Skip to main content

Cómo un televisor de 43 pulgadas barato conectado al laptop ha aumentado mi productividad

Logik TV set
(Image credit: Future)

Hace un tiempo Bill Gates explicó que él utilizaba tres monitores para realizar tres tareas distintas. En uno, su bandeja de entrada de correo electrónico. Otro para navegar por Internet. Y el tercero para escribir/leer documentos. No es de extrañar que añadir monitores a la configuración del PC para aumentar la productividad fuera una de las tendencias más populares durante esta pandemia. 

Añadir un segundo monitor a un portátil es fácil. Hay monitores portátiles que ni siquiera necesitan una fuente de alimentación y los puedes utilizar en cualquier lugar con sólo conectarlos al puerto USB. Estos es ideal para trabajadores remotos, tanto los que trabajan en casa como los que se han tenido que apuntar al trabajo híbrido.

Añadir más monitores, sin embargo, requiere algo más de logística. Primero, una estación de acoplamiento para tu laptop. Luego brazos para monitores. Y más espacio en el escritorio además de tener que lidiar con las divisiones entre monitors. Yo pasé por todo esto — después de usar un monitor 4K de 28 pulgadas durante cuatro años — y ahora he dado el gran salto a algo más grande: un televisor 4K de 43 pulgadas barato.

El televisor como alternativa al monitor

TechRadar ha hablado sobre las ventajas de los televisores utilizados como monitores, especialmente para los gamers. Al final, la decisión se reduce en la función de ese televisor. Y la respuesta es que, si no vas a editar vídeos ni a retocar fotos, cualquier televisor reciente debería servir (para juegos, necesitarás un televisor más caro capaz de soportar 120Hz, por ejemplo).

Yo me decanté por el Logik L43AUE21 4K, un televisor fabricado (probablemente) por Vestel, un popular fabricante de equipos originales en Europa. Lo compré en eBay por unos 270 dólares. Es un aparato reacondicionado (devuelto y renovado) que viene con garantía. Quizás no conseguirás la misma marca donde vives, pero no importa. Es probable que tu supermercado o minorista de la calle más cercana tenga algo similar. Por ejemplo, en EEUU, Walmart vende un modelo de marca propia (onn) que funciona con Roku por un poco menos.

Está muy lejos algo como el Samsung The Frame pero la estética está para mí por debajo de la relación calidad-precio. 

Una cosa que tienes que recordar es que necesitas estar al menos a un brazo de distancia del televisor para sacarle el máximo partido. Una distancia de 50 centímetros deberían ser más que suficientes. Si tu escritorio no es lo suficientemente profundo, considera la posibilidad de montarlo en la pared. Y siempre puedes comprar una mesa de oficina estándar, un escritorio de pie o una silla de oficina cómoda para acompañarlo.

Mejor más grande

Ir a una pantalla más grande era una apuesta más arriesgada. Inicialmente había pensado en un 8K, pero el televisor más pequeño tiene un tamaño diagonal de 55 pulgadas. Además de ser cinco veces más caro que el Logik, también requiere de un dispositivo completamente diferente que soporte el 8K de forma nativa. Aquello, desde un punto de vista puramente contable, no tenía sentido. Era demasiado arriesgado hacer una inversión de cuatro cifras y no encontraba el posible retorno de la inversión por ninguna parte.

En mi humilde opinión, 43 pulgadas es el tamaño máximo perfecto para un televisor que quieres usar todos los días como monitor. Es el equivalente a usar cuatro monitores Full HD de 21,5 pulgadas en una matriz de 2x2, todos sin los biseles que distraen y los brazos del monitor.

Este Logik, a pesar de su precio barato, fue en general una compra mucho mejor gracias a la fantástica relación calidad-precio. La pantalla es ligera (aproximadamente 7,5 kg), está bastante bien construida, tiene cuatro puertos HDMI, tres puertos USB, un conector de audio y dos altavoces de 8W que ofrecen un mejor sonido que cualquier portátil comercial medio.

Si añades el soporte Wi-Fi, el puerto Ethernet, la capacidad Bluetooth 5.0 y Android TV con capacidad Chromecast, el control remoto y unos pequeños pies de plástico, casi te puedes olvidar de los 50Hz de refresco (nada malo si no vas a jugar a títulos rápidos), un brillo máximo de 300 nits y la escasa relación de contraste de 5000:1. 

También puedes hacer streaming de contenido y ver televisión terrestre en vivo — viene con Freeview HD y Freeview Play — pero eso no es imprescindible aunque sea agradable tenerlo.

Si Windows 11 no funciona con 4K, ésta puede ser la solución

Windows 11 es el mejor Windows en lo que respecta a la división de la pantalla. El Snap layout, como se llama, permite que un usuario seleccione la distribución de áreas que quiera y asignar aplicaciones a cada una. Hay seis opciones, incluida una de tres paneles que imita lo que Bill Gates podría haber usado hace unos años. Yo prefiero la de cuatro paneles. Ésta equivale a la misma vista que se obtendría de cuatro pantallas físicas en una matriz de 2 x 2.

Sin embargo, el cambio no fue todo un camino de rosas. La primera vez que conecté el televisor a mi máquina, sólo me dio la opción de usar Full HD (1080p) en lugar de 4K. Nada de lo que vi en ajustes o investigué online me dio resultado, así que me metí en los ajustes de Android TV — a los que se puede acceder a través de los ajustes avanzados en el menú normal del televisor — para experimentar.

Si a ti te pasa lo mismo, quizás esto te funcione. Pulsa sobre preferencias del dispositivo, de ahi pulsa en entradas y allí selecciona HDMI EDID. Elige EDID 2.0. El EDID (Extended Display Identification Data) envía información a la fuente de vídeo — — en mi caso, la unidad gráfica integrada de mi laptop — sobre el dispositivo al que está conectado  

Por defecto, el televisor tenía activado el EDID 1.4, un problema que es probable que afecte a numerosas plataformas (consolas de juegos, dispositivos de streaming, PCs de sobremesa, etc.) y a docenas de televisores 4K. Una vez cambiado a EDID 2.0, mi laptop reconoció los 4K y pude trabajar como yo quería.

Una última nota: TechRadar no ha analizado un televisor Logik desde hace más de una década, pero es la demostración de que hay muchas oportunidades en el extremo inferior del mercado para realizar este tipo de operaciones para aumentar tu productividad. Sólo tienes que buscar el televisor adecuado a un precio de risa.

Desire Athow
Managing Editor, TechRadar Pro

Désiré has been musing and writing about technology during a career spanning four decades. He dabbled in website builders and web hosting when DHTML and frames were in vogue and started narrating about the impact of technology on society just before the start of the Y2K hysteria at the turn of the last millennium.