Skip to main content

Cómo ahorrar en la factura de la electricidad

Tesla Powerwall
(Image credit: Natural Solar)

Llevo ya años pensando en instalar un Tesla Powerwall battery pack en mi casa, pero nunca lo he hecho porque no estaba convencido sobre el ahorro a corto plazo — hasta ahora. Esta historia sobre una familia Australiana que ha ahorrado $5,700 en facturas eléctricas me ha dejado loco.

Según Natural Solar — un instalador de Tesla Powerwall y paneles solares en Australia — eso fue lo que le ha pasado a la familia Pfitzner family, que según parece fueron la primera casa en instalar un Powerwall en ese continente hace cuatro años. Analizando sus recibos de la electricidad se han dado cuenta que, por ahora, se han ahorrado $5,700 en facturas.

¿Cómo funciona un Tesla Powerwall?

Si no estás familiarizado con la idea del Tesla Powerwall, su instalación y funcionamiento es muy sencillo.

Puedes poner un Tesla Powerwall — o un producto de otro fabricante — en cualquier casa. Sencillamente estos “muros de energía” son un conjunto de baterías contenido en un paquete controlado electrónicamente. Este paquete está conectado a un generador de energía — como un panel solar. El Powerwall es el que hace de interfaz entre tus paneles solares y todos los aparatos en tu casa.

Este sistema asegura que el flujo eléctrico siempre sea el mismo para toda tu casa. Por la noche o cuando hace mal tiempo, las baterías se encargarán de manetener el flujo que los paneles no pueden ofrece. Lo mismo hacen durante el día, en el caso de que el sistema de paneles no pueda ofrecer toda la electricidad demandada por los aparatos que estén en funcionamiento en el hogar.

De hecho, un Powerwall o similar puede incluso ahorrar dinero aunque no tengas paneles solares. Hay casa que tienen sistemas así para almacenar electricidad durante las horas valle — los intervalos de tiempo en los que la energía cuesta más barata, como es a altas horas de la madrugada o en algunos momentos del día. Obviamente, el ahorro no es tan dramático como si tuvieras paneles solares. 

En algunos sitios, tener un Powerwall con paneles solares te permitirán desconectar totalmente de la red eléctrica — aunque siempre interesa estar conectado en caso de emergencia.

Recuperarán la inversión en sólo siete años

Aunque los $5700 de ahorro de la familia Pfitzner no parece demasiado, en realidad sí lo es por dos motivos:

El primerp, los Pfitzner consumen una gran cantidad de energía. Tienen una casa de cuatro dormitorios con cuarto de lavado completo — lavadora y secadora — y aire acondicionado. Eso significa que los Pfitzner tienen un montón de ropa que lavar y secar y un gran número de metros cúbicos de aire para calentar o enfriar según la época del año. La familia dice que también tienen “otros electrodométicos de gama alta, una piscina y una zona de entretenimiento en el patio”. El hecho de que hayan ahorrado $5700 en cuatro años con tanto consumo es más que notable. 

El segundo es que, a este ritmo, van a recuperar su inversión en sólo siete años. Los Pfitzner se gastaron un total de $10,800 en la instalación del Tesla Powerwall, los paneles solares y todo el hardware necesario para poder usar energía solar. Después de esos siete años, su factura eléctrica será gratuita excepto por el mantenimiento del sistema — un coste residual.

Según Natural Solar, el retorno de la inversión suele realizarse en veinte años. Lo que me parece bien, pero para entonces podría estar muerto aunque haya ayudado a salvar el planeta. Siete años, sin embargo, es una proposición mucho más atractiva.

Salvando el mundo casa por casa

Cortar el cable entre tu casa y las hambrientas compañías eléctricas que operan por todo el mundo tiene otros beneficios más allá del ahorro. La estimación de la famila Pfitzner es que han dejado de emitir seis toneladas (¡seis!) de dióxido de carbono al año. Eso son 24 toneladas en sólo cuatro años. 

Es la trifecta perfecta: ahorras gastos, mandas a las eléctricas a tomar viento y tu corazón se sentirá mejor por haber puesto tu granito de arena contra el cambio climático.

Sabiendo todo esto, no puedo entender como este tipo de baterías — de Tesla o de otros fabricantes — no son obligatorias en todas las casa nuevas. No sólo ayudaría a las familias y al planeta, sino que además haría que una nueva industria tuviera un crecimiento exponencial, con lo que ello significaría en términos económicos y laborales para millones de personas. En definitiva, una de esas medidas que todo el mundo apoyaría sin reservas.