Skip to main content

Comprar un MacBook podrá ser mucho más difícil en los próximos meses

Windows 10 update stress
(Image credit: Shutterstock / Kaspars Grinvalds)

Un reciente brote de Covid-19 ha bloqueado toda la producción de componentes y dispositivos electrónicos en Shenzhen, la ciudad conocida como el "Silicon Valley" chino. La paralización de la fabricación y el transporte puede hacer que populares productos como el Galaxy S22 Ultra, los portátiles MacBook Pro y el iPhone 13 escaseen en los próximos meses.

La ciudad — de 17,5 millones de habitantes — ha parado todas las empresas y actividades que no sean esenciales para el ciudadano. La escasez tecnológica puede ser similar a la que experimentamos en 2020 y 2021 debido a los diferentes paros por la pandemia.

Foxconn ha anunciado el cese de la producción en sus fábricas de Longhua y Guanlan hasta nuevo aviso. Es el mayor fabricante de productos electrónicos del mundo y proveedor de marcas ya mencionadas como Apple y Samsung. Aunque Foxconn tiene varias fábricas repartidas por todo el mundo, según The Verge (opens in new tab)  Shenzen es donde tiene lugar la mayor parte de la producción.

El epidemiólogo y economista de la salud @DrEricDing (opens in new tab) dice que estas nuevas restricciones de Covid en China tienen el potencial de hacer que la cadena de suministro mundial "se pare completamente durante un período".

See more

Otras grandes marcas también se verán afectadas: Huawei, Tencent y Oppo también tienen su sede en Shenzhen. Incluso se espera que empresas vecinas en Hong Kong — justo al otro lado de la frontera con Shenzhen — cierren. Al menos 30 empresas taiwanesas han anunciado el cese de actividad temporal. Estas empresas producen muchos componentes — como los módulos de las pantallas táctiles — así que esto va a tener un efecto dominó en todo el mundo durante los próximos meses.

Por el momento, el bloqueo sólo durará seis días y debería terminar el 20 de marzo si se reducen las tasas de infección. Es probable que esto pueda retrasarse hasta abril de 2022. China ha adoptado una postura especialmente firme en cuanto a los cierres y las medidas para evitar la propagación del Covid. Este último brote es el peor visto desde el punto más álgido de la pandemia en 2020, así que dudamos que el gobierno tome esta situación a la ligera.


Análisis: el suministro tecnológico global en la cuerda floja otra vez

See more

Este es un nuevo y deprimente ejemplo de la facilidad con la que se puede interrumpir la cadena de suministro mundial. El cierre de empresas y de la producción por parte de una ciudad asegurar la vida de sus ciudadanos no debería poner de rodillas el suministro mundial de tecnología pero los dos últimos años de la actual pandemia de Covid-19 ha dejado en evidencia que hay mucha fragilidad en el mercado.

Y no es sólo la parada de la fabricación lo que podría causar problemas. Es probable que los precios de los componentes se inflen a medida que los productos sean más difíciles de producir. Estos componentes van a fábricas fuera de la ciudad, así que esto podría tener un efecto más amplio en otras marcas además de Apple y Samsung. 

Lo hemos podido comprobar con la actual escasez de chips, agravada por la pandemia de Covid-19. Todo, desde procesadores y tarjetas gráficas a las consolas como la PS5, son más difíciles o imposibles de encontrar al precio original. Por desgracia, no hay una solución fácil e inmediata. Si el peor de los escenarios se hace realidad, es probable que nos tengamos que aguantar.

Según informa el Financial Times, Foxconn asegura que la empresa ha ajustado la producción en otros lugares para "minimizar el impacto potencial" del cierre regional, pero esto puede no ser sostenible a largo plazo si se prolonga el actual plazo de cierre.

No te animamos a que salgas corriendo a comprar todos los aparatos que querías comprar en un momento de pánico para evitar que te sorprenda la escasez, pero sí que tengas en cuenta que puede haber retrasos en el suministro de esos productos y que existe la posibilidad de que las estanterías — tanto físicas como digitales — se queden vacías de algunos teléfonos, laptops y demás gadgets en los próximos meses.

Jess is a former TechRadar Computing writer, where she covered all aspects of Mac and PC hardware, including PC gaming and peripherals. She has been interviewed as an industry expert for the BBC, and while her educational background was in prosthetics and model-making, her true love is in tech and she has built numerous desktop computers over the last 10 years for gaming and content creation. Jess is now a journalist at The Verge.