Skip to main content

AMD acaba con el dominio de Nvidia — y eso es bueno para todos

AMD Radeon RX 6900 XT
(Image credit: AMD)

La Nvidia GeForce RTX 3080 ha establecido un nuevo estándar en los juegos PC: resolución 4K a 60 o 120 fotogramas por segundo. Y, hasta la semana pasada, lo habitual hubiera sido que fueran los emperadores del gaming. Pero AMD se ha decidido a lanzarse al ataque y eso son malas noticias para Nvidia y buenas noticias para todos nosotros.

La Radeon RX 6800 XT y la Radeon RX 6900 XT serán los pesos pesados de la nueva línea de tarjetas gráficas de AMD. Una línea que, por primera vez en años, rivaliza e incluso podría superar a Nvidia [por lo menos sobre el papel].

Ha pasado mucho tiempo desde que los dos fabricantes de GPU rivalizaban de esta manera, un factor que ha permitido que Nvidia aumentara drásticamente los precios con sus tarjetas gráficas de la serie RTX 2000 basadas en la arquitectura Turing — encabezadas por la ridículamente cara Nvidia GeForce RTX 2080 Ti.

Y, aunque los precios de Nvidia no han bajado todavía — incluso han subido si comparas la RTX 3090 con la RTX 2080 Ti — la nueva guerra debería parar su escalada de precios y, eventualmente, les obligará a bajarlos no sólo en la gama alta sino también en sus tarjetas más modestas, como la Nvidia RTX 3070.

rtx 3080

(Image credit: Nvidia)

El nuevo estándar de gaming es el 4K

Por lo que sabemos, la AMD Radeon RX 6900 XT va por la Nvidia RTX 3090, la Radeon RX 6800 XT va por la RTX 3080 y la Radeon RX 6800 va por la RTX 2080 Ti y la RTX 3070, casi igual de rápidas en nuestras pruebas.

Sin embargo, en lo que a precios se refiere, AMD quiere cargarse a Nvidia totalmente, empezando por la AMD Radeon RX 6900 XT. Esta tarjeta cuesta $999 mientras que la Nvidia RTX 3090 cuesta la friolera de $1499. Son 500 dólares de diferencia en dos tarjetas que, en teoría, son parecidas.

La AMD Radeon RX 6800 XT costará $649 mientras que la Nvidia GeForce RTX 3080 cuesta $699. La diferencia aquí no es tan acusada como antes, pero 50 dólares menos no son nada desdeñables.

Y la AMD Radeon 6800 podría costar $499 — todavía no tenemos el precio — igual que su rival, la RTX 3070. 

Estas dos últimas tarjetas ofrecen resolución 4K a 60 fotogramas por segundo. Y ambas tiene raytracing, para crear reflejos y sombras como en la vida real.

Esto significa que con AMD Big Navi y Nvidia Ampere vamos a poder empezar a ver un montón de gaming PCs de gama media que son capaces de correr los mejores y más recientes juegos de PC en 4K — algo bueno para todos. 

Nvidia GeForce RTX 3070

(Image credit: Future)

¿Y qué pasa con el resto de la gente?

Lógicamente, no todo el mundo se puede gastar $449 en una tarjeta gráfica. Para eso se compra una Xbox Series X o PS5 — ambas con procesadores gráficos similares a los de la serie Radeon 6000, basados en la arquitectura RDNA2.

Pero para ellos habrá otras opciones interesantes en el horizonte. Lo más seguro es que AMD lance una tarjeta RDNA2 barata en un par de meses, igual que, después del lanzamiento de la Radeon RX 5700 XT en julio de 2019, lanzó la Radeon RX 5600 XT. 

Estas tarjetas ofrecerán la misma fidelidad gráfica a una resolución de 1440p en vez de 4K. Imagínate una AMD Radeon RX 6600 XT que puede reproducir Red Dead Redemption 2 al máximo de detalle con una resolución de 1440p sin problemas.

También nos gustaría ver una tarjeta Nvidia barata con tecnología RTX para ese tipo de resoluciones o 1080p — algo que incorpore prestaciones como el DLSS (el Deep Learning Super Sampling que permite generar gráficos a baja resolución para después aumentar esa resolución con inteligencia artificial.

De hecho, el DLSS es una tecnología especialmente indicada para tarjetas gráficas de gama baja. En vez de invertir en complicados procesadores que puedan mover una cantidad absurdamente alta de píxeles, Nvidia puede recortar las prestaciones drásticamente y luego usar DLSS para aumentar la resolución a 1080p o 1440p. En todas las pruebas se ha demostrado que el impacto en la fidelidad gráfica es casi imperceptible. De hecho, el DLSS da a los gráficos una pátina cinematográfica que es más agradable que los mismos gráficos sintetizados a resolución nativa (como puedes ver en el vídeo sobre estas líneas).

La guerra acaba de empezar

Esta nueva guerra por la supremacía gráfica nos traerá nuevos precios y tarjetas en un mercado que, hasta ahora, estaba dividido entre una clase superior y otra inferior.

El resultado es que, al final, la batalla por la gama alta de AMD y Nvidia tendrá repercusiones claras en la gama baja: todo el mundo podrá disfrutar de una calidad gráfica muy similar a distintas resoluciones. Y eso son buenas noticias para todos, tanto consumidores como desarrolladores.