Skip to main content

Apple usará pantallas de vanguardia para el MacBook Pro e iPad Pro en 2020

MacBook Pro (16-inch, 2019)
(Image credit: Apple)

Según el reputado analista Ming-Chi Kuo, que siempre acierta en sus predicciones sobre Apple, la compañía de Cupertino lanzará nuevos MacBook e iPad Pros con paneles Mini-LED a finales de 2020.

La transición de paneles IPS LCD a Mini-LED se lleva rumoreando bastante tiempo pero ahora Kuo ha desvelado las fechas en una nota privada obtenida por el blog de fans de Apple 9to5mac. Tanto el 16-inch MacBook Pro como el iPad Pro estrenarían esta nueva tecnología. El iPad Pro lo haría en el tercer trimestre de 2020 y el portátil de Apple lo llevará en el cuarto trimestre, a finales de 2020.

La tecnología Mini-LED tiene algunas de las ventajas del sistema OLED pero sin su problema principal: en OLED las pantallas se pueden quemar — en inglés, burn-in — si muestran la misma imagen durante mucho tiempo. Esto no importa en los móviles porque siempre están apagándose, encendiéndose o cambiando de app, pero en un sistema operativo como macOS hay muchos elementos estáticos, como la barra de menú, que podría quemar la pantalla en poco tiempo.

Esta es la razón por la que Apple quiere adoptar esta tecnología en vez de OLED. Con Mini-LED mejorarán notablemente las prestaciones de sus pantallas en relación con los paneles LCD actuales.

¿Qué es el Mini-LED?

Los LED usados en las pantallas LCD tradicionales tienen un tamaño de 1,000 micrones mientras que los Mini-LEDs miden aproximadamente 200 micrones. Esto permitirá mayores resoluciones que las pantallas actuales. La tecnología Mini-LED también ofrece mejor color y contraste que las pantallas LCD actuales.

Su calidad, sin embargo, no es tan buena como los OLED. Los Mini-LEDs son blancos y utilizan filtros rojos, verdes y azules para crear colores. Los píxeles OLED son de color rojo, verde y azul de forma independiente y emiten luz por sí mismos, obteniendo un ratio de contraste infinito porque pueden apagarse y volverse completamente negros. 

Sólo los paneles Quantum Dot — que usan componentes inorgánicos — son comparables a los OLED pero no hay que confundir Quantum Dot con el QLED de Samsung [Nota: El QLED de Samsung es una patraña de marketing, una mentira que en realidad usa la misma tecnología de retroiluminación que los LCD actuales. Por eso al comparar una pantalla OLED con un Samsung QLED la diferencia de calidad es enorme ya que esta última sufre de negros que realmente no son negros mientras que las OLED obtienen negros puros.]

Pero aunque los paneles QD-LED tienen todas las ventajas de los OLED y además no se queman,  no existen fuera de los laboratorios. Apple no puede usarlos para sus máquinas y los Mini-LEDs surgen como un compromiso intermedio. No pueden obtener el negro puro como los OLED ni competir con su calidad de imagen, pero pueden apagarse en pequeños grupos, por lo que el contraste y el rango de color se incrementa. Y, lo más importante, no tienen riesgo de sufrir el efecto burn-in.

Eventualmente Apple y el resto de fabricante implementarán Micro-LED, una tecnología que ofrece negros reales como OLED y no tiene el problema del burn-in. Ya hay pantallas que usan Micro-LED — como la Samsung Modular TV — pero son enormes y tendrán que ser reducidas en tamaño para que puedan usarse en portátiles y tablets. Hasta entonces — o hasta que QD-LED salga de la laboratorio —la opción superior será el Mini-LED.