Skip to main content

Bill Gates abandona Microsoft — es el fin de una era

Bill Gates abandona Microsoft definitivamente
(Image credit: N/A)

Bill Gates acaba de anunciar que deja la junta de directores de Microsoft después de 12 años, abandonando totalmente la compañía que fundó junto con Paul Allen en 1975. Es el fin de una era. El último gigante de la edad de oro de Silicon Valley se nos va con la música a otra parte.

Gates y Allen, junto a Steve Jobs y Steve Wozniak, representan la quintaesencia de la tecnología. Los cuatro, cada uno desde diferentes ideas de entender el mundo de la electrónica, transformaron un mundo lleno de dinosaurios con grande máquinas que llenaban salas enteras, controladas por popes de la informática usando códigos arcanos ajenos al común de los mortales. 

El gran Bill, al contrario que Jobs, siempre fue un nerd impenitente. Una mente brillante que metió la pata en muchas ocasiones, no tenía el olfato de Jobs para entender al consumidor, pero venció a Apple con tesón y una excelente estrategia de negocio hasta que Microsoft perdió la batalla del smartphone — uno de sus grandes errores de juicio.

A menudo considerado antipático y socialmente raro, Gates ha ido ganando con el tiempo hasta que se ha convertido en una de las grandes figuras de la ciencia a través de la fundación que mantiene con su mujer. Poco a poco, Gates emergió como un tipo amigable, que se metía en Reddit y leía blogs como Gizmodo asiduamente, participando y contándonos sus batallitas [todavía recuerdo el día que, cuando trabajaba en Gizmodo, nos mandó email con sus recuerdos de 1979, después de confesar que había leído entusiasmado una serie de artículos de los años 80—JD). 

Hoy en día es considerado un icono del nerdismo — para bien.

(Image credit: Bill Gates)

Un cambio para bien

Es precisamente su dedicación a la Bill & Melinda Gates Fundation — una fundación en la que está invirtiendo una gran parte de su capital para ayudar a diferentes poblaciones necesitadas — uno de los motivos por los que abandona la compañía definitivamente. 

La salida de Gates llega en un momento clave de la compañía, cuando van a lanzar la nueva Xbox Series X y una nueva línea de máquinas Surfaces — la Surface Neo y Duo — que quieren cambiar el panorama de la electrónica de consumo para siempre.

Aunque Microsoft no ha nombrado todavía el reemplazo de Gates en la junta, el director ejecutivo de la compañía Satya Nadella no tiene más que buenas palabras hacia el legendario fundador de la compañía:

Ha sido un tremendo honor y privilegio el haber trabajado con y aprendido de Bill durante estos años. Bill fundó nuestra compañía con la creencia de que el software era una fuerza democratizadora y una pasión por resolver los problemas de la sociedad.

Satya Nadella, CEO, Microsoft

También la fundó para forrarse, claro, y no le dolieron prendas en utilizar prácticas que rozaban la ilegalidad para ganar dinero y eliminar competidores — algo que hizo que el gobierno norteamericano le impusiera la mayor multa de la historia por prácticas monopolísticas — o en copiar descaradamente a Apple con su sistema Windows.

Pero lo cierto es que, al final, corrigió el rumbo para realmente convertirse en una fuerza de cambio para el bien común de la sociedad gracias a la fundación que tiene con su mujer Melinda.

Es ahí donde, a buen seguro, seguirá haciendo un excelente trabajo hasta el final de sus días.