Skip to main content

BMW ha hecho un coche que cambia de color

BMW iX Flow transitioning from white to black
(Image credit: BMW)

Es el tipo de prestación que esperarías ver en el coche de una película de James Bond, pero es real: BMW ha creado un vehículo que cambia de color y funciona en la vida real. 

Presentado en el CES 2022, el BMW iX es un modelo totalmente eléctrico y personalizado que cuenta con paneles de carrocería fabricados con pantallas de tinta electrónica. Es la misma tecnología que permite la pantalla de un lector de libros electrónicos como el Kindle. En el caso del iX, ños paneles de tinta electrónica que recubren la carrocería del coche está protegidos por una capa que los protege de los elementos. BMW llama a esta prestación "iX Flow".

En su demostración virtual, el BMW iX modificado pasó del blanco al negro y de nuevo al blanco. Fue una demostración convincente aunque el blanco no es un blanco totalmente limpio como coche normal. En vez de eso, parece que el iX tiene un patrón triangular en la carrocería. Es probable que esto se deba a la composición física de los paneles del coche. El efecto es menos evidente desde la distancia. 

BMW iX Flow transitioning from white to black, side view

(Image credit: BMW)

Aunque la demostración se limitó a cambiar todo el vehículo de blanco a negro y viceversa, BMW afirma que son posibles otros colores. Esto abre la posibilidad de una paleta de colores para los consumidores en el futuro.

Según afirma BMW, las futuras implementaciones de esta tecnología no se limitarán a los cambios de color de toda la carrocería. La tecnología puede también utilizarse en áreas específicas de un coche para darle una apariencia diferente. Se puede utilizar incluso en las matrículas (aunque habría numerosas limitaciones legales en este caso).

Aún hay más: como en un ereader, con esta tecnología se puede conseguir que el coche muestre otra información (en imágenes o texto) en su exterior, como el estado de carga, algo que sería una función muy útil para el propietario.

BMW iX Flow transitioning from white to black, rear view

(Image credit: BMW)

¿Lo veremos en coches en producción? BMW es optimista

Los paneles de tinta electrónica son bien conocidos en la industria electrónica. Aunque se asocian comúnmente con los lectores electrónicos, también se usan en wearables, teléfonos inteligentes o tabletas. 

Los paneles albergan un montón de cápsulas microscópicas transparentes con pigmentos de color en su interior. Cuando se aplica electricidad sobre estas cápsulas, se activan los colores. Sólo se necesita una cantidad muy pequeña de energía para hacer que los colores cambien y, una vez cambiado, no hace falta usar más electricidad mantener el color fijo. Esto significa que el sistema tiene un consumo de energía muy bajo, con lo que no afectará a la batería del vehículo.

Además, los paneles de tinta electrónica pueden moldearse de cualquier forma y también perforarse, Esto los convierten en un sustrato ideal para cubrir todos los ángulos de un coche.

BMW no descarta la posibilidad de ver esta tecnología en sus futuros coches. Los primeros experiments, aseguran, son positivos. La compañía bávara piensa que es una posibilidad realista porque la tinta electrónica no es complejo ni cara.

John McCann

John joined TechRadar a decade ago as Staff Writer for Phones, and over the years has built up a vast knowledge of the tech industry. He's interviewed CEOs of some of the world's biggest tech firms, visited their HQs and has appeared on live TV and radio, including Sky News, BBC News, BBC World News, Al Jazeera, LBC and BBC Radio 4. Originally specializing in phones, tablets and wearables, John is now TechRadar's resident automotive expert, reviewing the latest and greatest EVs and PHEVs on the market. John also looks after the day-to-day running of the site.