesidades de espacio de trabajo en el momento de la compra".

Si no quieres pagar extra, hay dos opciones para el soporte del Studio Display: un soporte ajustable en inclinación y un soporte de pared estándar VESA. Si estás dispuesto a desembolsar dinero adicional, puedes conseguir un soporte mejorado para ajustar la altura e inclinación por 300 dólares más.


Análisis: no tiene mucho sentido

Apple ha tomado una decisión que parece bastante miope. No es inconcebible que una persona compre hoy un monitor con el soporte estándar y que luego, por las razones que sea, quiera cambiar a un soporte VESA. No debería ser un problema cambiarlos — pagando el nuevo, por supuesto — pero no es posible.

Es muy decepcionante. Igual de decepcionante que cobrar 300 dólares más por la mera posibilidad de ajustar la altura de una pantalla tan cara. Parece una medida  hostil hacia el consumidor.

Así que nuestra recomendación — si estás preocupado por la flexibilidad y la posibilidad de que tus necesidades cambien en el futuro — es que lo compres con un soporte VESA y que tú le pongas la pata que te dé la gana. No será tan elegante como el soporte integrado de Apple, por lo menos tendrás opciones de dejarlo sobre tu mesa o colgarlo de la pared en un estudio cuando tú quieras. Lo que propone Apple es un sinsentido.

Darren is a freelancer writing news and features for TechRadar (and occasionally T3) across a broad range of computing topics including CPUs, GPUs, various other hardware, VPNs, antivirus and more. He has written about tech for the best part of three decades, and writes books in his spare time (his debut novel - 'I Know What You Did Last Supper' - was published by Hachette UK in 2013).