Skip to main content

Bitcoin ya no es la reina absoluta de las criptomonedas

Cryptocurrencies
(Image credit: Pixabay)

Bitcoin, la primera criptodivisa del mundo, ya tiene competencia seria: Ethereum ha alcanzado por fin el hito de los 3.000 dólares y su token Ether ha cuadruplicado su precio desde principios de este año.

Aunque Bitcoin ha sido la criptomoneda preferida por todo el mundo hasta ahora, el  ascenso de Ethereum muestra que todavía hay espacio para la competencia a medida que el mercado de las criptomonedas evoluciona.

Y a diferencia Bitcoin, Ethereum tiene un importante hecho a favor: es la plataforma que proporciona infraestructura a las industrias de NFT (token no fungible) y de finanzas descentralizadas (DeFi), que han experimentado un enorme crecimiento en los últimos seis meses.

Aún así, Bitcoin sigue teniendo una capitalización de mercado mucho mayor: 1.100 millones de dólares contra los 390.000 millones de dólares de Ethereum. Esta situación podría cambiar con la entrada de más inversores y proyectos en la cadena de bloques de Ethereum. 

De hecho, la semana pasada, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) anunció sus planes de lanzar una venta de bonos digitales en la red a un precio de 100 millones de dólares.

La carrera de Ethereum 

En el momento de escribir este artículo, un Ether está valorado en 3.291 dólares, un incremento del 10% desde ayer lunes.

El reciente repunte viene también del próximo lanzamiento de la segunda generación de Ethereum, conocida como Ethereum 2.0. Se puso a prueba a finales del año pasado. 

También que la empresa de intercambio de criptomonedas Coinbase se incorporó al mercado de valores NASDAQ con el símbolo COIN el mes pasado.

A finales del año pasado, Ethereum cotizaba a menos de 1.000 dólares por moneda antes de dispararse en enero de 2021. No se ha frenado desde entonces. 

Ahora que Ethereum ha alcanzado los 3.000 dólares, algunos inversores se preguntan si la criptodivisa continuará su rally hasta alcanzar los 5.000 dólares. El Bitcoin, por otro lado, no se ha recuperado desde que cayó de su máximo de casi 64.870 dólares alcanzados a mediados de abril.

Veremos si sigue ganando terreno o si hay otra corrección del mercado similar a la que tuvo lugar en 2017.