Skip to main content

8 ideas útiles para reutilizar tu antiguo celular Android o iPhone

(Image credit: ready made / Pexels)

¿Cuál fue el destino final de tu antiguo celular? ¿Está en el fondo de un cajón cogiendo polvo y pelusas entre baterías descargada y el manual de instrucciones de una plancha de waffles ya olvidada? ¿Quizás lo donaste a un amigo y te olvidaste de él para siempre? ¿Puedes recordar siquiera dónde puñetas está? Eres un monstruo.

Pero aparte de las acusaciones, deberías hacer memoria porque hay vida después de la muerte para los celulares obsoletos. Incluso pueden hacer que te ahorres algo de dinero. Desde cámaras para el salpicadero del coche hasta monitores para bebés, tu antiguo celular iPhone o Android puede ser destinado a más años de servicio hasta que finalmente se rompa o el universo alcance su estado de muerte por entropía — lo que venga primero.

Lo cierto es que cada vez más nos preocupamos de no malgastar materiales y el impacto de la basura en el medioambiente, así que reciclar un celular, no comprar otro cacharro y extender su vida útil también ayuda un poco al futuro del planeta. 

Esta lista de ocho cosas que hacer con tu Android o iPhone obsoletos te ayudará a cumplir con tu deber con la especie humana — y encima darte un beneficio que no esperabas.

1. Cámara para el salpicadero del coche

AutoBoy Dash Cam

(Image credit: HappyConz)

La popularidad de las cámaras para coches se ha disparado en los últimos años y por buenas razones. Por ejemplo, seas ciclista o conductor de coche, furgoneta o camión, te ofrecen la posibilidad de obtener evidencia en el caso de un accidente y reclamar a una aseguradora. Y si vives en Rusia, seguro que capturarás algún meteorito o un accidente en el que un camión cisterna explote por el ataque de un alien.

Si tienes un celular antiguo con una cámara que funcione, no tienes nada más que hacer que instalar AutoBoy Dash Cam en Android. Es una buena elección que automáticamente borrar vídeos antiguos que no necesites y usa el sensor de movimiento para detectar si ha habido algún accidente y asegurarse de que ese vídeo nunca se pierda aunque no lo selecciones para grabarlo permanentemente. También puedes usarlo para subir tus vídeos a YouTube. También opera oculto, lo que te permite poder usar Google Maps o Waze mientras grabas todo lo que pasa en la carretera.

En el iPhone tienes Smart Dash Cam, que es muy similar excepto que no permite grabar mientras no esté en pantalla, algo que no te dejará usar otras apps mientras quieras grabar vídeo. Ésta es una limitación de iOS y las medidas de privacidad de Apple.

Para convertir tu celular en una dash cam también necesitarás una manera de que se mantenga estable en el salpicadero o en el parabrisas, así como tenerlo permanentemente conectado a una fuente de electricidad USB. Afortunadamente hay muchos adaptadores que permiten hacer esto en Amazon.

2. Cámara de vigilancia de bebés y niños

Cloud Baby Monitor

(Image credit: VIGI Limited)

En vez de gastarte un dineral en una cámara para monitorizar bebés o niños — que además suelen estar plagadas de agujeros de seguridad — puedes convertir tu antiguo celular con cámara y micrófono funcional en un dispositivo así gracias a la aplicación Cloud Baby Monitor, disponible para iOS y  Android

Es una app fácil de utilizar que transmite el vídeo a cualquier otro dispositivo que le asignes — como tu propio celular o tableta.

Está lleno de funciones fundamentales que la mayoría de monitores no ofrecen, como encriptación que garantiza la seguridad del vídeo transmitido, monitorización del sueño de tu hijo, alertas de sonido y movimiento, comunicación bidireccional, luz ajustable para la visibilidad, canciones de nana y más. Desafortunadamente, no le dará de comer ni cambiará el pañal.

3. Cámara de seguridad

Alfred Home Security Camera

(Image credit: Alfred Systems Inc.)

Como con los niños, también puedes convertir tu celular en una cámara de seguridad para tu casa — incluso lo puedes ocultar en un libro modificado o en un peluche para que nadie lo pueda ver.

Para hacer esto hay un app ideal: Alfred Home Security Camera, disponible para iOS y Android. Utiliza la cámara y el micrófono de tu celular Android o iPhone para detectar y grabar cualquier movimiento que pudiera indicar la presencia de un intruso. 

Este app tiene características similares al monitor para niños — menos las nanas. Esto te permite, por ejemplo, hablar por el altavoz del celular para advertir a los intrusos de que han sido detectados y que así huyan de tu casa. También puede funcionar como sistema de alarma, lanzando una alerta a otros dispositivos si detecta intrusos.

