Skip to main content

ARM lanza una CPU tan potente que AMD e Intel deben estar temblando

Intel CPU
(Image credit: Future)

ARM — la compañía de diseño de procesadores ahora propiedad de Nvidia — acaba de anunciar la CPU Arm Cortex-A78C, un procesador con hasta ocho núcleos y 8MB de caché especialmente diseñado para cargas de trabajo intensiva de un laptop profesional.

El anuncio llega pocos días antes de que Apple presente su primera ola de MacBooks con procesadores Apple Silicon, que usan la misma arquitectura de los ARM pero no tienen nada ue ver. Las máquinas de Apple, las primeras que abandonan Intel, se presentarán en el evento One More Thing del 10 de noviembre.

Esta CPU es el primer modelo de ARM que apunta a destronar a Intel y AMD. Como Apple, la compañía de Nvidia espera ofrecer más potencia por vatio que cualquier Ryzen y los Core. Es probable que sea así: los procesadores A14 Bionic en los iPhone 12 e iPad Air 4 ya son más rápidos que la mayoría de laptops PC y Mac en la mayoría de pruebas de laboratorio.

El ARM Cortex-A78C es parte de la familia de CPUs Cortex-A78, anunciada en mayo de 2020. Pero, mientras que el A78 fue diseñado para su uso en celulares y tabletas, el A78C está creado específicamente para laptops de alto rendimiento que siempre están conectados a internet.

El principio de una revolución

La evolución independiente de ARM y Apple en la misma dirección es interesante. El anterior Cortex-A78 usa la arquitectura Big.LITTLE habitual de CPUs móviles, con soporte para configuraciones con 4 núcleos grandes y 4 núcleos pequeños. El nuevo Cortex-A78C admite configuraciones con hasta 8 núcleos grandes — un cambio notable.

Según ARM, esto hace que el Cortex-A78C sea más adecuado para cargas de trabajo escalables con múltiples subprocesos, desde juegos inmersivos al estilo del Oculus Rift a aplicaciones como Adobe Photoshop o Autodesk Maya.

Además de los núcleos extra, los Cortex-A78C admiten hasta 8 MB de caché de nivel 3 y puede ejecutar hasta ocho subprocesos en paralelo. ARM afirma que esto lo hace perfectamente adecuado para su uso en la próxima generación de computadoras portátiles, similar en forma y autonomía a las tabletas pero con la potencia de un laptop estándar.

Hay que recordar que ARM no fabrica CPU, pero licencia sus proyectos a empresas de terceros que se ocupan de la producción y las ventas. Sin embargo, Nvidia es ahora la dueña de la compañía, por lo que no sería extraño ver al gigante verde creando una CPU con la que competir contra Qualcomm. Sobre todo si son capaces de combinarla con su experiencia gráfica.

No será Nvidia ni ningún otro fabricante los que lancen laptops y computadoras de escritorio con arquitectura ARM, sino la compañía de Tim Cook, con sus propios procesadores diseñados en su propia casa, por la nueva división de procesadores Apple Silicon.

Pero habrá que esperar para ver si Apple y ARM cumplen con sus promesas. Si realmente son capaces de hacer lo que dicen, Intel y AMD van a tener serios problemas.