Skip to main content

Chrome para Android será más rápido y seguro gracias a un cambio retrasado 6 años

Chrome de 64 bits
(Image credit: Shutterstock)

Buenas noticias para los usuarios de Chrome en Android: Google va a cambiar la arquitectura de 32 bits a 64 bits, lo que lo hará no sólo más rápido sino más seguro. Es extraño que una actualización tan necesaria en una aplicación clave para Google llegue tan tarde: Android lleva soportando 64-bits desde hace seis años.

Como ha podido comprobar Android Police, los registros de versión de Chrome 85 muestran que el cambio será inminente. Ahora mismo la mayoría de usuarios utilizan la versión 83 — si tienen Chrome actualizado a la última versión estable disponible en la Play Store — pero el cambio será rápido.

En términos de la experiencia del usuario final, no vas a ver ningún cambio obvio en tu celular Android. La actualización a la versiónde 64 bits incrementará la eficiencia, la velocidad y la seguridad.

El cambio no llegará a todo el mundo — la versión de 64 bits de Google Chrome sólo estará disponible para usuarios de Android 10 o posterior. Si no lo tienes todavía, te tocará esperar hasta que el fabricante de tu celular actualice su sistema operativo. Si es que lo hace, claro, porque la mayoría de fabricantes de Android no actualizan más allá de los dos últimos modelos, al contrario que Apple.

El lío de los 64 bits en Android

Según Android Police, algunos usuarios están viendo la versión de 64 bits del navegador de Google aparecer en la actualización de la beta de Chrome 84, aunque según parece este cambio no le está sucediendo a todo el mundo y no hay manera de forzarlo.

La mayoría de los celulares actuales vienen con procesadores Qualcomm Snapdragon de 64 bits y, según Google, todas las aplicaciones deberán tener soporte para 64 bits en agosto de 2021. La versión del sistema operativo Android 5.0 Lollipop, que salió nada más y nada menos que en 2014, fue la primera que soporté los 64 bits. Pero Google ha tardado seis años en convertir una de sus aplicaciones estrella.

Mientras tanto, Apple ha obligado a todos sus desarrolladores a que sus aplicaciones sean de 64 bits desde que llegó iOS 11 en 2017. Para Apple, es más fácil hacer estos cambios porque tienen un control muy grande sobre la plataforma y casi todos los usuarios tienen sus iPhone actualizados a la última versión de iOS. En el mundo Android, sin embargo, hay una fragmentación tan grande que es imposible que Google tiene muy difícil obligar a nadie a hacer nada.

De forma sencilla: las apps de 64 bits en procesadores de 64 bits pueden manejar mucha más información de forma simultánea, lo que repercute en su rendimiento de forma notable en muchos casos. Chrome debería ser uno de ellos, porque navegar internet consume mucha RAM. Y además, las conexiones encriptadas se benefician de los 64 bits para procesar datos de forma eficiente. 

En otras palabras, ya era hora, Google.