Skip to main content

Apple confirma accidentalmente la existencia de un misterioso MacBook Pro

MacBook
(Image credit: Future)

Saltó la sorpresa en Cupertino: la última actualización de Boot Camp hace una referencia específica a un MacBook Pro que ahora mismo no existe.

Un MacBook Pro 16 inexistente

La sección de cambios de Boot Camp 6.1.13 — el sistema que permite usar Macs y MacBooks de Apple con Windows 10 — menciona un misterioso laptop que no existe: un MacBook Pro de 16 pulgadas de 2020.

Hay gente que piensa que esto es un error, pero esto es lo que dice la nota:

Bootcamp Update

(Image credit: MacRumors)

Apple menciona el MacBook Pro de 13 pulgadas de 2020, el MacBook Pro de 16 pulgadas de 2019 — el modelo actual — y un MacBook Pro 16" 2020. Esto parece indicar que Apple lanzará un MacBook Pro 16 antes de que termine este año. La pregunta ahora es si esta máquina tendrá Intel o no.

Llevamos tiempo oyendo que Apple lanzará un MacBook sin Intel antes de fin de año. Los rumores y filtraciones apuntan a que será un modelo de 12 pulgadas con procesador Apple Silicon. Pero quizás Tim Cook tenga otros planes y veamos un MacBook con arquitectura ARM.

Qué es el MacBook con Apple Silicon

Apple comenzará a reemplazar los procesadores de Intel en sus Macs con sus CPUs ARM de diseño propio a partir del último cuatrimestre del año. El cambio será agresivo,, según lo anunciado por la propia Apple, empezando por la gama baja para luego adoptar la nueva arquitectura en todas sus máquinas.

Los de Cupertino llevan preparados para esta migración desde el 24 de marzo de 2001. Ésa fue la fecha en que lanzaron el Mac OS X 1.0.

El primer Mac OS X fue una versión de NextStep de NeXT — la compañía que Apple compró a finales de los noventa a Steve Jobs para que reemplazaran el obsoleto sistema Mac OS. El nuevo sistema operativo — sobre el que Tim Berners-Lee desarrolló la primera versión de la world wide web —  era básicamente un Unix retocado. Este nuevo sabor de Unix tenía un microkernel desarrollado por un genio llamado Avadis ”Avie” Tevanian, la cara lavada con un nuevo interfaz llamado Aqua y una caja de compatibilidad para aplicaciones Mac antiguas.

Cuando Apple compró NeXT, el equipo liderado por Avie Tevanian tuvo que volver a recompilar el kernel para PowerPC, que eran los chips de IBM, Motorola y Apple basados en la arquitectura POWER de IBM. De nuevo, los desarrolladores que venían de NextStep sólo tuvieron que recompilar y reajustar sus aplicaciones al nuevo interfaz. Luego vino la migración de PowerPC a Intel. Esta se anunció en la conferencia de desarrolladores de Junio de 2005 junto con un PC “de transición” sólo para desarrolladores y fue extremadamente rápida.

En Enero de 2006, Apple sacó el MacBook Pro de 15 pulgadas el iMac Core Duo, ambos con CPUs Intel Core Duo. En Febrero, salió el Mac Mini con un Intel Core, seguido del MacBook Pro de 17 pulgadas en abril de 2006, y el MacBook 13 en Mayo. Y en Agosto de 2006, la transición estaba completa y todos los productos de Apple tenían procesadores Intel, incluyendo el nuevo Mac Pro y el Xserve. Poco más de un año más tarde, Apple saca el último Mac OS X — versión 10.5 — que correría en procesadores PowerPC. 

La transición fue todo un éxito para desarrolladores y usuarios, y representó un boom de ventas de las máquinas Mac. Ahora Apple quiere hacer lo mismo con sus propios procesadores, que serán parte de la misma arquitectura que utiliza el iPhone y el iPad. 

Esas CPU serán, en teoría, mucho más potentes que las de Intel o AMD — pero consumirán mucho menos. Apple ya dijo que veríamos un Mac con Apple Silicon pronto — este mismo año. Y lo más seguro es que sea un MacBook completamente rediseñado.

Difícil que sea el MacBook con ARM

A pesar de que Apple está lista para el cambio, es difícil imaginar que esta versión de Boot Camp indique la presencia de un sistema con ARM.

Para empezar, sabemos que Boot Camp está diseñado para máquinas Intel. Boot Camp sólo hace de sistema de arranque y provee de drivers para que Windows 10 pueda aprovecharse de todo el hardware de las máquinas de Apple. Para Windows 10, correr en un Mac es como correr en cualquier otro sistema Intel.

Y sí, hay un Windows 10 para ARM, pero este sistema operativo tiene un kernel diseñado específicamente para procesadores ARM específicos, no Apple Silicon. La idea de que Apple haya hecho una versión especial de Boot Camp que cambie el kernel de Windows 10 es totalmente imposible.

Lo más probable es que Apple lance un MacBook Pro 16 antes del fin de 2020, pero que ésta sea una revisión del actual con nuevos procesadores Intel y prestaciones. Ya lo dijo Tim Cook cuando presentó la migración a Apple Silicon: durante varios meses convivirán máquinas con procesadores propios y de Intel. De hecho, Cook ya apuntó que tenían Macs con Intel en desarrollo.

Tampoco tiene lógica que Apple lance ahora su laptop más potente, cuando sabemos que les llevará algo más de tiempo diseñar y fabricar una CPU capaz de competir directamente no sólo con Intel y AMD, sino con Nvidia en el apartado gráfico. Lo más razonable es que el primer Mac sin Intel sea un MacBook más rápido que otros en su segmento que use una variante del A13 Bionic, pero no tan potente como los laptops de gama actual PC y Mac.

Para eso habrá que esperar a 2021.