Skip to main content

Apple gana en parte contra Epic Games pero los consumidores seguimos perdiendo

Apple App Store
(Image credit: Apple)

La jueza Yvonne González-Rogers acaba de dictar una orden judicial permanente  contra Apple: la empresa ya no podrá obligar a los desarrolladores a utilizar el sistema de pago de la App Store para compras dentro de las aplicaciones. 

Con esta orden en la mano, los desarrolladores podrán usar sus propios sistemas de pago dentro de sus aplicaciones y no tener que pagar el impuesto revolucionario y arbitrario de Apple de cargaba el 30% para todas las compras dentro de las aplicaciones sin hacer absolutamente nada a cambio.

La decisión es un revés enorme contra el gigante en Cupertino. Sus ingresos en la App Store son una importante fuente de beneficios para la compañía, generando algo más de medio billón de dólares de beneficio en un año, según un estudio de junio de 2020. 

See more

A partir de ahora, y hasta que no recurran la orden, Apple no podrá impedir que los desarrolladores dirijan a los usuarios a opciones de pago de terceros. 

La orden judicial no obliga a Apple a permitir esos pagos dentro de las aplicaciones. Tampoco obliga a que las aplicaciones como Fortnite de Epic estén disponibles en iOS. 

Por último, permite a Apple mantener la App Store como única puerta de entrada de software en sus dispositivos y no la obliga dejar que otros abran otras tiendas como pasó con Android. Por ahora.

Puedes leer la sentencia completa de 185 páginas aquí

Apple lleva más de una década diezmando los ingresos de los desarrolladores. Si los consumidores compran una aplicación o pagaban dinero dentro de ella, Apple se llevaba una parte del 30%. Ese porcentaje se redujo al 15% en algunos casos, como en el caso de las suscripciones de más de un año realizadas en una app o para los desarrolladores que obtengan menos de un millón de dólares en ingresos. Esto se anunció en noviembre de 2020, meses después de que Epic iniciara su batalla legal con Apple, en la típica jugada de poner la venda antes de la herida.

Apple consideraba ese 30% una compensación razonable por los "servicios prestados" pero al final los desarrolladores se han dado cuenta de que es una presión absurda. Apple ha obtenido enormes ingresos de los productos de otros desarrolladores que no dependían de su tienda, especialmente las microtransacciones, fuentes clave de ingresos para los juegos gratuitos modernos.

Epic Games, los creadores de la sensación mundial de Fortnite, decidieron atacar esta estructura de reparto de ingresos y otros se unieron a la ofensiva. Apple retiró  Fortnite de la App Store como represalia.

Qué significa para el consumidor

Por ahora no esperes ningún cambio inmediato. La orden judicial no entra en vigor hasta el 9 de diciembre y en teoría podría retrasarse aún más por el previsible recurso de los de Cupertino.

Apple no estará obligada a dejar que Fortnite vuelva a la App Store. La juez González-Rogers afirma explícitamente que Epic incumplió el contrato al añadir los pagos en la propia app. Es decir, la expulsión de Fortnite fue válida y legal. 

Según la jueza, Epic le debe a Apple los ingresos que obtuvo con su aplicación durante el breve período del año pasado — de agosto a octubre de 2020 — en el que Fortnite no le pagó el impuesto revolucionario: el 30% de 12.167.719 dólares, según la sentencia.

Esto podría frenar cualquier intento de otros desarrolladores de hacer la misma jugada que Epic e instaurar pagos "in-app" a las bravas para intentar mostrar que Apple es monopolista. De hecho, la juez llegó a decir que "el tribunal no puede concluir en última instancia que Apple es un monopolista según las leyes antimonopolio federales o estatales".

¿Qué significa para Fortnite en iOS?

Epic tendrá que satisfacer las condiciones de Apple para que se le permita volver a la plataforma, pero estas podrían cambiar por la sentencia en 90 días o más adelante.

El CEO de Epic Games, Tim Sweeney, ha declarado después de la sentencia que Fortnite sólo volverá a iOS y a la App Store cuando pueda utilizar su pasarela de  pagos in-app en lugar de la de Apple, "pasando el ahorro al consumidor". Epic siempre ha dicho que las transacciones de Fortnite con Epic son más baratas que las de Apple porque no tienen el 30% añadido del impuesto de los de Cupertino.

See more

¿Qué significa para la App Store?

La sentencia de la juez en el caso Epic contra Apple no permite los pagos directos en las apps con plataformas de terceros y permite que la App Store continúe siendo la única tienda y puerta de entrada de software en iOS e iPadOS. Apple se lo ha tomado todo como una victoria, según un comunicado oficial: 

"Hoy el Tribunal ha confirmado lo que ya sabíamos: la App Store no viola la ley antimonopolio. Como ha reconocido el Tribunal 'el éxito no es ilegal'. Apple se enfrenta a una rigurosa competencia en todos los segmentos en los que hacemos negocios, y creemos que los clientes y los desarrolladores nos eligen porque nuestros productos y servicios son los mejores del mundo", dice Apple en el comunicado. "Seguimos comprometidos con garantizar que la App Store sea un mercado seguro y de confianza que respalde una próspera comunidad de desarrolladores y más de 2,1 millones de puestos de trabajo en Estados Unidos, en el que las normas se apliquen por igual a todos". Aunque sabemos que no lo son porque compañías como Amazon reciben un tratamiento especial.

Los consumidores no deberían esperar que la App Store cambie pero probablemente verán que las aplicaciones tendrán alternativas de pago a través de navegadores para eludir el recorte de hasta el 30% del impuesto revolucionario de Apple. Todo esto suponiendo que la sentencia se mantiene, claro. Probablemente, tanto Apple como Epic la recurrirán.

De hecho, Sweeney ya ha dicho que la sentencia "no es una victoria para los desarrolladores ni para los consumidores". Tiene razón. No se entiende que no haya libertad de tiendas para iOS como la hay para Android. No hay ninguna razón tecnológica para impedirlo. Y no se entiende que Apple se lleve crudo el dinero de las micro-transacciones sin hacer absolutamente nada por ello.

Esperemos que el tribunal de apelaciones le quite la razón a la jueza. Y que el gobierno de los EEUU y la UE tomen cartas en el asunto, como ya lo hicieron con la Google Play Store.