Skip to main content

Desarrolladores de apps forman la Alianza Rebelde contra el Imperio Apple

(Image credit: Lucasfilm)

Un gran número de desarrolladores para iOS se han unido en una alianza rebelde para combatir la tiranía del maligno imperio de Apple. Su objetivo: acabar con la comisión injusta y abusiva que Apple aplica a todo lo que pasa por la App Store. La guerra va a ser muy dura para los de Cupertino porque esta nueva alianza va a contar con el apoyo de, por lo menos, la Unión Europea y quizás el gobierno federal de los Estados Unidos.

La nueva organización se llama Coalition for App Fairness, una asociación sin ánimo de lucro que opera precisamente en Bruselas y Washington D.C. Está claro que van a por todas. 

  • Empty list

Según Reuters, esta alianza cuenta con tres pesos pesados. El primero es Epic Games, como no podía ser de otra manera. El desarrollador de Unreal Engine y Fortnite declaró la guerra abierta contra Apple en el mes de agosto, argumentando que abusaba de su monopolio de la App Store para imponer comisiones de venta injustas que no se correspondían con el valor que aportaba la compañía de la manzana.

Según Epic Games, Apple cobra dinero de las ventas que se producen dentro de las aplicaciones sin hacer absolutamente nada. Y parece que otras dos grandes compañías opinan lo mismo: Spotify y Match, los dueños de Tinder y otras apps de citas.

A ellos se les han unido varios desarrolladores independientes más pequeños y asociaciones: Basecamp, Blix, Blockchain.com, Deezer, Tile (que empezará a competir muy pronto con las Apple AirTags), el European Publishers Council, News Media Europe y Protonmail.

Obi Wan Kenobi, eres nuestra única esperanza

Esta alianza rebelde va a por todas. La portavoz del grupo Sarah Maxwell — que en su día trabajó en la campaña de Hillary Clinton y en la compañía Blockchain.com — declaró a Reuters que la coalición se ha formado por "una falta de esperanza de que las cosas cambien algún día". Según Maxwell, "aunque es genial contar con grandes nombres como Epic y Spotify, el grupo no sólo habla por ellos".

Sin embargo, es obvio que Epic está a la cabeza de la rebelión. Inmediatamente después de que Apple eliminara Fortnite de la App Store el 14 de agosto, Epic presentó una demanda contra Apple por usar su poder monopolista en la plataforma iOS para abusar de los desarrolladores y cobrar una tasa del 30% de forma injusta. La compañía también publicó esta parodia del famoso “1984”, el anuncio del primer Macintosh que Apple emitió en la Superbowl de 1983.

En el anuncio original de 1984, Apple representaba a los rebelde y el poder maligno era IBM, que en esos momentos dominaba el mundo de las computadoras con sus mainframes y PCs.

Una larga guerra que no merece la pena

Hay muchos casos que demuestran que Apple sigue ejerciendo su gran poder e imponiendo a los desarrolladores unas condiciones y una tasa del 30% que es tan infame como absurda. Los de Cupertino dicen que el dinero es para mantener la App Store, los servidores que descargan las aplicaciones y la seguridad del ecosistema, con evaluaciones de las apps y editores que mantienen la tienda en orden. 

Obviamente, esto es una mentira como un templo. Primero, los gastos de descarga de una aplicación de unos cuantos megabytes — por mucho que se la compren millones de personas — son ridículos. Y el trabajo de filtrado, selección y seguridad brilla por su ausencia: la App Store está llena de porquería y, en numerosas ocasiones, se les han colado troyanos y aplicaciones que son un peligro para la seguridad de los usuarios. 

Además, la App Store no tiene absolutamente ninguna función en los procesos de compra de contenido o monedas virtuales dentro de apps. Esa es una transacción que la lleva al 100% el desarrollador. Algo parecido posó con Netflix: las películas vienen de los servidores de Netflix, no de Apple — ¿por qué tienen que pagar una tasa en las suscripciones? Netflix se hartó y directamente eliminó la opción de suscripción en la aplicación, pasándola a una página web para evitar que Apple se llevara una comisión injusta y abusiva.

La razón de la tasa Apple — y Google, aunque en este caso los desarrolladores siempre pueden elegir otra tienda Android o publicar la aplicación por su cuenta— es sencillamente la avaricia. Los desarrolladores están hartos porque la tasa es excesiva. La propia Epic Games, que tiene una tienda online para otros desarrolladores, resalta que ellos cobran un margen razonable: el 12%.

Muchos dirán que tiene gracia que una compañía como Epic — que gana miles de millones de dólares al año — demande a Apple. Pero la realidad es que Epic no sólo están luchando esta batalla — que será larga y costosa — sólo por ellos. Desde su posición de poder económico, Epic está dando voz a los pequeños desarrolladores que ya han denunciado a Apple ante organismos oficiales o en foros — y a muchísimos otros que no se atreven a denunciar por miedo.

La guerra va a ser larga y cruenta. Y lo más seguro es que Apple la pierda, porque tiene en frente a la Unión Europea y su brazo anti-monopolio que ya está investigando las prácticas de Cupertino.