También puedes permitir que dispositivos de amigos y familia tengan acceso a la cámara por si necesitas ayuda en cualquier momento, aunque tendrás que tenerlo siempre presente por si se te ocurre pasear por tu casa en pelotas.

4. Cámara de acción para deportes de todo tipo

YOSH IPX8 Waterproof Phone Case

(Image credit: YOSH)

La alternativa de comprarte una GoPro o una cámara de acción similar para grabar tus sesiones deportivas, desde snowboarding a buceo, es comprarte una carcasa especializada que haga de tu antiguo celular una cámara a prueba de bomba.

Por unos 10 dólares puedes comprar la YOSH IPX8 en Amazon, una carcasa segura que protegerá cualquier celular con un tamaño máximo de 6,8 pulgadas contra agua, nieve, polvo o lo que le eches.

Es totalmente hermética y no te permitirá utilizar la pantalla táctil, pero todos los celulares permiten tomar una foto y activar el vídeo usando los botones de volumen y esta carcasa te permite pulsarlos.

5. Tu asistente de escritorio

Google Assistant

(Image credit: Google)

¿Para qué gastarte el dinero en un asistente digital con pantalla como el Amazon Echo Show 5 cuando tu antiguo celular puede seguramente usar Google Assistant, Amazon Alexa o Apple Siri?  

Pues eso: basta con que pongas tu celular en un soporte conectado a un cable USB para tenerlo siempre conectado y ya está: puedes activar el asistente por voz, igual que cualquier otro objeto dedicado, y tener acceso a todo lo que te ofrece un asistente personal. Desde escuchar música o el pronóstico meteorológico del día hasta seguir recetas, consultar tu calendario, controlar luces, aire acondicionado, calefacción o cualquier otra cosa que puedas activar con la voz usando un asistente personal.

Te recomendamos que uses un dock con un altavoz incluido o que conectes un altavoz vía Bluetooth o — si tu antiguo celular lo tiene — directamente por el minijack de 3.5 milímetros.

6. Buscar aliens

Space

(Image credit: Philippe Donn / Pexels)

Esta función suena a ciencia ficción —y sólo funciona en Android — pero puedes usar el procesador de tu celular para procesar señales de radiotelescopios en busca de señales extraterrestres BOINC.

De hecho, BOINC te permite asignar el tiempo de procesador a uno o varios proyectos de investigación. No es sólo para buscar a E.T. sino también encontrar nuevos planetas, el desarrollo de medicamentos o la investigación del clima — por mencionar tres ejemplos más. 

Obviamente esto no te ofrece ningún beneficio directo, pero podrás poner tu granito de arena para intentar garantizar la supervivencia de la especie humana.

7. Lanzar macros en Windows 10

Deckboard

(Image credit: Riva Farabi)

Tampoco está disponible para iOS, pero Deckboard en Android es una app extremadamente potente para crear macros con los que controlar remotamente to Windows PC. Las posibilidades son infinitas porque te permite crear un botón que puede hacer prácticamente cualquier cosa, desde lanzar una aplicación en tu PC a realizar múltiples instrucciones en cadena, controlando varios programas.

Si pones tu Android con Deckboard al lado de tu teclado, es como tener una mini-pantalla que agilizará tu vida, sobre todo si eres un adicto a la multitarea. Es una pena que iOS no permita este tipo de aplicaciones.

8. Recíclalo

(Image credit: ready made / Pexels)

Si no te convence ninguna de estas opciones, es hora de retirar tu antiguo celular de la circulación. Si tiene uno o dos años, podrás venderlo por algo de dinero. Si es un iPhone, probablemente mucho más que si es un Android, pero algo conseguirás. De hecho, un iPhone se puede vender por el doble de dinero que un Samsung — y el resto de marcas no suelen tener mucho valor, la verdad.

Un buen recurso es usar la página Compare My Mobile para ver lo que te pueden ofrecer por tu modelo en diferentes páginas de reventa.

Si no es mucho, quizás puedas usar ofertas de las diferentes compañías telefónicas o marcas que te permiten usar un celular antiguo para descontar dinero en la compra de uno nuevo. Generalmente, estas ofertas ofrecen mayor valor, aunque marginalmente si no es un iPhone o Samsung.

Si no merece la pena, hay dos buenas opciones: una es donarlo a una organización (a un amigo que lo necesite) para que encuentre una nueva vida en las manos de una persona sin recursos. La otra es reciclarlo. Hay varias compañías que se dedican a procesar antiguos celulares, sacando lo que hay de valor para usarlo en reparaciones o directamente procesarlo como material en bruto. Pero sobre todo, para que no acaban contaminando durante 4000 años porque ha acabado en la basura.