Skip to main content

Apple quiere arreglar sus infames cables de carga (o eso dicen)

iPhone 11 Pro Max
(Image credit: Future)

Los cables de carga propiedad de Apple son malísimos. Tan malos que la gente los odia porque se rompen con sólo mirarlos. Afortunadamente, parece que la compañía de Cupertino podría estar finalmente dispuesta a solucionar el problema — aunque eso recorte su lucrativo negocio de repuestos.

Según esta nueva patente descubierta por AppleInsider, el fabricante Californiano admite que "es bien sabido que la flexión del cable cerca del punto de terminación puede causar una tensión no deseada en las conexiones de los cables, lo que puede provocar su rotura". Sí, es bien sabido, pero sobre todo los cables de Apple Lightning. Otros fabricantes no tienen estos problemas.

La patente de Apple enumera una serie de posibles soluciones a esta fragilidad. La mayoría de ellas hablan de un "cable con rigidez variable". 

El cable propuesto tendría un núcleo uniforme con un recubrimiento exterior que sería más grueso cerca de las conexiones en cada extremo, como se detalla en este diagrama:

El posible nuevo cable de Apple

(Image credit: uspto.gov)

La patente habla de cables en general y no de infames cables Lightning, por lo que podríamos ver cables de carga Thunderbolt 3, USB-C y MagSafe actualizados con este sistema en un futuro próximo.

Por supuesto, la publicación de una patente no es una confirmación de que Apple vaya a empezar a producir cables de mayor calidad. Lo único que podemos afirmar es que han pensado en lo que piensa todo el mundo: los cables de Apple son malísimos.

Esperemos que de verdad la compañía haga honor a su supuesto compromiso con el medioambiente y el consumidor. Si hacen cables que duren, perderán dinero en vender repuestos, pero el planeta y todos ahorraremos recursos — y nuestro dinero.