Skip to main content

Documentos secretos demuestran que Google quiere meterse en tu vida privada

Privacy
(Image credit: Shutterstock / Valery Brozhinsky)

Google dice que quiere proteger tu privacidad como Apple. Pero es totalmente falso. Nuevos documentos censurados demuestran que no solo dificultó que los usuarios de smartphones mantuvieran privados sus datos de localización, sino que además fue una decisión estratégica que vino de la cúpula de la empresa.

La documentación de la correspondencia interna de Google, se han presentado como prueba en un una demanda judicial por el fiscal general de Arizona, Mark Brnovich en mayo de 2020. En este pleito se acusa a Google de recopilar ilegalmente los datos de localización de los usuarios de teléfonos a pesar de su falta de consentimiento.

La información ha salido a la luz después de que un juez ordenase la retirada de la censura de nuevas secciones de los documentos de Google en respuesta a la solicitud de grupos que quieren denunciar las malas prácticas de privacidad de los usuarios de los servicios de Google. Una empresa que, nunca hay que olvidar, vive principalmente de vender tus datos a los anunciantes.

TechRadar needs you!

Estamos haciendo un estudio sobre la utilización que  nuestros lectores hacen de las VPN para un próximo informe en profundidad. Nos encantaría conocer tu opinión en la encuesta que encontrarás a continuación. No te llevará más de 60 segundos de tu tiempo.

>> Pulsa aquí para comenzar la encuesta en otra ventana<<

Los documentos muestran que Google recopila datos de localización incluso después de que los usuarios hubieran desactivado explícitamente esta opción. Y por si fuera poco, al mismo tiempo esconden las opciones de configuración de privacidad para que los usuarios no estén tentados de poner coto a las ansias de información del gigante de la publicidad online.

Google vive de tu privacidad

Pero aún hay más a este asalto a nuestra privacidad: Business Insider afirma que estos documentos también revelan cómo Google presionó a los fabricantes de teléfonos para que mantuvieran ocultos esos ajustes de privacidad porque, de no hacerlo, los usuarios accederían a ellos con facilidad. 

Esta presión vino después de que Google probase versiones de Android que hacían que los ajustes de privacidad fueran más fáciles de encontrar. Ahí, la compañía supuestamente decidió que era un "problema" hacer que los usuarios pudieran elegir sus opciones de privacidad fácilmente, quitándoles su negocio.

Google tomó entonces la decisión de "solucionar" su problema enterrando esos ajustes de privacidad aún más profundamente dentro del sistema Android.

No contentos con todo esto, los documentos también detallan cómo Google empleó varias de formas de recopilación de datos de localización de los usuarios, incluyendo permisos adicionales para el uso de ciertas aplicaciones de terceros.

En una revelación espectacular — por lo deleznable — el antiguo vicepresidente de Google Maps Jack Menzel declaró que la única manera de que Google no pudiera averiguar la ubicación de la casa y el trabajo de un usuario era si esa persona despistaba intencionadamente a Google, estableciendo direcciones de casa y trabajo al azar.

En un correo electrónico enviado al blog The Verge, un portavoz de Google rechazó las acusaciones como no podría ser de otra manera, calificándolas de intento de sus competidores de "tergiversar nuestros servicios".